Controlados todos los incendios en Ourense tras arder más de 2.500 hectáreas

Todos los incendios forestales que en los últimos días se declararon en la provincia de Ourense están controlados o extinguidos, tras afectar a una superficie global superior a las 2.500 hectáreas, según las primeras estimaciones provisionales de la Xunta.

Los fuegos que permanecían activos hasta esta mañana, los de los municipios de Castrelo do Val y Chandrexa de Queixa, ya están bajo control, al igual que el de Laza, el de mayores dimensiones de la campaña de verano en Galicia, después una clara mejoría de la condiciones meteorológicas desde la tarde de ayer.

La Consellería de Medio Rural confirmó este jueves, asimismo, la extinción de los fuegos registrados en Vilariño de Conso, con 213 hectáreas afectadas, en Manzaneda (90 hectáreas) y O Bolo (28 hectáreas).

INCENDIO DE LAZA

Finalmente, el incendio de Laza, concretamente en la parroquia de Camba, afectó a unas 1.715 hectáreas, de las que 1.691 son de superficie rasa y 24 de arbolado, según las primeras estimaciones.

En las labores de extinción trabajaron cinco técnicos, doce agentes forestales, 37 brigadas, quince motobombas, tres palas, dieciséis helicópteros, catorce aviones y cuatro pelotones de la Unidad Militar de Emergencias.

En estos momentos permanecen en la zona un agente, dos brigadas, una pala, dos pelotones de la UME y un helicóptero.

En la parroquia de Parada da Serra, entre los municipios de A Gudiña y Castrelo do Val, el fuego quedó controlado a las 9.15 horas tras declararse a las 21.35 horas del martes. Según una primera valoración afectó a unas 150 hectáreas.

El incendio de Requeixo, en Chandrexa de Queixa, comenzó a las 17.00 horas del lunes y quedó controlado a las 9.40 horas de hoy tras afectar, provisionalmente, a una superficie de 393 hectáreas.