Cientos de personas se concentran en Pamplona en apoyo a la Guardia Civil

Cientos de personas se concentraron en la noche del lunes ante las puertas de la Comandancia de la Guardia Civil en Navarra en apoyo a este cuerpo y su presencia en la Comunidad Foral, en un acto convocado tras la agresión el pasado sábado en la localidad navarra de Alsasua a dos guardias civiles y sus parejas.

Tras una pancarta en la que se leía el lema Navarra por la libertad, con la Guardia Civil, cientos de personas se han concentrado ante la Comandancia y han lanzado consignas a favor de la libertad, la justicia y la presencia de la Guardia Civil en Navarra. Entre los concentrados se encontraban la delegada del Gobierno, Carmen Alba; el expresidente de Navarra Miguel Sanz; el exalcalde de Pamplona Enrique Maya; y el director general de Paz y Convivencia del Gobierno foral, Álvaro Baraibar.

También han participado la popular Ana Beltrán, los regionalistas Javier Esparza, Íñigo Alli, Sergio Sayas y Fermín Alonso y los socialistas María Chivite y Guzmán Garmendia. En la concentración no han participado representantes de EH Bildu y Podemos.

APLAUSOS A LA GUARDIA CIVIL

Los concentrados, convocados por la asociación Vecinos de Paz, han recibido entre aplausos a los mandos de la Guardia Civil en Navarra, quienes les han saludado desde las escaleras de acceso a la Comandancia. Con anterioridad, han lanzado consignas en contra de EH Bildu y el alcalde abertzale de Pamplona, Joseba Asiron. La portavoz de la asociación convocante, Maribel Vals, en declaraciones a los periodistas, ha reivindicado que lo ocurrido en Alsasua "es un acto terrorista".

"Necesitamos a la Guardia Civil, son garantes de libertad -ha apuntado-, y lo que sucedió el otro día (...) era todo lo contrario, lo tenemos por terrorismo". "En Alsasua hemos visto que la gente no ha salido a la calle, nos han llamado, querían moverse pero seguimos con ese terror", ha añadido. La portavoz vecinal ha subrayado que "aquí, no sobra nadie, ni nuestra Guardia Civil, ni nuestra Policía Nacional ni la Foral".

APOYO A LOS AGRESORES

Por su parte, y ante la sede del Ayuntamiento, un centenar de vecinos abertzales ha expresado su solidaridad con los dos jóvenes detenidos por la agresión del sábado y han pedido el archivo judicial de la causa abierta por estos hechos.

Mientras, los dos jóvenes detenidos por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra) han quedado en libertad con cargos de lesiones y atentado a la autoridad, tras prestar declaración ante el juez por unos hechos que han merecido la repulsa, aunque no haya sido unánime, del Parlamento foral. Los jóvenes, que deberán comparecer en el juzgado todos los viernes, han sido conducidos poco antes de la ocho y media de la mañana al Palacio de Justicia de Pamplona, donde un grupo de unas veinte personas se ha concentrado con carteles en los que se podía leer: "No a los montajes policiales".

APOYO DEL CONGRESO

La Comisión de Interior del Congreso ha aprobado este martes una declaración institucional, con el voto en contra de ERC y Bildu, de apoyo a los dos guardias civiles y sus parejas agredidos este fin de semana en Alsasua (Navarra). La declaración, consensuada por el PP, el PSOE, Ciudadanos, Podemos y PNV, ha salido adelante con 33 votos a favor, contando los dos votos en contra de ERC y Bildu y la abstención del Partit Demòcrata Català, la antigua Convergència.

En el texto se ha reflejado "la más enérgica condena y rechazo" a la "brutal agresión" sufrida en un bar de Alsasua por los guardias civiles y sus parejas, a quienes se les desea una pronta recuperación. Una violencia que "nunca podrá quedar impune" y que ha merecido el apoyo expreso al trabajo de los agentes. "Mostramos el apoyo y solidaridad con la Guardia Civil ante estas injustificadas agresiones", han defendido.

Bildu ha mostrado su rechazo por la aprobación de esta declaración, expresando las dudas por la legalidad de una declaración que no a contado con la unanimidad de todos los grupos.

DELITO DE ODIO

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, considera que la agresión sufrida por dos guardias civiles en Alsasua (Navarra) encaja en la definición de delito de odio tal como está tipificado en el Código Penal, pero no en la de 'kale borroka'. Es más, ha opinado que, aunque a veces se produzcan hechos puntuales, la 'kale borroka' "ha pasado a la historia con la derrota de ETA". En una entrevista televisiva ha señalado que la agresión de Alsasua es un "hecho puntual" pero también que en algunas localidades de País Vasco y Navarra existe un odio hacia la Guardia Civil, y que "Alsasua no es de las localidades donde la Guardia Civil es más querida".

Fernández Díaz ha subrayado que, aunque ETA está "aniquilada policialmente" y hace 5 años que anunció el cese de la violencia, "42 años de terrorismo no se curan de la noche a la mañana", sino que hay "una patología social" y hay localidades del País Vasco y Navarra donde existe odio al Instituto Armado.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado en torno a las cinco de la madrugada, en el bar Koxka, donde un numeroso grupo de personas, por causas todavía sin concretar, agredió a los dos guardias civiles, que se encontraban en ese momento con sus parejas. Uno de los agentes, un teniente de la Guardia Civil, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas en una pierna y en la cara, y ya ha recibido el alta hospitalaria, mientras que el otro, que es sargento, y las mujeres presentan lesiones, magulladuras y hematomas.

Pilar, novia del sargento, ha asegurado que pasó miedo durante la agresión y ha subrayado que "se notaba el odio y la repulsión hacia todas las fuerzas de seguridad". La investigación sobre lo sucedido está abierta y la Policía Foral no descarta que puedan producirse nuevos arrestos y que al delito ya imputado se sumen otros

CONDENA AL TERRORISMO Y REPROCHES A BILDU

Han sido numerosas las manifestaciones de repulsa de los partidos políticos, como la del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha reclamado a la Policía Nacional que actúe contra las personas que se han manifestado este lunes para reclamar la absolución de los arrestados por la presunta agresión a dos guardias civiles fuera de servicio y a sus parejas en Alsasua.

"Espero que la Policía tome nota y actúe ante los que quieren convertir en héroes a los agresores. Basta ya", ha escrito el líder de Ciudadanos en su cuenta personal de Twitter. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado que su formación condena la agresión sufrida en la madrugada del sábado por dos guardias civiles y ha asegurado que les parece mal que Sortu no lo haga.

"Nos parece mal", ha sentenciado Echenique al ser preguntado sobre la postura de la formación abertzale al respecto, que no ha condenado los hechos y además ha cuestionado "la veracidad de la versión difundida" sobre la agresión, "ya que dicha versión proviene de fuentes exclusivas de la Guardia Civil y de la delegación de Gobierno".

También la portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha sumado su opinión. Afirma que espera que los dos detenidos acusados de agredir a dos guardias civiles en Alsasua sean juzgados por terrorismo.

"Los que quieren vender la idea de que ETA está derrotada han de tener en cuenta que esta violencia es terrorismo, porque la definición de terrorismo es "infundir el miedo para llevar a cabo el proyecto político, y eso es lo que han hecho estos, creo, terroristas", ha asegurado Aguirre.