Las Cortes de Castilla La Mancha aprueban reducir a la mitad sus diputados

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado, con los votos a favor del PP y en contra del PSOE, la propuesta para la reducción del número de diputados a la mitad, con lo que serían alrededor de veinticinco, y la eliminación de sus retribuciones fijas regulares por su labor parlamentaria. Esta es una de las resoluciones presentadas por el grupo parlamentario popular al Debate sobre el Estado de la Región, y que en la sesión de ayer ya avanzó la presidenta de la Junta, María Dolores de Cospedal.

Hoy, durante su intervención al cerrar el debate, Cospedal ha confirmado que el grupo parlamentario del PP presentará una propuesta para modificar de forma puntual el Estatuto de Autonomía y, así, reducir a la mitad el número de diputados. Y también para modificar el Reglamento de las Cortes de Castilla-La Mancha para que los diputados dejen de cobrar el sueldo.

En este sentido, Cospedal ha vuelto a tender la mano al PSOE tanto en este tema como en la consecución de un pacto de legislatura para el crecimiento de Castilla-La Mancha.

Desde el grupo socialista, el diputado José Molina ha señalado que la reducción a la mitad de las Cortes de Castilla-La Mancha es una "trampa" con la que la presidenta regional quiere asegurarse ganar las próximas elecciones por la falta de respaldo social que, en su opinión, está cosechando con sus acciones.

La propuesta de María Dolores de Cospedal ha generado todo tipo de reacciones.

La dirección nacional del Partido Popular aplaudió hoy la propuesta de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, de reducir a la mitad el número de diputados autonómicos en la región y de suprimirles el sueldo para ahorrar gasto público. El vicesecretario general de Política Territorial del PP, Javier Arenas, afirmó que "la reducción de cargos públicos es una necesidad objetiva de la sociedad española" y "todos los esfuerzos de austeridad son bienvenidos", incluida la supresión del sueldo de los parlamentarios.

Por su parte, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preguntada al respecto, aseguraba que el Ejecutivo "aplaude" todas las "medidas de austeridad" que decidan los Gobiernos autonómicos, como pueda ser eliminar el sueldo de los parlamentarios regionales, siempre que cumplan con el objetivo de déficit que tienen marcado: el 1,5% para este año.

Crítico por el contrario se mostraba, el secretario federal de Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, quien aseguró que la propuesta de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, de reducir a la mitad el número de diputados autonómicos es para ocultar sus "recortes y tropelías". Zarrías, durante una rueda de prensa en Jaén, ha insistido en que esta propuesta es "una ocurrencia" de la política "mejor pagada de España, con tres sueldos", y que "no tiene la más mínima credibilidad".

Por su parte, el coordinador general de IU, Cayo Lara, cargaba las tintas contra la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, a quien ha tildado de totalitaria por proponer reducir a la mitad el número de diputados autonómicos en la región y que estos no cobren. "Es un atentado directo a la democracia, a la soberanía popular y a lo recogido en la Constitución en las leyes", ha sentenciado Lara, convencido de que si cristaliza esa propuesta será "un hachazo a la democracia de España".

AGUIRRE: PROPUESTA PLAUSIBLE Y RESPETABLE

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha manifestado que no le parece "ni bien ni mal" y que es "respetable y plausible" que María Dolores de Cospedal haya propuesto reducir a la mitad los diputados en Castilla-La Mancha y que dejen de cobrar el sueldo para dedicarse a su actividad privada.

Aguirre, que fue la primera en proponer la reducción del nuemero de diputados en una Asamblea regional, señaló en relación al tema de la dietas, que algo asi "ocurría en la Comunidad de Madrid hasta hace bien poco tiempo". "Aquí en Madrid empezó así en la Asamblea, con dietas, pero parece que, como consecuencia de si se convocaban mas comisiones de las que eran estrictamente necesarias o de lo que fuera, se decidió tasar las percepciones de los diputados poniéndoles un sueldo", ha indicado Aguirre.

Por tanto, ha insistido en que la propuesta de De Cospedal "no es nada raro, no es nada excepcional", que personalmente no le parece "ni bien ni mal" y que en su opinión está "muy bien" y es "muy loable".