Díaz Ferrán se despide: el Gobierno primero negó la crisis y luego la ha gestionado "mal"

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se despide de la CEOE con reproches a la gestión del Gobierno. Díaz Ferrán aseguró este martes que, si el Gobierno hubiese adoptado con mayor rapidez las propuestas de los empresarios, habría evitado el actual grado de "deterioro" de la economía y la recuperación estaría más próxima. En su discurso ante la asamblea general electoral que decidirá quien le sustituye, si Juan Rosell o Santiago Herrero, Díaz Ferrán recordó que el Gobierno primero negó la crisis y luego la ha gestionado "mal".

Según explicó, las propuestas de la patronal, así como él, han recibido "ácidas críticas y descalificaciones genéricas", a pesar de que después han sido adoptadas por el Gobierno de "forma parcial y tardía".

Sin embargo, destacó que esas críticas las asumió y afrontó desde la independencia y la firmeza de la CEOE, a pesar de que se negoció desde el "respeto" con el Gobierno y los sindicatos.

En cuanto a su gestión, de más de cuatro años al frente de la CEOE, agradeció el apoyo mostrado por todo el personal de la patronal, especialmente al secretario general, José María Lacasa. Además, aprovechó para disculparse de todos los "errores" que ha podido cometer y aseguró que, a pesar de todas las dificultades vividas, los años que ha dirigido la CEOE han sido "apasionantes" y le han permitido conocer y valorar mejor a los empresarios. "Sé que me comprenderéis si os reitero que en estos momentos delicados me siento orgulloso de ser empresario", afirmó.

En su opinión, con la elección hoy de un nuevo presidente, la CEOE comienza una nueva etapa, en la que está adecuada a los tiempos, es independiente, transparente, participativa y tiene un mayor grado de profesionalidad.

Al respecto, subrayó que estas elecciones suponen un comienzo "aún mejor" para la CEOE, de la que dijo que tiene el futuro "garantizado".

No obstante, pidió a los presentes que esta misma tarde "rodeen" al nuevo presidente con el "mismo afecto, apoyo y comprensión" que ha recibido él, y que "velen" siempre por la unidad, la independencia, transparencia y trabajo en equipo.

El hasta ahora dirigente de la CEOE aprovechó para hacer un símil marino y afirmó que el capitán puede tener problemas, pero que el barco navega a velocidad de crucero, porque la nave está construida entre todos. "No me despido de vosotros porque nunca me despido de los amigos", concluyó Díaz Ferrán.

Tras la despedida del presidente saliente de la CEOE, José María Lacasa anunció la constitución de la mesa electoral y se inició la votación del nuevo dirigente en las ocho urnas que hay instaladas en el recinto ferial de Ifema.

La votación está previsto que concluya pasado el mediodía y que el nuevo presidente de la CEOE se dirija después a los presentes.