El Consejo de Estado responsabiliza a Defensa del accidente del Yak-42

El Consejo de Estado responsabiliza a Defensa del accidente del Yak-42

El Consejo de Estado ha responsabilizado por primera vez al Ministerio de Defensa del accidente del Yak-42, registrado en Turquía el 26 de mayo de 2003 y en el que murieron 62 militares españoles que regresaban de una misión en Afganistán en un avión Yakolev, según publica El País.

El dictamen de este órgano asesor reconoce la responsabilidad patrimonial del Estado en la catástrofe ocurrida, que provocó un largo enfrentamiento en los tribunales de Justicia entre los familiares de las víctimas y Defensa que se dirimió en instancias civiles y penales.

El dictamen se refiere a la existencia de "hechos" anteriores al siniestro que habrían permitido a la Administración ponderar el "especial riesgo" que concurría en el transporte contratado para el traslado de las tropas. "Dicho con otras palabras -señala el documento-, pudieron ser advertidas circunstancias que habrían llamado a la adopción por los órganos competentes de medidas que pudieran haber despejado el riesgo que se corría".

El dictamen admite, como lo hizo la Audiencia Nacional al archivar definitivamente el procedimiento penal abierto contra seis mandos militares por un delito de imprudencia con resultado de muerte, que la causa del accidente fue el agotamiento y el estrés de los pilotos del Yak-42 y su falta de formación para afrontar situaciones como la que vivieron.

Sin embargo, frente a la tesis de que la responsabilidad del siniestro fue exclusivamente de la empresa contratada para la realización del vuelo, Namsa, el Consejo de Estado entiende que el procedimiento exigía al Estado la obligación de comprobar e inspeccionar la actividad de sus contratistas, y más en actividades de riesgo.

EL PSOE PIDE EL CESE FULMINANTE DE TRILLO COMO EMBAJADOR EN LONDRES

El PSOE ha exigido hoy el "cese fulminante" del embajador de España en Londres, Federico Trillo, por el accidente del Yak-42 en 2003 en el que murieron 62 militares, después de que el Consejo de Estado haya elaborado un dictamen en el que responsabiliza por primera vez al Ministerio de Defensa.

A través de la cuenta en Twitter del grupo socialista en el Congreso, el PSOE reclama que el Gobierno destituya de manera urgente a Trillo como embajador.

También piden los socialistas las comparecencias urgentes de los ministros de Defensa, María Dolores de Cospedal, y Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

También se ha sumado después Ciudadanos, que en un principio no había pensado exigir ninguna medida concreta porque, según ha explicado el vicesecretario general del partido, José Manuel Villegas, querían antes estudiar con detalle el informe. Sí ha dicho que el Estado "no puede tapar" lo que se ha hecho mal, ni "intentar ocultar" la responsabilidad de un ministro, en alusión a Trillo.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha rechazado la petición del PSOE y ha señalado que su desempeño actual "es distinto" al de hace dos décadas."Todos lamentamos lo sucedido pero la labor que pueda desempeñar ahora mismo como embajador en el Reino Unido es distinta a la estuviera desempeñando hace 20 años", según Casado.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, considera que un Gobierno "a la altura de su gente" no puede mantener al ex ministro de Defensa Federico Trillo como embajador de España en Reino Unido después de conocerse el dictamen del Consejo de Estado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que no ha "visto" el dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza al Ministerio de Defensa que dirigía Federico Trillo del accidente del Yak-42 que costó la vida a 62 militares españoles en 2003, si bien ha recalcado que ese asunto "ya está sustanciado judicialmente".

ASOCIACIÓN DE FAMILIARES DE VICTIMAS DEL YAK-42

La Asociación de Familiares de Víctimas del Yakolev 42 ha destacado el respaldo moral que supone el informe del Consejo del Estado conocido hoy, que culpa del accidente aéreo al Ministerio de Defensa, y se ha preguntado quién va a pedir ahora perdón.

Miguel Ángel Sencianes, presidente de la Asociación de Familiares de Víctimas y hermano del sargento José Manuel Sencianes, de Zaragoza, fallecido en el accidente, ha pedido una reunión inmediata con la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, tras conocer el dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza por primera vez a Defensa del accidente del Yak-42, en el que murieron 62 militares en 2003.

Este dictamen es "muy importante" para los familiares de las víctimas porque "es como decir que ahora tengo la verdad", ha dicho en declaraciones a EFE.

"Ahora hay que reparar el daño, no queremos hablar de indemnizaciones sino de perdón. ¿Quién lo va a pedir? y ¿quién va a asumir esta responsabilidad?", ha afirmado.

Para conocer todo esto, ha anunciado el envío al Ministerio de Defensa de un burofax para poder reunirse con la ministra, a la que las víctimas quieren plantear todo lo que ha pasado durante estos trece años y para que el Ministerio les expliqué a su vez "cuál es su posición actual". Además, "en cuanto se pueda", según ha avanzado, acudirán a los tribunales para reclamar no solo los contratos del aparato siniestrado, sino todos los anteriores firmados por Defensa. Pretenden, según ha dicho, "demostrar que esta forma de contratar de la administración no solo provocó la muerte de 62 personas, sino que a lo mejor enriqueció a alguno", ha afirmado.

Ha señalado lo "importantísimo" que ha sido "a nivel moral" que les haya dado la razón el Consejo de Estado después de 13 años "luchando y diciendo que los vuelos eran irregulares, que se podía haber evitado el accidente y que los muertos no estaban bien identificados".

"Es como decir ahora tengo la verdad", ha afirmado Miguel Ángel Sencianes, que ha lamentado que en el décimo aniversario, cuando se hizo un homenaje a los fallecidos en este accidente, no se invitara a las víctimas.

Igualmente ha criticado que los acusados de no identificar correctamente a los fallecidos fueran indultados posteriormente.

Esta asociación de víctimas engloba a 42 familias de los 62 fallecidos.