Cataluña perdería el proyecto Barcelona World si sale del euro

El consejero delegado de Veremonte y presidente de BCN World, Xavier Adserà, ha dicho que los inversores de BCN World tienen como "línea roja" que Cataluña siga en la UE, que consideran básico, entre otras cosas, por la seguridad jurídica que implica y por la moneda.

Durante su intervención en las jornadas Matins de Esade, Adserà ha asegurado que los inversores de BCN World consideran muy importante que Cataluña pertenezca a Europa.

Está previsto que el complejo turístico y de ocio empiece a construirse en 2014 en Vila-seca/Salou (Tarragona) y dé trabajo a 17.000 personas del sector de la construcción, 7.000 de ellos indirectos.

Según Adserà, a los promotores del proyecto no les preocupa que los estados sean más o menos independientes siempre que estén dentro de Europa, ya que la seguridad jurídica que eso da es algo muy apreciado por las economías emergentes.

La Comisión Europea advirtió el pasado lunes que si un territorio de la Unión Europea se independizara de un Estado miembro, dejaría de formar parte de la Unión.

"El punto difícil sería estar fuera de Europa", ha insistido Adserà a preguntas de los periodistas y ha asegurado que la "incertidumbre" siempre es un factor que supone dificultad para cualquier proyecto.

EL COMISARIO EUROPEO DE MERCADO INTERIOR INSISTE EN QUE SI UNA REGIÓN SE INDEPENDIZA, QUEDA FUERA DE LA UE

Por su parte, el comisario de Mercado Interior, Michael Barnier, insistió en que si una región que forma parte de un Estado miembro europeo se independizara, ésta quedaría fuera de la Unión Europea (UE) y debería iniciar el proceso de adhesión para volver al club comunitario.

"Solo puedo decir que según el derecho de los tratados, si una región sale de un Estado miembro de la UE y es independiente, de facto sale de la Unión y sería necesario un nuevo tratado de adhesión", afirmó hoy Barnier en rueda de prensa, preguntado por el debate abierto en Cataluña sobre su pertenencia a España.

Barnier, que el viernes se desplazará a Madrid para entrevistarse con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y con el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, negó que vaya a aprovechar su visita para abordar la cuestión catalana.

"Voy mañana (sic) a Madrid para encontrarme con el presidente del consejo de ministros y el ministro de finanzas para hablar de la economía y del trabajo que hacemos, en el que participa activamente el Gobierno español, no para hablar de esta cuestión", recalcó.

Barnier señaló que la Comisión Europea no está en posición de pronunciarse sobre "cuestiones de organización internas" de los Estados miembros, y alegó que los ciudadanos están "ligados a su soberanía, y no esperan que Bruselas se ocupe de todo".

"Evidentemente, sigo esta cuestión con mucha atención, sin especular sobre los diferentes escenarios posibles, y solo daremos nuestra opinión cuando se nos presente un escenario concreto", indicó el comisario europeo.

Barnier recordó que, en términos generales, está previsto que si un territorio se independiza de un Estado miembro, quede fuera de la Unión Europea.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha indicado hoy que, "aunque ahora se habla mucho" de si Cataluña quedaría dentro o fuera de la UE si crea su propio Estado, "en Europa lo que prima es la economía" por encima "de polémicas políticas interesadas".