Cerca de 500 inmigrantes acceden a Melilla por la valla, una de las mayores entradas

La Delegación del Gobierno en Melilla ha elevado a casi 500 el número de inmigrantes que ha conseguido entrar hoy a la ciudad, tras un intento protagonizado por unos 1.000 subsaharianos.

Según han informado fuentes de esta institución, son "algo menos" de medio millar, una cifra que supone, junto a la registrada el pasado 18 de marzo, la más elevada de todos las entradas masivas que se han vivido en Melilla. Son los únicos datos que ha facilitado, por el momento, la Delegación del Gobierno, que también ha informado de que algunos inmigrantes han sido atendidos de heridas leves por cortes.

El asalto se ha producido sobre las 05:30 horas por la zona del perímetro próxima al puesto fronterizo de Barrio Chino, el lugar por el que se han registrado las últimas tentativas de entradas masivas de subsaharianos.

Pese al despliegue policial en el lado marroquí y en el español, reforzado desde el aire por un helicóptero de la Guardia Civil, casi la mitad de los que lo han intentado han conseguido superar el triple obstáculo que compone el vallado de Melilla.

CORRIENDO HACIAL CETI

Tras saltar la valla, los subsaharianos se han dirigido corriendo hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde han sido recibidos por algunos de sus compatriotas. Entre los que han conseguido acceder a la ciudad, hay una mujer, que sería la segunda en haber logrado superar el obstáculo, después de que otra inmigrante camerunesa lo lograra el pasado mes de febrero.

Con los inmigrantes llegados hoy, el CETI, en el que ya hay tiendas de campaña instaladas, tanto en el interior como en el exterior, podría alcanzar la cifra de los 2.300 acogidos, más de cuatro veces su capacidad idónea, que es de 500 personas. Algunos inmigrantes se habían quedado encaramados en la valla durante unas dos horas, pero finalmente han bajado de la misma y han sido entregados a Marruecos.

En las inmediaciones de la valla, en el lado marroquí, se ha divisado una columna de humo, al quemar las autoridades de dicho país las prendas que los inmigrantes han ido dejando en la tentativa de entrada. Muchas de esas prendas también han sido visibles por las calles de Melilla por las que han pasado los inmigrantes de camino al CETI. La valla ha sufrido algunos daños en la zona por la que se ha producido, que están siendo reparados.

INTERIOR ADMITE QUE EL CETI DE MELILLA ESTÁ YA EN UNA SITUACIÓN "LÍMITE"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se encuentra en una situación "límite" tras la última entrada masiva de subsaharianos por la valla.

En declaraciones en el Congreso, Fernández Díaz ha confirmado que el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, viajará a Melilla para "coordinar analizar in situ la situación de la valla de Melilla tras los "asaltos masivos" producidos de madrugada por diversos puntos de la valla.

Interior pretende "coordinar sobre el terreno" las operaciones y también trabajar con el Ministerio de Empleo, de quien depende el CETI de Melilla, que según el ministro ya estaba en una situación de saturación y ahora está "al límite". "Evidentemente la cifra de los que han entrado coloca la situación al límite", ha reconocido.

Según ha explicado, en la madrugada de este miércoles ha habido "unos intentos de entrada masivos por diversos puntos del perímetro fronterizo, que han superado incluso a las fuerzas de seguridad marroquíes, han roto el vallado.

"Estamos actuando en directo, porque en estos momentos también hay una cantidad ingente de inmigrantes bajando del monte Gurugú y, aunque hay un gran despliegue de las fuerzas de seguridad marroquíes, están intentando superarlas para intentar entrar", ha contado a primera hora.