Cataluña recibe 568 millones del Fondo de Liquidez Autonómico para saldar sus deudas

La Generalitat catalana ha recibido los 568 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) que reclamaba para atender gastos corrientes y, entre hoy y mañana, saldará sus deudas con entidades y consorcios sanitarios, educativos y sociales, según fuentes del Departamento de Economía.

Tal y como garantizó ayer el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, Hacienda ha transferido hoy a la Generalitat esos 568 millones.

El retraso en la recepción de estos fondos obligó a la Generalitat el viernes pasado, día 5, a retrasar el pago de conciertos sanitarios, educativos y sociales, como ya ocurrió en julio.

Cataluña debe unos 400 millones por conciertos correspondientes al mes de julio y varios cientos de millones de euros correspondientes a septiembre, y ahora deberá saldar deudas con los 568 millones de euros que le han llegado hoy, mientras que tratará de ir regularizando lo más pronto posible las deudas que aún queden pendientes, según estas fuentes.

Por otra parte, la Generalitat ya ha recibido otros 471 millones para hacer frente a vencimientos de deuda pública, según ha confirmado el departamento de Economía de la Generalitat.

En total, Cataluña ha pedido 5.023 millones del Fondo de Liquidez Autonómico, aunque por ahora solo se ha formalizado la operación de crédito por 1.039 millones de euros (568 millones para atender gasto corriente y otros 471 que ya ha recibido para atender vencimientos de deuda).

La Generalitat pagará un interés inferior al 6% por estos fondos mediante un préstamo a 12 años, con los dos primeros de carencia.

CATALUÑA SE QUEJA DE QUE EL RETRASO LE COSTARÁ 24 MILLONES DE EUROS POR EL PAGO DE CUOTAS A LA SEGURIDAD SOCIAL

La Generalitat se ha mostrado "indignada" porque a causa del retraso en la recepción de los fondos que había pedido prestados al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) pagará tarde las cuotas de septiembre de la Seguridad Social, lo que le supondrá un recargo de 24 millones de euros. En rueda de prensa después de la reunión del gobierno catalán, el portavoz del ejecutivo, Francesc Homs, ha explicado que el ejecutivo catalán presentará un requerimiento al Ministerio de Trabajo contra el recargo impuesto por el pago con retraso de las cuotas a la Seguridad Social, el paso previo a la presentación de un recurso de inconstitucionalidad.

Según la Generalitat, hasta ahora el recargo era del 3% por el primer mes de retraso, por un 5% si el pago se demoraba dos meses, de un 10% a partir del tercer mes, y del 20% a partir del cuarto mes, mientras que a partir de ahora, por una modificación legal hecha en julio pasado por el Gobierno, la penalización será del 20% "desde el primer retraso".

La Generalitat considera que se trata de una situación "ciertamente absurda y exagerada" y, por este motivo, está decidida a "iniciar un proceso judicial", dado que no ve lógico que reciba más tarde de lo esperado 568 millones de euros para atender gasto corriente y ello le genere un recargo por pagar tarde a la Seguridad Social.

Según la versión del gobierno catalán, el 27 de julio solicitó aplazar el pago de las cuotas a la Seguridad Social correspondientes de junio y julio, con el compromiso de que cuando recibiera el dinero del FLA atendería el pago de esas cuotas y los intereses de demora. Pero el Gobierno "denegó la petición", según el gobierno catalán, por lo que el ejecutivo catalán ha acordado presentar este requerimiento ante el Gobierno español, al entender que el recargo es "abusivo".

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, considera que la Generalitat catalana elude su responsabilidad de gestión y adopta una "pose electoralista" al quejarse de que el retraso de los fondos que había pedido prestados al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Tomás Burgos ha afirmado que Cataluña, al igual que el resto de comunidades autónomas, está adherida a un régimen de cuotas que comprende la obligación de cada autonomía de transmitir las liquidaciones de cotizaciones sociales en los plazos reglamentarios "sin que quepan excepciones ni tratos de favor". En este marco, según Burgos, todas las comunidades han venido sufragando sus cuotas de forma regular y "la única que ha tenido serios problemas y no ha satisfecho sus compromisos con la Seguridad Social es la Generalitat de Cataluña".