Cifuentes pide modular y racionalizar el derecho de manifestación

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este martes que la Ley es "muy permisiva y amplía" con el derecho de reunión y y ha apostado por "modularla" para "racionalizar el uso del espacio público". En una entrevista en RNE, Cifuentes ha afirmado que Madrid es "una ciudad complicada porque las manifestaciones son permanentes y su cifra desmesurada". Así, ha detallado que en lo que llevamos de año se han producido casi 2.200.

"El tema de las movilizaciones es una cuestión puntual que viene dada por el momento político y propiciado porque hay grupos que tratan de conseguir en la calle lo que no han conseguido en las urnas", ha esgrimido.

Aunque ha asegurado que el derecho de manifestación es constitucional "y no se necesita autorización previa", apuesta por compatibilizarlo con el derecho que tienen el resto de la población "de poder estar en una ciudad que sea habitable". "Significa poder circular con tranquilidad, que no haya incidentes, disturbios, que no haya problemas de orden público. Es muy objetivo y trato de conseguirlo", ha agregado.

En este sentido, Cifuentes defiende un cambio legislativo, aunque no tiene claro cómo se realizaría. "Lo que quiero es abrir un debate porque cualquier modificación tiene que ser adoptada por un amplio consenso. El derecho manifestación lo recoge la Constitución es su artículo 21 y no creo que haya que cambiar la Constitución. Este derecho tiene que seguir siempre en todo caso un derecho constitucional. Estamos en una sociedad democrático y los derechos de los ciudadanos no se pueden recortar", ha avanzado.

Sin embargo, considera que el derecho de reunión hay que "modularlo" porque la Ley Orgánica que lo recoge, de 1983, "tiene muchos años". "Habría que modificarla, no para recortar derechos, pero sí para racionalizar el uso del espacio público. No puede ser que en un mismo día en Madrid haya diez manifestaciones en la misma zona. Los comerciantes y vecinos del Centro de Madrid están desesperados con toda la razón", ha dicho.

La delegada del Gobierno en Madrid ha apuntado que la reforma debería dar a la Administración "cierto margen para modificar las horas, cambiar determinados lugares para compatibilizar el derecho de manifestación, que no hay que restringirlo en absoluto, sino para garantizar el derecho de los ciudadanos a no estar en una ciudad que es ocasiones es inhabitable". "La ley es muy permisiva y amplía con el derecho de manifestación y cuando la Delegación ha intentado en diversas ocasiones no prohibir sino modular este derecho cambiando itinerarios o de día una manifestación porque creíamos que podía suponer un peligro de orden público, sistemáticamente el Tribunal Superior de Justicia de Madrid siempre ha fallado en nuestra contra y nos ha condenado a costas", ha añadido.

"Lo que dice la Ley es que sólo se puede prohibir o modificar una manifestación cuando existan razones fundadas de alteración del orden público con peligro para bienes o personas, cosa que yo he apreciado que existían en algunas ocasiones y en todas ellas los tribunales nos han quitado la razón", ha proseguido.

VICTORIA APUESTA POR UN EQUILINRIO ENTRE EL DERECHO DE MANIFESTACIÓN Y EL RESPETO A LA VIDA ORDINARIA DE LOS MADRILEÑOS

En similar línea, el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha apostado este martes por encontrar un equilibrio entre el derecho constitucional a la manifestación y el respeto la vida "ordinaria y rutinaria" de los madrileños. "Es evidente que las manifestaciones están ocasionando algunos problemas en la vida ordinaria de los madrileños. Al mismo tiempo existe el derecho constitucional a la manifestación, que debemos respetar y amparar desde las administraciones públicas", ha añadido.

Así se ha pronunciado Victoria durante el acto del Día del Patrón de la Policía Nacional, al ser preguntado por la petición de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, de "modular" la Ley para "racionalizar uso espacio público".

El consejero ha señalado que Cifuentes está realizando una labor "excepcional" en cuanto a la organización y autorización de manifestaciones.

EL DIRECTOR DE LA POLICÍA: "PEQUEÑOS GRUPOS VIOLENTOS" QUIEREN PERTURBAR LA PAZ SOCIAL

En el mismo acto el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, afirmaba que "pequeños grupos violentos" pretenden perturbar la paz social de España en unos momentos de grave crisis económica.

El responsable de la Policía Nacional se refirió a este asunto en presencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; del presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner; de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; y del director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa.

Durante su intervención, Cosidó destacó el "gran trabajo" que está realizando la Policía y cómo, gracias a su labor, "se garantiza el cumplimento de la ley, los derechos de todos, la convivencia y la paz social que pequeños grupos violentos pretenden perturbar".

En este sentido, el director general se refirió a que "ninguna dificultad, ningún desafío, por importante quesea, va a cambiar el rumbo que hemos emprendido", en referencia a la labor de la Policía. En esta línea, remarcó que "los ciudadanos pueden tener la absoluta certeza de que la Policía Nacional está y estará a la altura de los retos" que tiene España en estos "momentos difíciles" de su historia. Remarcó que nada va a hacer que la Policía "decline" de su responsabilidad en esta situación por la que atraviesa el país.