El Congreso rechaza por una amplia mayoría el plan soberanista en Cataluña

El pleno del Congreso ha aprobado con los votos del PP, PSOE y UPyD, una moción de la formación que lidera Rosa Díez que rechaza el plan soberanista en Cataluña e insta al Gobierno a seguir utilizando los instrumentos de la Constitución para garantizar el cumplimiento de la legalidad.

La moción, que ha conseguido 316 votos a favor y una abstención -la del socialista Alfonso Guerra, por error- sólo ha contado con la oposición de los partidos nacionalistas y la Izquierda Plural.

El amplio consenso ha sido posible después de que UPyD haya aceptado la enmienda que le había presentado el PSOE, que barajaba abstenerse en la votación si no se permitía votación separada de los dos puntos de los que consta la moción.

Los socialistas aceptaban el punto primero que rechaza el plan soberanista en Cataluña, pero no el segundo que instaba a todas las administraciones e instituciones a acatar el mandato del artículo 118 de la Constitución que establece la obligación de cumplir las sentencias y demás resoluciones judiciales.

La nueva redacción, propuesta por el PSOE, se limita a pedir al Gobierno a "seguir utilizando" todos los instrumentos que prevén la Constitución y el conjunto del ordenamiento jurídico para garantizar el cumplimiento de la legalidad.

Unos minutos antes de la votación, la líder de UPyD, Rosa Díez, se ha felicitado de que el rechazo al plan soberanista del presidente catalán, Artur Mas, fuera a contar con una "mayoría abrumadora" de más del 85 por ciento de la Cámara."El Congreso va a decidir sobre un asunto que compete a todos los españoles y lo hará con el máximo consenso, que ha sido mi intento en todo momento. Con la colaboración de los dos grupos mayoritarios se ha conseguido", ha remarcado.

Durante el debate de la moción, celebrado ayer, Díez aseguró que el Congreso no puede obviar pronunciarse sobre una cuestión que "atenta" contra el derecho a decidir de todos los españoles y sobre un plan soberanista que "es ilegal".

Nada más subir a la tribuna, el diputado del PP Antonio Gallego se dirigió a UPyD para señalar que pueden estar tranquilos porque el Gobierno, ha insistido, "no va a permitir que se celebre un referéndum ilegal en Cataluña". Por contra, los grupos nacionalistas recriminaron a UPyD que espoleara el conflicto por un puñado de votos.

La diputada de CiU Montserrat Surroca reclamó que se respete la voluntad del pueblo catalán y que no se reduzca el asunto a una simple cuestión jurídica porque "existen caminos legales" para buscar soluciones desde el diálogo.

"Nosotros no hemos quebrantado ninguna legalidad, cumplimos la ley y las resoluciones judiciales", dijo. En esta misma línea, Joan Coscubiela, de ICV, reclamó a Rosa Díez que haga la política que quiera pero "deje en paz" a los catalanes.

“QUE CADA 15 DÍAS HAYA "VIVA LA CONSTITUCIÓN" NO ARREGLA NADA”

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido a UPyD de que el hecho de que cada quince días haya un "viva la Constitución" en el Congreso no arregla el problema con Cataluña y ha dejado claro que los socialistas no van a seguir jugando "al gato y al ratón" con este asunto.

Junto al coordinador de los diputados del PSC en el Congreso, Albert Soler, Rubalcaba ha comparecido ante la prensa para anunciar que los socialistas quieren que, a partir de ahora, cualquier iniciativa parlamentaria que se lleve a pleno tenga un diálogo previo entre los grupos porque, de no ser así, el PSOE presentará su propuesta propia a cada una de ellas.

Ambos han subrayado su coincidencia en no apoyar el derecho de autodeterminación y han dejado claro que quienes buscan divisiones en el grupo socialista no las van a encontrar.