Ciudadanos se abstendrá si PP o PSOE "desencallan" la legislatura

Ciudadanos se abstendrá si PP o PSOE "desencallan" la legislatura

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró este jueves, tras reunirse con el Rey, que una abstención del PP o del PSOE para permitir que gobierne el otro "abriría la puerta" a que también lo haga Ciudadanos y con ello facilite la formación de un Gobierno y la puesta en marcha de la legislatura.

Albert Rivera, ha comunicado hoy al Rey que los escaños de su partido están dispuestos para "desencallar" la actual situación de "guerra fría" entre el PP y el PSOE, de forma que pueda echar a andar la legislatura y sea posible la investidura de un presidente del Gobierno.

Rivera compareció en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados después de hora y media de reunión con el Rey, y dejó claro que no pretende votar a favor de Rajoy ni de Sánchez, pero se plantearía una abstención en el caso de que existiera un acuerdo para sacar adelante las reformas que considera necesarias para España.

Preguntado expresamente por ello, reconoció que una abstención del PP o del PSOE allanaría el camino para que Ciudadanos también lo haga.

Aseguró que no facilitará la formación de un Gobierno sustentado en una mera "suma de escaños sin un proyecto común", y da por hecho que la única fórmula viable para que PP o PSOE gobiernen es que el otro se abstenga. Ciudadanos no lo haría a cambio "de nada", precisó, sino con una hoja de ruta de reformas. "No va a haber cambios si no somos capaces de entendernos", alertó.

La intención de Rivera es ejercer una "oposición responsable", con disposición a "desencallar el bloqueo institucional" generado por los dos grandes partidos, PP y PSOE, a los que responsabilizó de una especie de "guerra fría". Por ello les pidió "generosidad y sentido de Estado" para permitir la formación de Gobierno y la acción legislativa del Parlamento.

Los "pilares" que Ciudadanos se marca para toda negociación son la defensa de la Constitución, del sistema de bienestar, de la economía de mercado y de los acuerdos derivados de la pertenencia a Europa y al euro. Dentro de ese marco, afirmó, puede dialogar con cualquier otra formación, pero quien se salga de él no tendrá nunca su respaldo.

Rivera dejó claro, en ese sentido, que Ciudadanos nunca facilitará un Gobierno asentado en una mera "suma de escaños sin un proyecto común", como sería a su juicio el caso de un acuerdo del PSOE con sus confluencias territoriales y con fuerzas nacionalistas.

Rivera no quiso aventurar si el candidato a la investidura propuesto por el Rey será Mariano Rajoy o Pedro Sánchez, entre otras cosas porque tienen que ser ellos quienes expresen su voluntad al jefe del Estado, a los españoles y a las fuerzas políticas. Sí advirtió, no obstante, de que cualquier negociación tendría que ser previa al debate de investidura, porque si alguien piensa que en esa misma sesión "nos va a convencer a todos y vamos a firmar un contrato de adhesión, que lo vaya descartando".

Además Rivera trasladó también al Rey su disposición a abordar un debate sobre la reforma de la Constitución siempre que sea "serio, responsable" y sabiendo "qué queremos", no creando una comisión "sin rumbo y sin proyecto". Cree, además, que para esa reforma el PP tiene que "mover ficha", porque sin su respaldo no hay mayoría para modificarla.

Durante esta semana, el Rey está manteniendo encuentros con los líderes de las diferentes fuerzas políticas. Tras concluir esta ronda, Felipe VI designará al candidato que deberá recabar el apoyo del Congreso de los Diputados para formar Gobierno.

Felipe VI terminará la ronda de consultas este viernes con Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP). Tras haber escuchado a todos los partidos, el monarca convocará al presidente del Congreso, Patxi López, para comunicarle el nombre del candidato que se someterá al debate de investidura.

