Consumidores y empresarios indignados con la nueva subida de la luz

Reacciones subidas

Las principales organizaciones de consumidores han calificado de "intolerable", "muy grave" y de "brutal tarifazo" la subida de una media del 9,8% de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), anunciada por el Gobierno.

Así lo han señalado organizaciones como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Confederación Española de organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), Facua-Consumidores en Acción y Unión de Consumidores de España (UCE) y los trabajadores autónomos de ATA.

Mientras, la patronal del sector eléctrico Unesa considera que la subida de la tarifa resulta indispensable si se quiere eliminar en 2013 el déficit tarifario.

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos 17 millones de hogares, subirá una media del 9,8% a partir del 1 de enero, mientras que la del gas natural, de la que disfrutan 6,5 millones de clientes, aumentará como promedio el 3,9%. El Gobierno aprobó estas subidas en la Comisión Delegada para Asuntos Económicos y recalcó que el encarecimiento del recibo de la luz responde al aumento de los costes de la energía.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha denunciado este martes las subidas aprobadas por el Gobierno en el recibo de la luz (9,8%), el gas natural (3,9%) y en los billetes de AVE y Cercanías (2,3% y 3,1%, respectivamente), que, a su juicio, son una "injusta vuelta de tuerca" para la economía de los españoles.

"Esto es lo que ha decidido el Gobierno de España, que ni siquiera en Navidad tiene un detalle de cariño con los contribuyentes, ni si quiera en Navidad. Esto es muy fuerte y es una nueva vuelta de tuerca a la maltrecha economía de los españoles", ha declarado Rajoy en Ciudad Real, en la Junta Directiva del PP regional.

Son subidas superiores a la del IPC que se materializarán junto a la congelación de las pensiones, la bajada de sueldo a los funcionarios y en muchas empresas privadas, la supresión de los 426 euros a los parados y del "cheque bebé", y la subida de impuestos especiales, destacó el líder del PP.

"No pasa porque sí" ni por una "maldición bíblica", proclamó, sino porque el Gobierno primero no tuvo "ninguna" política económica y luego emprendió una trayectoria "errónea" basada en "gastar lo que no teníamos", incrementando con ello la deuda y el déficit. En vez de adelantarse a los problemas, denunció, el Gobierno "llega tarde a todo" y toma medidas "cuando ya no queda más remedio o cuando se las imponen desde Europa". "Yo no creo en este Gobierno", concluyó, y por eso el PP defenderá el interés general "en todo lo que sea razonable y vaya en la buena dirección", pero no respaldará "políticas disparatadas como las que nos han conducido a esta triste situación".

LAS ORGANIZACIONES DE CONSUMIDORES CONSIDERAN "INTOLERABLE" LA SUBIDA

El portavoz de CECU, la Confederación Española de Consumidores y Usuarios, David Hurtado, considera que el incremento es "intolerable" y está "fuera de todo lugar" y subraya que "perjudica" y "lesiona" los intereses de los consumidores, que en estos años no han recibido "ni mejoras en el servicio ni una buena atención al cliente". También ha puesto de manifiesto el hecho de que la subida llega en el peor momento posible cuando el país atraviesa una crisis económica.

El director general de la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, José María Múgica, ha calificado la medida de "muy grave" y ha recordado que desde 2008 el incremento ha sido del 35,7%. El director general de la OCU también ha expresado su temor de que no se trate de la única subida en los próximos doce meses y ha recordado que desde la página en internet de la organización se recogen firmas de consumidores "hartos de que suban la luz", con las que en los próximos días pedirán al Gobierno la congelación de las tarifas.

Por parte de la CEACCU, su portavoz, Yolanda Quintana, ha indicado que el incremento, "muy grave", es "inasumible" para los consumidores. "Estamos sorprendidos porque se han cumplido los peores augurios", ha opinado Quintana, quien ha agregado que con esta medida el Gobierno "ha concedido sus deseos a los operadores eléctricos". "Quieren obligarnos a que los consumidores nos salgamos de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR) y estemos en el mercado libre", ha señalado Quintana, quien lo ha calificado de "inaceptable".

