Coulibaly vino a Madrid para llevar a su mujer y su familia al aeropuerto

Amédy Coulibaly, el terrorista que la semana pasada mató a cinco personas en París, solo pasó unas horas en Madrid procedente de la capital francesa, con el objetivo de acompañar a su esposa y otros tres familiares hasta el aeropuerto de Barajas para que cogieran un vuelo con destino a Estambul.

Esta es la principal hipótesis que manejan los investigadores en relación a la estancia de Coulibaly en España donde, en principio, no recibió apoyo de ninguna célula yihadista, han señalado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

Las mismas fuentes han indicado que todos los movimientos de Coulibaly en España podrían reducirse a su traslado en coche desde París a Madrid directo al aeropuerto madrileño el día 2, un largo desplazamiento que el terrorista hizo en compañía de su esposa, Hayat Boumeddiene, su hermano, la mujer de éste y un hijo de ambos.

Hasta ahora las pesquisas efectuadas por las fuerzas de seguridad concluyen, por el momento, que Coulibaly y estas cuatro personas llegaron al aeropuerto madrileño, desde donde sus familiares partieron en avión hacia Estambul (Turquía), si bien se sigue trabajando por dilucidar si siguieron otros pasos en nuestros país.

Y aunque no está certificado al cien por cien, todos los indicios de los expertos antiterroristas apuntan a que en ningún momento Coulibaly, que asesinó a una policía municipal y a otras cuatro personas en un supermercado judío de París, mantuvo contactos con ninguna célula yihadista en Madrid ni que recibiera apoyo o instrucciones de nadie.

Estas mismas fuentes han indicado que las autoridades francesas mantienen abiertas todas las líneas de investigación con un canal fluido y directo con las fuerzas de seguridad españolas.

CIFUENTES PRECISA QUE ESPAÑA "NO TIENE UNA AMENAZA ESPECÍFICA"

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha confirmado este viernes que hay mayor presencia policial en las calles madrileñas debido al incremento del nivel de alerta por los atentados yihadistas en Francia, pero ha precisado que España "no tiene una amenaza específica".

En una rueda de prensa celebrada para hacer un balance de los tres años al frente de la institución, Cifuentes ha advertido que no iba a dar datos concretos sobre el yihadista que pasó la Nochevieja en Madrid y luego atentó días después en un supermercado judío de París "para no perjudicar las investigaciones policiales".

"Estamos hablando de una amenaza global en toda Europa y el mundo en general. Yo no puedo ni debo aportar los datos específicos en ese sentido", ha añadido Cifuentes, que ha afirmado, no obstante, que este hecho ya está siendo investigado por el Ministerio del Interior.

La delegada ha manifestado que afrontan la amenaza "con mucha responsabilidad pero con la confianza" que les da las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Así, ha indicado que ahora hay un nivel 3 de seguridad, como consecuencia de lo que ha ocurrido en Francia, lo que supone una mayor presencia policial en la calle con atención a infraestructuras críticas y zonas con determinada aglomeración de ciudadanos.

"Esto puede suponer molestias a los ciudadanos. Estoy seguro que los ciudadanos comprenden que es así como se tiene que actuar en estas situaciones de riesgos y a veces cortes con transporte público y de circulación. No tenemos sobre España una amenaza específica, a ser que hay una amenaza global y hay que mantener ese nivel de alerta", ha concluido.