BALDOVÍ DE COMPROMIS: EL REY VE A RAJOY COMO PRIMERA OPCIÓN

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha desvelado este jueves que el Rey apuesta "de manera decidida" por seguir "el orden natural" y que sea el líder del PP, Mariano Rajoy, el primero en someterse a la investidura. Así lo ha señalado Baldoví en la rueda de prensa posterior a la audiencia que ha mantenido con Felipe VI dentro de la ronda que está llevando a cabo para sondear a las distintas fuerzas parlamentarias antes de proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno.

El parlamentario valenciano ha explicado que el monarca le ha comentado que Rajoy debería ser el que se sometiera primero a la investidura por haber sido el que obtuvo el mayor número de votos en las elecciones del pasado 20 de diciembre, siguiendo así "con el orden lógico de las cosas".

Y, ha proseguido, que en caso de que el presidente del Gobierno en funciones no consiguiera el mínimo de apoyos necesario para seguir en La Moncloa, debería ser el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el que se sometiera al escrutinio de la Cámara.

Ahora bien, Baldoví ha recalcado que Felipe VI también le ha señalado que "a lo mejor" también el PP entendía que si no generaba ningún tipo de consenso con las fuerzas parlamentarios, "igual prefería no acudir" a una sesión de investidura. Eso es algo, ha dicho, que habría que preguntar este viernes al propio Rajoy tras la audiencia que tiene previsto mantener con el Rey.

EL REY Y DOMÈNECH HABLAN SOBRE TODO DE LA CONSTITUCIÓN Y EL REFERÉNDUM

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha dedicado la mayor parte de la hora y media de conversación que hoy ha mantenido con el Rey en el Palacio de la Zarzuela a debatir sobre una posible reforma constitucional, el referéndum y el encaje de Cataluña en España. Se trata de la reunión más larga de las diez entrevistas que ya ha mantenido esta semana el jefe del Estado con los dirigentes de las fuerzas políticas, sobre todo dedicada a un debate teórico sobre el encaje territorial de Cataluña a través de un posible cambio constitucional y la consulta que reclama su partido.

Durante la también larga rueda de prensa que el político catalán ha ofrecido después en el Congreso ha insistido varias ocasiones en que su encuentro con el Rey ha sido "muy interesante", ocupado mayormente en estas cuestiones y, en menor medida, a exponer su opinión ante el debate de investidura para el que el jefe del Estado tendrá que proponer un candidato, una vez que acabe sus consultas.

Domènech ha explicado al Monarca que si no se afrontan de forma "valiente" los "grandes retos" que exige el momento político y se prefiere sólo dar un "maquillaje" a la Constitución, al final más tarde o más temprano se llegará a un proceso constituyente, que es lo que siempre ha defendido En Comú Podem. "No puedo decir nada de lo que ha dicho él, pero está claro que no partíamos de posturas iguales", ha declarado respecto a los términos de su diálogo con el Monarca, que en varias ocasiones ha definido como un "debate".

Felipe VI está aprovechando la ronda de consultas con los representantes políticos para pulsar su opinión sobre una eventual reforma constitucional, una cuestión que, a tenor de lo que ha contado Domènech a la prensa, ha absorbido la conversación que han mantenido a solas en el despacho oficial del jefe del Estado.

De forma discreta, sin las cámaras ante las que se han saludado en el Salón de Audiencias de Zarzuela, el político catalán ha regalado al Rey su último libro, "Hegemonías. Crisis, movimientos de resistencia y procesos políticos (2010-2013)".

Se trata de la primera vez que Xavier Domènech acudía al Palacio de la Zarzuela, y lo ha hecho con atuendo informal, sin corbata, como antes hicieron el líder de IU, Alberto Garzón, y el portavoz de Compromís, Joan Baldoví.

Ha reconocido que él nunca había pensado que algún día iba a conversar con el Rey de esta manera y por ello ha apuntado que posiblemente aún necesitará "días" para hacerse una impresión real del encuentro.