Críticas a Rajoy por anunciar a Juncker "nuevas medidas" para cumplir el déficit

Críticas a Rajoy por anunciar a Juncker "nuevas medidas" para cumplir el déficit

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, envió una carta el pasado 5 de mayo al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que se compromete a "adoptar nuevas medidas" en el segundo trimestre del año en el caso en el que sean necesarias para cumplir con el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3% en 2017.

En la misiva que se ha conocid, se afirma que "conscientes de la necesidad de salir del procedimiento de déficit excesivo cuanto antes, en la segunda mitad del año, una vez haya nuevo gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, si se requieren, para cumplir con ese objetivo".

Está fechada casi dos semanas antes de que Bruselas decidiera aplazar hasta después de las elecciones generales su decisión para iniciar el proceso sancionador contra España.

ESPAÑA APORTA ESTABILIDAD

El presidente del Gobierno en funciones destaca en la carta, que adelantó “El País”, que España ha pasado de "ser un problema para la estabilidad de la Unión Económica y Monetaria a aportar dicha estabilidad al euro, a crecer y a crear empleo", y ello "gracias a una intensa agenda de reformas y al esfuerzo de la sociedad española".

En este sentido, Rajoy remarca que su gobierno "considera primordial seguir avanzando decididamente en la reducción del déficit" y ha recordado que actuó "de forma inmediata". Entre estas acciones subraya a aprobación del acuerdo de no disponibilidad de gasto para 2016, que supone un importa de 2.000 millones de euros.

Bruselas, que no ha querido comentar públicamente el contenido de la carta. "Todo lo que ha precedido a la decisión del Colegio de Comisarios", de la semana pasada, en cuanto a aplazar la decisión sobre una posible multa al Gobierno y dar un año más a España para cumplir sus compromisos, ha quedado "zanjado", señalan fuentes próximas al Ejecutivo comunitario.

Ahora corresponde al consejo de ministros de Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) y del conjunto de la UE (Ecofin) "decidir y anunciar" cuáles son los pasos a seguir, ha explicado en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado por si se pedirán a Madrid más compromisos que lo expuesto en la carta a Juncker.

POLÉMICA Y CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La carta de Rajoy ha causado un gran revuelo entre las fuerzas políticas de la oposición que critican que haga este tipo de compromisos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que Rajoy miente sin pudor cuando aquí en España asegura que no va a hacer recortes y al presidente de la Comisión Europea, a través de una carta, le dice lo contrario. Según Sánchez, los españoles tienen derecho a saber los recortes que quiere hacer el PP si llega al gobierno.

A Sánchez le ha contestado la vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, tildando de "patéticas" e "irresponsables" sus declaraciones. La dirigente del PP ha lamentado la posición que ha mostrado el líder del PSOE sobre la parte relativa al control del déficit, que dijo que es "absolutamente patética e irresponsable". "Así no puede ser uno de fiar", expresó.

Levy ha explicado que "es una carta del Gobierno de España y, por lo tanto, sea quien sea el presidente del Gobierno, debe cumplir con las obligaciones que tiene con la Unión Europea". En esta línea, indicó que "quizás el señor Sánchez debería pedir lecciones a Tsipras sobre la carta a Juncker".

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado que el presidente Rajoy "no plantea recortes" adicionales para cumplir el déficit en su carta al presidente de la CE sino que repasa los pasos a dar en la segunda mitad del año según el plan previsto de reducción del déficit. "Nadie nos está pidiendo recortes" en la segunda mitad del año, cuando habrá un nuevo Gobierno tras las elecciones generales, ha afrimado.

RIVERA: NO METER MÁS LA TIJERA

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, critica que Rajoy se comprometa a hacer recortes cuando los españoles todavía no han pasado por las urnas. Para Rivera ya no se puede meter más tijera en la sanidad y la educación.

"No se puede comprometer a unos recortes cuando los españoles aún tienen que ir a votar y no sabe si va a gobernar, con qué condiciones y con qué mayorías", ha declarado, antes de aconsejar al jefe del Ejecutivo en funciones y candidato del PP a La Moncloa que, en vez de "aventurarse", sea "prudente".

Además, ha afirmado que "sin hacer esos recortes que propone Rajoy", España puede cumplir sus obligaciones con Bruselas si pide una flexibilización en el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit. En este sentido, ha vuelto a defender que los principales partidos lleguen a un acuerdo para que, gobierne quien gobierne, se mantenga esta postura.

"No creemos que se pueda meter más mano en la educación y la sanidad, ni subir la presión fiscal a los españoles”. También la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que lo que el Gobierno ha trasladado a Bruselas es que "España está creciendo y creando empleo, y que eso le va a permitir cumplir con los objetivos de consolidación fiscal".

Santamaría ha dicho que Rajoy "ha hablado de medidas y las medidas que quedan por hacer son para fortalecer el crecimiento y para fortalecer esta creación empleo". "Ha habido que ajustar el déficit en recesión pero ahora la ventaja es que podemos hacerlo con crecimiento", ha añadido.

LOS SINDICATOS QUIEREN EXPLICACIONES

Tanto UGT como Comisiones Obreras han criticado la carta de Rajoy a Juncker y le exigen que dé "explicaciones públicas" sobre esta misiva. UGT recuerda que "después de duros recortes que han incrementado los niveles de pobreza y desigualdad en España, el Gobierno del PP ha sido incapaz de cumplir con el objetivo de déficit público establecido por Bruselas

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, sostiene que ese tipo de cartas no pueden ser secretas y reclama la comparecencia de Rajoy en el Congreso de los Diputados.