Cospedal subraya que los pueblos afectados tienen urgencias a quince minutos

Cospedal
Cospedal |Telemadrid

La presidenta de Castilla-Mancha, María Dolores de Cospedal, ha subrayado hoy que los 21 municipios de la comunidad afectados por el cierre del servicio nocturno de urgencias tienen una población "muy pequeña" y dispondrán de este mismo servicio a una distancia de quince minutos.

Así se ha pronunciado Cospedal a preguntas de los periodistas tras presidir la reunión del grupo popular del Senado en el que se han fijado las prioridades del PP para el próximo año en la Cámara Alta.

"No se han quitado las urgencias con carácter general", ha insistido Cospedal, que ha recordado que el servicio quedará cerrado a partir de las ocho de la tarde en un número reducido de pequeñas localidades.

Preguntada por la decisión de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Honrubia (Cuenca) de presentar su dimisión por el cierre de este servicio nocturno, la presidenta manchega se ha limitado a decir que los ediles 'populares' están "en su derecho".

Las urgencias sanitarias nocturnas de 21 pequeños municipios de Castilla-La Mancha cierran a partir de hoy, una medida de ahorro del Gobierno regional que ha suscitado la protesta de vecinos afectados y las críticas del PSOE al considerar que se cercena el derecho básico de acceso a la sanidad.

El PSOE: mantener los 21 servicios de urgencias en CLM costaría 1,5 millones

El PSOE calcula que mantener los 21 servicios de urgencias nocturnas que se han cerrado en Castilla-La Mancha tendría un coste de un millón y medio de euros al año, una cantidad que considera es el "chocolate del loro".

Así lo ha indicado en rueda de prensa el portavoz de Sanidad del grupo socialista en las Cortes castellanomanchegas, Fernando Mora, quien ha recordado que, con ese servicio de urgencias nocturnas se atiende a 120 núcleos de población, muchos de ellos en zona de sierra, y a más de 120.000 personas.

Mora ha añadido que los alcaldes del PSOE afectados por el cierre desde ayer de 21 Puntos de Atención Continuada (PAC) desde las tres o desde las ocho de la tarde van a presentar un recurso ante los tribunales para que se paralice esa medida.

El diputado socialista ha atribuido la medida al "desconocimiento" que a su juicio tiene María Dolores de Cospedal de la comunidad que preside, pero, ha vaticinado, ese "desatino le va a costar caro, no será gratis".

Hay alcaldes y concejales del PP que han dimitido a raíz de anunciarse el cierre de los PAC y eso demuestra que están por encima de su ideología para defender los intereses de sus propios ciudadanos, "y eso les honra", ha subrayado Mora, que ha animado a los regidores del PP afectados a recurrir también ante los tribunales.

El diputado socialista ha dicho que hay que ponerse en el lugar de la gente que vive en muchos de los pueblos que se quedan sin urgencias nocturnas, pues hay muchos mayores de 65 años que no disponen de medios para desplazarse.

Se ha preguntado si en esos casos va a estar el helicóptero desplazándose o la UVI móvil.

Y ha recordado que por ejemplo en Molinicos, que está en la albaceteña sierra del Segura, quedarán a 50 minutos del centro de salud más próximo en caso de urgencia por la noche.

Fernando Mora ha dicho que ayer estuvo en Tembleque (Toledo), uno de los pueblos afectados, y que "la gente lloraba" porque para ellos el cierre del PAC es "perder una garantía de salud".

Así se ha pronunciado Cospedal a preguntas de los periodistas tras presidir la reunión del grupo popular del Senado en el que se han fijado las prioridades del PP para el próximo año en la Cámara Alta.

"No se han quitado las urgencias con carácter general", ha insistido Cospedal, que ha recordado que el servicio quedará cerrado a partir de las ocho de la tarde en un número reducido de pequeñas localidades.

Preguntada por la decisión de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Honrubia (Cuenca) de presentar su dimisión por el cierre de este servicio nocturno, la presidenta manchega se ha limitado a decir que los ediles 'populares' están "en su derecho".

Las urgencias sanitarias nocturnas de 21 pequeños municipios de Castilla-La Mancha cierran a partir de hoy, una medida de ahorro del Gobierno regional que ha suscitado la protesta de vecinos afectados y las críticas del PSOE al considerar que se cercena el derecho básico de acceso a la sanidad.