Detenido en Madrid un español por su presunta pertenencia a DAESH

La Policía Nacional ha vuelto a detener a Yusuf Galán, "un histórico yihadista" que fue condenado por los atentados de Nueva York del 11 de septiembre y que estuvo en prisión en España hasta 2011 por integrar la primera célula de Al Qaeda desarticulada en este país, han informado a Europa Press fuentes policiales.

El arresto se ha llevado a cabo en Madrid primera hora. Galán, de 52 años, está acusado de presunta pertenencia a Daesh, grupo terrorista al que se habría adscrito en los últimos años tras su paso por prisión. La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción Número 2 en coordinación con la Fiscalía de la Audiencia Nacional, según ha informado Interior, que no ha dado datos de la identidad del arrestado.

Yusuf Galán, alias de Luis José Galán González, es un español reconvertido al islam que fue detenido en noviembre de 2001 a instancias del juez Baltasar Garzón en la denominada operación Dátil contra la red de Al Qaeda en España. Fue condenado a nueve años y medio por delitos de pertenencia o integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas.

En el juicio contra la red española de Al Qaeda, celebrado en 2005, se dio por sentado que Galán viajó a Indonesia para recibir entrenamiento militar poco después de que Abu Dahdah, considerado el hombre de Al Qaeda en España, hubiera estado allí. La sentencia sostiene que realizó tareas de propaganda y proselitismo al servicio de los combatientes muyahidines.

En 2006, el Tribunal Supremo consideró que no había pruebas suficientes de que Abu Dahdah conspiró desde España para atentar contra los Torres Gemelas en 2001, desbaratando la conexión con el 11S establecida por la Audiencia Nacional del grupo en el que también se integraba Yusuf Galán.

CIBERSOLDADO PROTAGONISTA DE VIDEOS

Tras quedar en libertad en 2011, la Policía mantuvo el seguimiento sobre Yusuf Galán, acreditando durante este tiempo que continuaba el adoctrinamiento intelectual para la captación de terroristas a los que adiestraba en técnicas operativas de combate. Entre otras pruebas, se han hallado vídeos en los que Yusuf Galán aparecía manejando armas blancas con gran destreza, acompañados de mensajes altamente explícitos dirigidos a la comisión de acciones terroristas.

Los investigadores consideran que Galán había adoptado la posición de "cibersoldado", en esta ocasión para Daesh, con el fin de consolidar y potenciar su estrategia a través de la yihad virtual. Lejos de reconducir su conducta tras pasar por la cárcel, ha explicado Interior, el detenido había implementado sus acciones como parte de su compromiso con los postulados ideológicos y terroristas del grupo.

En junio de 2011, el único español juzgado por los atentados del 11-S aseguró que estaba "comprometido con la justicia y la paz". Tras salir de prisión y fijar su residencia en Murcia, concedió una entrevista al medio 'Islam en Murcia' en la que se refería al atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, "un punto de inflexión, un atentado tremendo, indiscriminado". Dicho esto, puntualizó que eso mismo estaba pasando "a diario en otros muchos países y en otros sitios". "Creo que estamos condenados a vivir juntos todos los pueblos del mundo y pacíficamente, y no hay otra salida, es necesario", señaló en esa entrevista.

Yusuf Galán recordaba entonces que, estando en la cárcel, tuvo oportunidad de hacer una "reflexión personal", y reconocía que sabía que estaba haciendo "una actividad que en cierta manera podía ser molesta para el Estado", que lo que defendía era los derechos humanos.

"He visto humanidad por parte de los internos, la he visto por parte de los funcionarios, y me ha devuelto mi confianza en el ser humano y saber que podemos convivir juntos", señaló en esa entrevista, en la que insistió en que "no hay otra salida que vivir bajo el imperio de la ley, de la declaración de los derechos del hombre, que no es ajena al Islam para nada".

MENSAJERIA INSTANTANEA

Según Interior, el arrestado en Madrid hacía acopio de una importante cantidad de material que alojaba de manera simultánea en varios de sus perfiles o a través de hilos de mensajería instantánea para alcanzar al mayor número de personas. Para ello empleaba el lenguaje virtual habitual en estos foros, comentando, linkeando o compartiendo contenidos como parte de la estrategia global del grupo terrorista de emplear la red mundial como medio para transmitir los valores ideológicos terroristas.

Yusuf Galán incidía especialmente, según la investigación, en el acondicionamiento psicológico de los nuevos reclutas, a los que preparaba mentalmente para que finalmente mostraran su disposición a cometer atentados terroristas, amparados en mandatos divinos sobre el martirio. Con esta detención, ascienden a 207 los presuntos yihadistas detenidos en operaciones realizadas en España y el exterior desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA).