Desembarcan en Algeciras los 87 inmigrantes del barco Open Arms

Desembarcan en Algeciras los 87 inmigrantes del barco Open Arms

La totalidad de los 87 inmigrantes y refugiados rescatados en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia que viajaban en el buque 'Open Arms' ha desembarcado antes del mediodía de la embarcación de la ONG Proactiva Open Arms en el muelle de Crinavis, dependencia de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras ubicada en el término municipal de San Roque (Cádiz), y han sido trasladados al cercarno Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE).

Según ha informado una portavoz de Open Arms a Europa Press, los migrantes han ido desembarcando uno a uno y a su bajada del barco han sido recibidos por un Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de la Cruz Roja que les ha ido poniendo mantas en los hombros y les ha trasladado a un hospital de campaña, instalado en el propio muelle, para una primera revisión.

Posteriormente, autobuses de la Guardia Civil han ido trasladando a los migrantes, entre los que se encuentran un total de 12 menores, de los que seis, además, no están acompañados, en pequeños grupos al CATE, que se encuentra a unos 700 metros del muelle de Crinavis.

En torno a las 8,45 horas el barco ha llegado a una zona del puerto algecireño muy cercana al muelle de Crinavis, el previsto para su atraque, por lo que ha sido más de media hora después, ya sobre las 9,25 horas, cuando el 'Open Arms' ha amarrado definitivamente para el desembarque.

Alguno de los inmigrantes que han llegado en esta embarcación portaba una pequeña pancarta en la que reza 'Gracias España' con un corazón.

En el citado muelle aparte del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE), compuesto por unas 30 personas que les ofrecerán las primeras atenciones médicas, se ha situado un dispositivo formado por miembros de Guardia Civil, Policía Nacional y entidades como Acnur o CEAR.

Tras pasar por el triaje de la Cruz Roja y quedar a disposición policial para su identificación en el CATE de Crinavis, los migrantes pasarán a la Fase de Estabilización y Derivación en el nuevo Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Chiclana.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha asegurado que los 87 migrantes recibirán "el protocolo que existe y la legislación vigente".

Así, preguntada sobre las críticas recibidas por el Gobierno por las organizaciones no gubernamentales que entienden que estos migrantes recibirán un trato discriminatorio con respecto a los del 'Acuarius', ha señalado que no será distinto, sino que "simplemente se les aplica estrictamente la legislación, que no ha cambiado".

En esta línea, ha subrayado que en el caso del Acuarius "también se aplicó la legislación, no se vulneró en ningún momento la Ley", ha dicho al ser preguntada por este asunto en Mérida.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que en el PSOE "les ha dado la razón" porque "no es posible la política de papeles para todos" sino que la inmigración debe abordarse "desde la solidaridad con las personas que arriesgan su vida" pero "con una política responsable de defensa de las fronteras".

Casado, en declaraciones a los medios tras asistir en Santa Pola a un homenaje a las víctimas de ETA, se ha referido así preguntado por las declaraciones del vicepresidente de la Diputación de Alicante, el 'popular' Alejandro Morant, que pidió "un plan de deportaciones masivas". No obstante, Casado no ha querido pronunciarse sobre si apoya o no las palabras de Morant.

Del mismo modo, ha mantenido que "se están dando cuenta que el efecto llamada era problemático y que la inmigración se puede abordar, como hizo el PP, con plena solidaridad con las personas que arriesgan su vida para venir a un mundo mejor y que necesita cooperación en sus países de origen, pero al mismo tiempo con una política responsable de defensa de las fronteras y de apoyo a la Guarda Civil y a la Policía Nacional".

OPEN ARMS DICE QUE LOS MIGRANTES PREFERÍAN MORIR EN EL AGUA A IR A LIBIA

La ONG Proactiva Open Arms ha afirmado que los migrantes y refugiados rescatados en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia que viajaban en el buque 'Open Arms' y que este jueves han desembarcado en el puerto de Algeciras (Cádiz) preferían morir en el agua a ser devueltos a Libia. Asimismo, desde la ONG han lamentado que no se siga el protocolo internacional de trasladar a los rescatados en los puertos seguros más cercanos.

En declaraciones a los periodistas, el jefe de misión de Proactiva Open Arms, Riccardo Gatti, ha censurado "que en esta situación no se haya puesto en marcha la normativa internacional de trasladar a los rescatados en el mar a puerto seguro en el menor tiempo posible porque son inmigrantes".

"De hecho un guardacosta italiano conocido mío ha señalado que si fueran rescatados de un embarcación de recreo sí se les trasladaría al puerto seguro más cercano que en el caso de estos migrantes sería Italia o Malta", ha detallado Gatti.

FRANCIA ACOGERÁ A 20 DE LOS 87 MIGRANTES DEL OPEN ARMS QUE HAN DESEMBARCADO EN ALGECIRAS

Francia acogerá a 20 de los 87 inmigrantes y refugiados que este jueves 9 de agosto han llegado al puerto de Algeciras (Cádiz) a bordo del Open Arms, tras ser rescatados hace casi una semana en aguas del Mediterráneo frente a costas de Libia.

Un equipo de la oficina francesa de protección a refugiados viajará a España para identificar a la veintena de personas que serán trasladadas a Francia, según ha confirmado a Reuters una fuente del Elíseo.

La totalidad de los 87 inmigrantes y refugiados ha llegado a Algeciras tras una semana a bordo del Open Armas. Tras desembarcar y recibir atención médica, han sido puestos a disposición policial y trasladados al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Algeciras, donde se les realizarán las primeras identificaciones en un plazo máximo de 72 horas.