La FUCI ha mostrado, en un comunicado, su oposición a la subida porque supone un "ataque a las economías domésticas, con más de 20 millones de hogares acogidos a la TUR". Estima que la subida supondrá alrededor de 50 euros más al año para un usuario medio, lo que considera "inaceptable al favorecerse los intereses de las compañías eléctricas en vez del de unos consumidores que no están viendo los beneficios que iba a traer la liberalización energética".

La organización FACUA-Consumidores en Acción prevé que el incremento de las tarifas eléctricas puede ser "muy superior" al 9,8% anunciado, en función del nivel de consumo de las familias. Tras calificar el incremento de "brutal tarifazo", la organización reclama "transparencia sobre la subida" y lamenta que el Gobierno "en plena crisis económica castigue la economía de las familias para satisfacer los intereses del sector energético".

Finalmente, la Unión de Consumidores de España considera "inaceptable" el incremento e insiste en la necesidad de implantar un modelo de regulación de la tarifa eléctrica "estable. Opina también la UCE que esta subida responde a un "pacto del oligopolio vigente" en el sector energético.

La Unión Democrática de Pensionistas (UDP) considera que las subidas anunciadas por el Gobierno para la electricidad (+9,8% de media) y el gas natural (+3,9% de media) supondrán un "descalabro" para la economía de este colectivo. Un portavoz de esta organización afirmó que, después de que las pensiones hayan sido congeladas, estas subidas del precio de servicios básicos como la luz y el gas serán "un nuevo golpe, otra presión para unas economías que ya andan apretadas".

Los trabajadores autónomos lamentan que la subida de la luz agravará su difícil situación. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) denunció que la subida del 9,8% de la luz a partir de enero supone "un nuevo golpe" para un colectivo que "ya arrastra serias dificultades para mantener sus negocios". Esta nueva subida aprobada por el Gobierno, segun ATA,

agravará y provocará un nuevo empobrecimiento de los autónomos, que ya están "agobiados" por la fiscalidad, la morosidad y la falta de financiación.

Por esta razón, la asociación manifiesta "su más enérgico rechazo" a una medida que considera que no ayuda al mantenimiento del tejido productivo y que "carga aún más el peso de la crisis sobre las espaldas de los que están haciendo grandes sacrificios por levantar el país".

EL PSOE SE JACTA: AYUDARÁ A AHORRAR

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, considera que el nuevo sistema tarifario eléctrico, va a permitir a los españoles saber cuál es el precio real de la electricidad para que así puedan hacerse sus propias medidas de ahorro.

"Ha sido un Gobierno socialista --presume el diputado asturiano-- el que ha decidido que no puede seguir incrementándose el pozo del déficit tarifario, cuando supera ya los 15.000 millones de euros".

Eso sí, asegura que el Ejecutivo ha dado este paso "impulsando una medida de aplicación en términos sociales de los costes reales de la energía, liberando de la subida media de 3,2 euros al mes tanto a los perceptores del bono social (unos ocho millones de ciudadanos) como a los consumidores que están en el mercado liberalizado".

Según explica, "este Gobierno aprobó un Decreto-Ley con un conjunto de medidas que, además de propiciar el ahorro de más de 4.600 millones de euros al sistema eléctrico en los próximos tres años, permitirán poner orden en un mercado tan escasamente transparente como venía siendo el de la electricidad, congelando en enero la parte regulada de la tarifa que el Gobierno tiene capacidad para fijar e incorporando la repercusión real de la subida de los combustibles".

"De esta forma los consumidores podrán saber a partir de ahora, al igual que sucede, por ejemplo, con el precio de la gasolina, cual es el precio real de la electricidad que consumen, incorporando sus propias medidas de ahorro y eficiencia atendiendo a la señal real del gasto", subraya.