Cospedal lamenta que el PSOE convoque manifestaciones

cosperubal.mp4

Y desde el Partido Popular, María Dolores de Cospedal asegura que "aquellos que han convocado la huelga deberían pensar en qué decirle a los más de 5 millones de parados para los que la reforma constituye una posibilidad de encontrar empleo".

Asegura que es una vergüenza que Rubalacaba se ponga a convocar manifestaciones después de ser Vicepresidente del gobierno de los 5 millones de parados.

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, cree que es el momento de aunar esfuerzos y no de manifestaciones y huelgas generales, porque "bastante mal están ya las cosas".

Así lo ha dicho durante un mitin en Baeza (Jaén), donde antes ha querido rendir un homenaje a las víctimas de los atentados registrados en Madrid el 11 de marzo de 2004, aunque "algunos han querido tapar ese día, hay que recordar siempre para no olvidar ciertas cosas".

Para Cospedal, aquellos que han convocado la huelga general tienen que pensar qué decirles a todas aquellas personas que están en paro y para quienes esta reforma laboral es una posibilidad.

La secretaria general considera que la reforma laboral del PP es "la más importante que se ha hecho en España", porque además garantiza la formación del trabajador.

En referencia al PSOE, ha dicho que "tiene muy poca vergüenza" porque siendo el responsable de la tasa de paro de España, se pone a favor de la huelga general e incluso Alfredo Pérez Rubalcaba, miembro del Gobierno anterior, le da a Mariano Rajoy veinte días para negociar con los sindicatos la reforma.

"El partido socialista siempre que va a un sitio les dice lo que quieren oír", por eso, según Cospedal, "tienen tantos problemas", porque "al final como han mentido a todo el mundo, todo el mundo se siente engañado".

RUBALCABA: "LA REFORMA LABORAL ES INJUSTA"

Desde Santiago de Compostela, Alfredo Pérez Rubalcaba cree que la Reforma Laboral es injusta, que no va a funcionar y que lo único que conseguirá es empleo más precario.

Y acusa al Partido Popular de ampliar la libertad para despedir a los trabajadores.