El Constitucional suspende cautelarmente el euro por receta en Cataluña

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del Gobierno contra la decisión del Generalitat catalana de cobrar un euro por receta y ha suspendido de forma cautelar la aplicación de la medida, según han confirmado fuentes del tribunal. El Ejecutivo recurrió ante el alto tribunal por entender que la tasa vulnera el derecho a la igualdad de los españoles en la adquisición de productos farmacéuticos. El mismo recurso ha sido anuniado por el Gobierno en el caso de la Comunidad de Madrid.

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite, en su reunión plenaria de hoy, este recurso, lo que supone la suspensión de la aplicación de la medida durante el tiempo que tarden en tramitar sus alegaciones los gobiernos central y autonómico, plazo que podría prorrogar en tanto no resuelva sobre el fondo del asunto.

Fuentes del Constitucional han informado de que la decisión será notificada en las próximas horas, probablemente esta misma tarde. La admisión a trámite y la suspensión temporal no suponen pronunciamiento sobre el fondo del asunto.

La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional impone que el alto tribunal deba prolongar la suspensión temporal de la aplicación de la medida en un plazo no superior a los cinco meses o, en su caso, levantarla.

El Consejo de Estado informó al Gobierno, en su dictamen sobre Cataluña, reprobando la imposición del euro por receta, por entender que vulnera el artículo 149 de la Constitución.

En su informe, el Consejo de Estado consideró que "las Comunidades Autónomas no pueden incidir, ni directa ni indirectamente, en la fijación de los precios de los medicamentos que son objeto de financiación publica".

UNA OBSESIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD

Desde Cataluña, el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha criticado la "obsesión" del Gobierno central de considerar inconstitucional cualquier medida que adopta el ejecutivo catalán. "Estamos en un marco de austeridad y ahorro y resulta que el Gobierno español impide que tomemos decisiones que van en la línea de cuadrar cuentas", ha lamentado Homs, quién ha asegurado que la Generalitat está logrando un ahorro mensual del 20 % del gasto farmacéutico.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, Homs se ha quejado: "Cualquier cosa que hacemos es inconstitucional, a ver si respirar en catalán también será contrario a la Constitución", ha ironizado.

"Existe una obsesión de que cualquier cosa que aprueba el Govern es contraria a la Constitución, sea por la declaración de soberanía que aún no se ha aprobado, o por los horarios comerciales, las transacciones bancarias o el euro por receta, que sí se han aprobado", se ha quejado Homs.

Homs ha explicado que la decisión del alto tribunal supone la suspensión prácticamente inmediata de la medida, incluida en la ley de acompañamiento de los presupuestos del 2012 de la Generalitat.

NORMALIDAD INSTITUCIONAL

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que la suspensión del euro por receta en Cataluña está dentro de la "normalidad constitucional" y del funcionamiento "normal" de las instituciones. Sáenz de Santamaría ha recordado que para el Gobierno esta medida no es constitucional porque considera que "todos los españoles, en asuntos esenciales, tienen que ser iguales" y ha añadido, el Gobierno tiene la capacidad -que le da la propia Constitución- de instar al Tribunal Constitucional a la suspensión si el recurso "está bien hecho" y se admite a trámite, como así ha sido.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid también ha puesto en marcha el cobro de un euro por receta y el Ejecutivo central anunció la semana pasada que recurrirá también esa decisión, aunque para hacerlo debe esperar a recibir un nuevo informe del Consejo de Estado, que con toda probabilidad repetirá los argumentos usados para el mismo caso en Cataluña.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, consideraba hoy que la suspensión de la aplicación del euro por receta por el Tribunal Constitucional supone una garantía de "igualdad", en este caso en las prestaciones farmacéuticas, "para todos los españoles".

En el caso de Madrid, Mato ha recordado, en declaraciones a los periodistas en el Senado, que habrá que esperar a que el Tribunal Constitucional vea en su próxima sesión el recurso del Gobierno contra la misma decisión en esa comunidad y decida si, como en el caso catalán, lo admite a trámite, lo que también supondría la suspensión automática de la medida.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha señalado hoy que la aplicación de la tasa de un euro por receta es una medida que "sigue en vigor" aunque haya sido suspendida de forma cautelar en Cataluña por el Tribunal Constitucional.

González ha indicado que el cobro del euro por cada receta despachada es una medida que ayuda a racionalizar el gasto y que ha dado buenos resultados allí donde se ha aplicado, en concreto en Cataluña durante seis meses.