Detenido un hombre armado y vestido de cura tras entrar en casa de Bárcenas

La Policía ha detenido a un hombre de 64 años vestido de cura con una pistola tras entrar en el domicilio del extesorero del PP Luis Bárcenas y maniatar a su esposa, su hijo y la empleada del hogar exigiéndoles los "pendrive" de la contabilidad del partido, han informado fuentes de la investigación.

El suceso se ha producido en torno a las 17:20 horas cuando un hombre ha accedido a la casa de Bárcenas, en la calle de Príncipe de Vergara, de Madrid, en cuyo interior se encontraban su mujer, su hijo y una empleada del hogar.

La familia del extesorero del PP Luis Bárcenas abrió la puerta de su casa a un hombre, ya detenido, que iba vestido de cura y que dijo que era de Instituciones Penitenciarias y quería hablar de la situación del preso, aunque después les encañonó con una arma y les maniató.

El falso sacerdote ha llamado a la vivienda de Bárcenas, situada en la madrileña calle de Príncipe de Vergara, y tras presentarse como funcionario de Prisiones que venía a charlar con la familia sobre la situación del recluso, ha logrado que ésta le abra la puerta, según han explicado a Efe fuentes de la investigación.

Ya en la casa, pide a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, a su hijo y a la empleada del hogar que se sienten en el sofá del salón porque tiene que elaborar un informe.

Es entonces cuando ha sacado un arma real, pero muy antigua y con munición de fogueo, con la que ha apuntado a las tres personas para exigirles que les entreguara los "pendrive" de la supuesta contabilidad B del PP con la intención de demostrar que "el Gobierno miente".

El ahora detenido logró maniatar a los tres, aunque el hijo finalmente consiguió desatarse gracias a la ayuda de otra persona, que al parecer realiza funciones de seguridad en la finca, según han precisado otras fuentes. Han sido los dos hombres quienes redujeron al agresor.

En esos momentos de confusión, la empleada del hogar ha cogido la pistola, ha salido corriendo a la calle y ha entrado en un bar situado junto al edificio donde ha entregado el arma a un camarero, quien la ha guardado hasta que han llegado los agentes de Policía Municipal, que son los que han detenido finalmente al hombre.

Fuentes de la investigación apuntan que el detenido, Enrique O.G, de 64 años, tiene algún tipo de trastorno psicológico y cuenta con antiguos antecedentes en los años sesenta y setenta por tráfico de drogas y robo con fuerza.

El arrestado se encuentra en estos momentos en la Brigada Provincial de Moratalaz.

Por su parte, los facultativos del Samur han atendido a la mujer de Bárcenas, su hijo y la empleada del hogar por crisis de ansiedad y heridas en las muñecas, provocadas por las bridas que utilizó el agresor.

Además, el hijo de Bárcenas presentaba algunos golpes, aunque finalmente todos han sido dados de alta en el lugar, mientras que el agresor se ha negado a ser atendido por los servicios sanitarios.

UN VECINO ASEGURA QUE LA ESPOSA DE BARCENAS ESTUVO DOS HORAS MANIATADA

Un vecino de una casa cercana a la de Luis Bárcenas que fue el primero en acudir a la llamada de auxilio ante el asalto que ha sufrido hoy su familia ha asegurado que la mujer del extesorero del PP le contó que estuvieron dos horas maniatados, hasta que su hijo pudo soltarse y reducir al asaltante.

Otro vecino, camarero de un bar situado debajo del domicilio de Bárcenas, ha relatado que la empleada doméstica del extesorero del PP bajó gritando al local pidiendo socorro, y, en ese momento, él se percató de que llevaba una pistola en la mano.

Este camarero afirma que, con una compañera, tranquilizaron a la mujer y que él mismo le quitó la pistola de la mano, que guardó bajo llave hasta que llegó la Policía.

El vecino que subió en primer lugar a casa de Bárcenas ha explicado que estaba cruzando el paso de cebra junto al inmueble, cuando vio que una mujer se asomaba a la ventana gritando "auxilio".

Tras llamar a la Policía, este vecino ha entrado en el edificio y ha subido las escaleras hasta llegar al piso de Bárcenas, donde ha visto que el hijo del extesorero del PP tenía inmovilizado a un hombre vestido de negro y con alzacuellos.

Detrás de él, afirma, ha subido un hombre que, añade, debía ser un conductor o vigilante de seguridad, que ha ayudado al hijo a inmovilizar al asaltante hasta que, minutos después, llegaba la Policía.

El vecino ha hablado con Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas, que, según ha dicho, estaba muy nerviosa y "un poco descolocada" y que le ha contado que han permanecido "dos horas" maniatados y sin poder moverse.

Según su testimonio, el hijo ha podido liberarse de las ataduras y se ha lanzado hacia el asaltante que llevaba un arma y exigía a la familia "un pendrive para derrocar al Gobierno".

Este vecino, como el camarero del bar, han coincidido en que tanto la mujer de Bárcenas como la empleada doméstica tenían marcas de ligaduras en las muñecas y en que el asaltante iba vestido de sacerdote.

El camarero ha añadido que le ha visto pasar al menos en dos ocasiones por delante de su establecimiento y que cree que entró en el portal de Bárcenas hacia las 16:15 horas.