Cs rechaza intentar formar gobierno en Cataluña como le reclama el PP

El secretario general del grupo de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, ha recordado hoy al PP que con los resultados de las elecciones catalanas los números "no salen" para que Inés Arrimadas sea investida presidenta de la Generalitat aunque su partido haya ganado los comicios.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Gutiérrez ha rechazado que la situación que afronta Arrimadas sea similar a la de Mariano Rajoy en 2015, cuando declinó ante el Rey presentarse como candidato a la investidura por falta de apoyos suficientes, algo que fue criticado por Ciudadanos, que sí entendía que debía dar ese paso.

A su juicio "hay matices distintos" entre ambas situaciones, porque entonces "no había bloques férreos" como los que ahora presenta el Parlament, dividido entre constitucionalistas e independentistas, ni existe la misma "fractura social" que presenta la sociedad catalana tras dos años de Gobierno de Carles Puigdemont.

En todo caso, Gutiérrez ha reiterado que aunque a Ciudadanos, como partido vencedor en las elecciones catalanas, le "encantaría" liderar el bloque constitucionalista y dar una solución a la crisis catalana, las cuentas no permiten garantizar que Arrimadas lograra la investidura y por ello no va a intentarlo.

Incluso ha señalado que si la alcaldesa de Barcelona y líder de Cataluña en Comú, Ada Colau, y el de Podemos, Pablo Iglesias, aceptaran "sumar" en el bloque constitucionalista, desde

Ciudadanos estarían "encantados" en contar con su respaldo.

"Arrimadas ganó las elecciones, pero somos conscientes de la aritmética parlamentaria y sabemos sumar", ha concluido

EL PP RECLAMA A CS QUE INTENTE FORMAR GOBIERNO

Por su parte, el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, ha emplazado a la candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, a que intente formar gobierno en Cataluña.

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Maillo ha dicho que a su formación le "gustaría" que Arrimadas "hiciera su trabajo" e " intentara formar gobierno" en Cataluña, después de haber sido la fuerza más votada con 36 escaños. A su entender, no hay que "poner en bandeja a los independentistas la posibilidad de formar gobierno".

En este sentido, ha señalado que el presidente del PP catalán, Xavier García-Albiol, ya ha pedido públicamente a Arrimadas que abra esa ronda de contactos, algo que, a su juicio, es "muy razonable". "Hasta ahora parece ser que Ciudadanos no quiere o le da cierto vértigo, como le suele pasar habitualmente, las labores de Gobierno", ha enfatizado.

Después, en otra entrevista en RNE, Maillo también ha calificado de "error" que la candidata de Ciudadanos no sea "capaz" de abrir una ronda de contactos con los demás partidos y sentarse a hablar tras haber ganado las catalanas, dado que, a su juicio, "hay que estar preparado para cualquier escenario", máxime tras las "disensiones" entre ERC y Puigdemont. A su entender, lo que no puede hacer Ciudadanos es "esconderse".

Tras asegurar que Ciudadanos está "muy acostumbrado a ir por donde vaya el viento" como evidencia, a su juicio, su cambio de postura con el 155, ha insistido en que es "bastante curioso" la actitud de Ciudadanos, que muestra que tiene "cierta alergia a gobernar". Por eso, le ha animado a "madurar como partido" y enfrentarse a la realidad" porque el PP ya estaría aprovechando la "oportunidad" que tienen ahora de intentar formar gobierno.

EL PSOE ADMITE QUE PROPONER INDULTOS LE PENALIZO

Mientras, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, considera que la propuesta del líder del PSC, Miquel Iceta, de proponer indultos para los líderes independentistas catalanes fue "un elemento" que generó "cierta desconfianza" entre los votantes antiindependentistas "en la capacidad del PSC para estar claramente alineado en la posición de beligerancia que se estaba exigiendo en ese momento".

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Abalos ha puntualizado que no cree que la propuesta fuera "determinante" para frenar las expectativas electorales del PSC en las elecciones del pasado día 21, y también que esa "desconfianza" en los socialistas ya existía en parte del sector antiindependentista.

Además, se ha mostrado convencido de que la posición que mantuvo el PSC en la campaña electoral era "la más sensata", pero ha reconocido que algo "tan racional y tan loable" como el llamamiento a la reconciliación y la unidad "en momentos de combate no tiene tantos partidarios".

Abalos ha remarcado que le preocupa "mucho más la situación de Cataluña que la de los socialistas en Cataluña", pero también ha admitido que los suyos se plantearon "algunas expectativas elevadas" que, además, se fueron "alimentando" con las encuestas, a lo que se suma el hecho de que en campaña suelen incrementarse las expectativas.