Cifuentes, Aguirre y González llamados a la comisión sobre financiación ilegal del PP en el Congreso

La Mesa y Portavoces de la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP abierta en el Congreso ha aprobado hoy el próximo calendario de comparecencias en el que destaca la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes; Esperanza Aguirre, Ignacio González y Francisco Granados. Cifuentes tendrá que acudir a la comisión el próximo 20 de marzo, mientras que sus predecesores en la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y Esperanza Aguirre, lo harán el 10 de abril.

Fuentes parlamentarias han confirmado también a Efe que se llamará a comparecer a Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aunque de momento no se ha concretado la fecha.

El mismo día que Cifuentes, 20 de marzo, declarará en el Congreso el exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez.

Por su parte, el exdirigente del PP de Madrid Francisco Granados y su presunto socio en la trama Púnica y también imputado, David Marjaliza, acudirá a la Cámara baja el 13 de marzo.

Tal y como ya estaba previsto, la comisión recibirá el 6 de marzo al expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y al ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, relacionados con la parte valenciana de la trama Gürtel.

Las comparecencias se cerrarán el 17 de abril con el empresario considerado el blanqueador de la trama Gürtel, Ramón Blanco Balín, comparecencia pendiente desde el pasado 2 de febrero, y con el bróker suizo Arturo Fasana.

Hoy mismo, la comisión ha contado con la presencia del 'número tres' de la Gürtel, Álvaro Pérez el Bigotes, que se ha preguntado por qué Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, y el exgerente del PP gallego Ángel Piñeiro, "amigo del señor Rajoy", nunca han declarado por los papeles de Bárcenas cuando ellos sí aparecen en las anotaciones y "soltaban el mondongo".

El presidente de la Comisión, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, cree que se ha conseguido el objetivo de evitar que la investigación parlamentaria se convirtiera en un "circo" y ha remarcado que no se trata de hacer juicios paralelos, sino de dilucidar si existen responsabilidades políticas.

En declaraciones a los periodistas, Quevedo ha asegurado que no es partidario de solicitar más prórrogas a los trabajos de la comisión, cuyo mandato expira el próximo 11 de octubre, porque considera que en esa fecha ya existirán "elementos suficientes" para intuir cuál puede ser el dictamen.

"Es un muy importante centrarse en las responsabilidades política y para esto estamos bien encaminados", ha destacado.