El nuevo Código Penal elevará la edad mínima de consentimiento sexual a 16 años

El nuevo Código Penal elevará la edad mínima de consentimiento sexual a 16 años

La edad mínima de consentimiento sexual quedará fijada en 16 años después de que el Congreso reforme el actual Código Penal, que la fija en 13 años, por lo que un adulto cometerá un delito de abusos a menores si tiene relaciones con una persona menor de esa edad. El Gobierno tiene previsto enviar a las Cortes en las próximas semanas el Anteproyecto de reforma del Código Penal que prevé elevar la edad mínima de consentimiento, edad que, tras una iniciativa de última hora, va a quedar fijada en los citados 16 años.

El borrador del Gobierno enviado en abril al Consejo de Estado dejaba en quince años este límite, pero Justicia ha decidido añadir un año más al texto que finalmente irá al Parlamento. Así, el borrador que irá a las Cortes prevé que "el que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años", según su artículo 183.1.

Las penas se agravan (hasta posibles condenas de entre doce y quince años de cárcel) en función de factores como la existencia o no de violencia y el hecho de que el ataque incluya penetración. Sin embargo, el código también prevé que "el consentimiento libre del menor de 16 años excluirá la responsabilidad penal por los delitos previstos en este capítulo cuando el autor sea una persona próxima a la víctima por edad y grado de desarrollo o madurez".

Fuentes del Ministerio de Justicia han confirmado esta última redacción del borrador y la han explicado señalando que Naciones Unidas recomendó elevar la edad mínima de consentimiento, que en España era de las más bajas de nuestro entorno. El Congreso ya había llegado en anteriores legislaturas a un acuerdo sobre la conveniencia de elevar la edad mínima de 13 años, pero hasta ahora ninguna iniciativa de reforma ha prosperado.

Las fuentes de Justicia han explicado que, tras elevar a quince años el límite, Sanidad fijó en 16 años la edad mínima para contraer matrimonio (en una modificación del Código Civil), lo que aconsejaba equiparar ambas edades. Además, tras comparar con los países europeos más próximos, en los que esa edad mínima para el consentimiento llega hasta los 18 años, el Gobierno ha decidido subirla un peldaño más, hasta los 16 años de edad.

El borrador de Código Penal incluye medidas novedosas como el castigo con prisión a quienes "a través de internet" u otras tecnologías de la comunicación contacten con un menor de dieciséis años y le propongan tener relaciones sexuales o traten de embaucarle para que facilite material pornográfico.