Continuidad y renovación en las listas del PP

carrusel_pp02
carrusel_pp02 |carrusel_pp02

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha primado la continuidad en unas listas electorales en las que destaca como gran fichaje el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. El Comité Electoral Nacional ha dado luz verde a las listas del Congreso y del Senado, de las que se sabía ya los números uno y los cinco primeros puestos de la candidatura principal, la de Madrid, la de Rajoy.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, aceptó sin objeciones la inclusión de Gallardón en el cuarto puesto y ha consentido que el presidente del partido en Navarra, Santiago Cervera, aparezca en el sexto lugar, lo que abre una crisis interna en los populares de la comunidad foral y marca de algún modo el futuro político del dirigente. Manuel Cobo no aparece.

Otra incorporación ha sido Ignacio Astarloa, en el número ocho, lo que ha relegado a Cayetana Álvarez de Toledo al diez. Más destacadas han sido los retrasos de Elorriaga y de un veterano como Mario Mingo, que se va al 18.

Repiten con contadas variaciones Juan Carlos Vera, Beatriz Rodríguez Salmones, Francisco Villar, Carlos Aragonés (exjefe de gabinete de José María Aznar), Teófilo de Luis, María Teresa de Lara o Eva Durán. En el 20 se ha colocado uno de los asesores de Rajoy, Alfonso de Senillosa.

El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, repite como cabeza de lista por la Cámara Alta, y después se encuentran Alejandro Muñoz Alonso y Rosa Vindel.

Las demás listas ofrecen novedades relevantes, aunque no abundantes, y así, con excepción de los números uno de las candidaturas, sobresalen las inclusiones del presidente del PP asturiano, Ovidio Sánchez, en el dos por Asturias; o de los exconselleros valencianos Gerardo Camps y Mario Flores (dos y cuatro por Alicante, respectivamente), y Belén Juste (dos por Valencia).

Como renovación puede considerarse la irrupción del jefe de gabinete de Aznar en FAES, Pablo Casado, un joven valor en alza entre los populares -debido sobre todo al tutelaje de Esperanza Aguirre- que salta a la política nacional como número dos en Ávila.

Marcelino Oreja hijo y Víctor Calvo Sotelo, que son números dos por Álava y Zamora, respectivamente, son otros fichajes de calado. Por el contrario, abandonan el Congreso veteranos como Juan Morano o Isidro Fernández Rozada para desembarcar en el Senado, en donde también recalarán diputados antaño del círculo de Eduardo Zaplana, casos de Ana Torme y de Ángel Pintado.

Dejan la vida parlamentaria José Madero, un diputado de toda la vida; Javier Gómez Darmendrail y la gijonesa Pilar Fernández Pardo.

El Senado será testigo de la llegada de dos atletas campeones de Europa, Marta Domínguez y Abel Antón, ambos cercanos al PP, aunque si la primera no había probado la política, el segundo llevaba tiempo como secretario de Deportes de los populares sorianos.

La presidenta nacional de Nuevas Generaciones, Beatriz Jurado, estará también en la Cámara Alta, al igual que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, o el exdirector general de la Guardia Civil Santiago López Valdivielso.

El partido de Rajoy ha contado con los regidores municipales para confeccionar las listas, no sólo con Gallardón, pues en este elenco se puede incluir a los de Cartagena, Cádiz, Ciudad Real o Guadalajara.

Rajoy ha ejercido como máxima autoridad del PP y ha plasmado su sello en muchas listas, incluso entre los números dos. Jorge Moragas (Barcelona), José María Lasalle (Cantabria), Juan Manuel Moreno (Málaga), Juanjo Matarí (Almería), Ricardo Tarno (Sevilla), Agustín Conde (Toledo) o José Antonio Bermúdez de Castro (Salamanca) son algunos ejemplos del poder que en el partido tienen él mismo y sus segundas espadas: Javier Arenas, María Dolores de Cospedal y Ana Mato.

AMPLIA RENOVACIÓN

Un tercio de los actuales 154 diputados del PP han desaparecido de las listas al Congreso que este partido ha presentado para las próximas elecciones generales del 20 de noviembre. De ellos, sólo cuatro podrían cambiar de Cámara, ya que son candidatos a un escaño en el Senado.

En concreto, un total de 58 diputados que actualmente ocupan un escaño no concurrirán a los próximos comicios. Entre las ausencias, destacan las de tres diputados que, tras la derrota del PP en las generales de 2008, cuestionaron el liderazgo del presidente del PP, Mariano Rajoy.