Catalá corrige a Puigdemont: Son políticos presos

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, rechazaba anoche la entrada en prisión del presidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, a los que se ha referido como "presos políticos". En un apunte en Twitter escrito en inglés, el presidente de Cataluña se ha referido a Sànchez y Cuixart como "presos políticos". "España encarcela a líderes de la sociedad civil de Cataluña por organizar manifestaciones pacíficas. Lamentablemente, tenemos presos políticos otra vez", ha señalado Puigdemont.

"Pretenden encarcelar ideas, pero nos fortalecen la necesidad de libertad" aseguraba Puigdemont después de que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela decretase este lunes el ingreso en prisión incondicional sin fianza para Sànchez y Cuixart por promover las concentraciones del pasado 20 y 21 de septiembre en Barcelona.

CATALÁ: SE LES HA PRIVADO DE LIBERTAD POR LA PRESUNTA COMISIÓN DE UN DELITO

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha negado este martes que los líderes presidentes de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y de Êmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, en prisión condicional desde este lunes, sean presos políticos y vincula la decisión de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela a la "hipotética comisión de un delito". Asimismo, ha dicho que no cree que se deba promover la ilegalización de partidos independentistas porque sus programas sean "contrarios". Así lo ha manifestado durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el que ha explicado las siete grandes líneas de trabajo que, en su opinión, son necesarias para hacer una reforma estructural de la Justicia.

Al ser preguntado por la decisión que adoptó este lunes la magistrada Lamela de mandar a prisión a los líderes de las asociaciones soberanistas, el ministro ha apuntado que se les ha privado de libertad por la "hipotética comisión de un delito por impedir" que se llevase a cabo el mandato de un juez. En esta línea, ante las afirmaciones de algunos líderes independentistas, como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que aseguró que Sánchez y Cuixart se han convertido en presos políticos, Catalá ha rechazado esta expresión y ha señalado que "no se puede hablar de presos políticos, podemos hablar de políticos presos".

También, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, dijo hoy que en España "nadie está preso por pensar de una forma u otra, sino por incumplir la ley", en clara referencia al encarcelamiento este lunes por presunta sedición de los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez, y de àmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Catalá ha recordado que ha habido otros investigados, como el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, a los que se les ha impuesto otro tipo de medidas cautelares como retirada del pasaporte, prohibición de salir del territorio nacional o comparecencias quincenales en un juzgado.

Catalá ha aprovechado para enfatizar que en Cataluña, ante el desafío independentista, "hay miedo, incertidumbre" instaurado por aquellos que actúan "al margen de la ley" y ha subrayado que debido a esta situación las agencias de rating están emitiendo "algunas alertas de recesión, está habiendo fugas de empresas, cayendo las reservas hoteleras y la inversión". "Sólo cabe una manera de actuar: volver a la ley, al Estado de Derecho, practicar el diálogo, pero no exigiéndolo, en el marco de la legalidad" y en el Congreso de los Diputados que es "sede de nuestra democracia".

Por último, al contrario que el presidente del PP catalán, Xavier Garcia Albiol, que se ha mostrado partidario de que, en caso de unas elecciones en Cataluña, se prohíban "los programas electorales que no se ajusten a la legalidad"; el ministro de Justicia ha aseverado que no se debe "promover la ilegalización de los partidos políticos" porque su programa sean contrarios porque la Constitución defiende la libertad de expresión y el movimiento político.

BRUSELAS SITÚA LA PRISIÓN PROVISIONAL DE SÁNCHEZ Y CUIXART "DENTRO DEL ORDEN CONSTITUCIONAL Y LEGAL"

La Comisión Europea ha dicho este martes que no va a valorar la orden de prisión preventiva dictada sobre los presidentes de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y de Êmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, porque se trata de un proceso judicial en curso, que se enmarca "dentro del orden constitucional y legal" de un Estado miembro. "No haré más comentarios sobre este proceso, que se desarrolla dentro del orden legal y constitucional interno español. Es un asunto interno que no voy a comentar", ha advertido en una rueda de prensa el portavoz comunitario Alexander Winterstein.

Bruselas "no comenta" procesos judiciales "en marcha" y tampoco se pronuncia sobre "el posible significado de tales procedimientos" para un proceso, el desafío independentista, que se desarrolla dentro de uno de los Estados miembro de la UE, ha añadido el portavoz, que respondía así a la pregunta de si cree que esta decisión judicial podría dañar los intentos de diálogo.

El Ejecutivo comunitario, cuyo presidente, Jean-Claude Juncker, mantiene contacto directo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no mantiene contactos formales con las autoridades del Govern. "No me constan tales contactos", ha dicho Winterstein, sobre posibles conversaciones entre los servicios comunitarios y representantes de la Generalitat.