Denuncian que conductores "pillados" por radares reciben multas superiores a lo marcado por la ley

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) denunció este jueves que cientos de miles de conductores están siendo sancionados con multas superiores a las previstas en la Ley de Tráfico porque las administraciones no aplican los márgenes de error en las mediciones de velocidad realizadas por radares.

Concretamente, AEA acusó a la Dirección General de Tráfico (DGT), la Generalitat de Cataluña, el Gobierno vasco y numerosos ayuntamientos de imponer sanciones que, en muchos casos, triplican la cuantía legalmente prevista y detraen más puntos de los recogidos en la ley.

Además, AEA afirmó que esta situación se produce desde el pasado mes de mayo, cuando entró en vigor la reforma del procedimiento sancionador de la Ley de Tráfico.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, subrayó que la razón de esta "grave ilegalidad" radica en que las administraciones con competencia en materia de tráfico no aplican los márgenes de error que "la Ley de Metrología obliga a aplicar en las mediciones de velocidad obtenidas por radares".

En este sentido, indicó que una orden del Ministerio de Industria establece un margen de error máximo del 4% para los radares fijos y del 7% en el caso de los móviles, en las mediciones superiores a los 100 kilómetros por hora.

Por ejemplo, el margen de error máximo de un radar móvil que captara un vehículo circulando a 155 km/h con límite de 120 km/h es de 10,8 km/h, de manera que da un exceso neto de 24 km/h.

En este caso, la sanción sería de 100 euros, pero, según AEA, algunas administraciones aplican el tramo sancionador superior de 300 euros y la pérdida de dos puntos del permiso de conducir, contemplada para un exceso de 35 km/h.

BUENOS Y MALOS EJEMPLOS

Automovilistas Europeos Asociados puso como buenos ejemplos en la aplicación de la ley a los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Bilbao, Córdoba y Málaga.

Por el contrario, AEA sostiene que incumplen la norma la DGT, el Gobierno vasco, la Generalitat de Cataluña y los ayuntamientos de A Coruña, Alicante, Murcia, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

AEA recalcó que, desde la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Tráfico, "se han podido imponer cerca de 100.000 multas por exceso de velocidad cuya sanción no está correctamente graduada porque no se han aplicado los márgenes de error legalmente establecido".

LA DGT NIEGA QUE NO APLIQUE LOS MARGENES

Mientras, fuentes de la DGT consultadas por Europa Press aseguran que Tráfico no ha cambiado los criterios, "sigue aplicando los mismos márgenes de error de antes de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad vial" y esos márgenes "no se van a tocar" porque se entiende que el velocímetro de un coche no tiene por qué ser exacto en sus mediciones y los radares tampoco lo son.

Por otro lado, para la DGT, los márgenes de error están para usarlos "en los primeros kilómetros" y evitar que una persona que haya sobrepasado por poco el límite establecido sea sancionado, pero no para "restar kilómetros" a un infractor que ha superado claramente el límite. "Lo que no se puede pretender es que a la velocidad que circula un infractor se le reste una parte y que eso sea el margen de error", explican las mismas fuentes.