El juez Castro imputa a la infanta Cristina en el caso Noos

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma que instruye el Caso Nóos, José Castro, ha imputado a la infanta Cristina y la ha citado a declarar el próximo 27 de abril a las 10.00 horas, según han informado fuentes judiciales. La Casa del Rey ha expresado su "sorpresa" por el cambio de "posición" del juez José Castro, instructor del "caso Nóos", al haber decidido imputar a la infanta Cristina, al tiempo que ha mostrado su "absoluta conformidad" con la decisión de la Fiscalía de recurrir esta medida.

La imputación se produce una semana después de que Diego Torres, el ex-socio de Iñaki Urdangarin, marido de la Infanta, aportara nuevos correos para tratar de demostrar su implicación en la empresa.

Entre esa documentación había varios emails que el marido de la Infanta Cristian remitió a su mujer para consultarle diversas gestiones que tenía intención de realizar al frente del Instituto Nóos.

Más en concreto, en uno de ellos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarin remite a la hija del Rey Don Juan Carlos "una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar". Y prosigue: "Hay dos versiones. Clientes, 'colab' y amigos, y la otra para Octagon (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please... Ciao".

En el mismo correo, el Duque le comenta que "a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la de dejarte así".

EMAILS COMPROMETEDORES

Mediante otro email, del 17 de junio del mismo año, Urdangarin le reenvía a su mujer un mensaje de Nissan sobre la resolución del concurso 'Estudio de notoriedad World Series by Nissan', en el que esta compañía indica que una vez recibidos y analizados los presupuestos solicitados, la mejor oferta es la presentada por Nóos.

En otro correo, fechado el 5 de abril de 2004, el Duque reenvía adjunto a la Infanta un artículo que "trabajamos el día pasado en el seminario y un resumen del mismo. Me parece interesante".

El 26 de febrero de ese año, el Duque envío otro correo al secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, en el que le pedía que le diese "una copia a Cristina de mi parte".

Precisamente, el juez Castro dictó este martes un auto judicial en el que deniega la petición formulada por Urdangarin, de nulidad y expulsión de la causa de los emails aportados por su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres.

En este sentido, recordó que ni el Duque de Palma "ni una sola persona" ha alegado "en ningún momento" la falta de autenticidad de los emails aportados a la causa por Torres.

En el citado auto, el magistrado señala que durante su declaración, si bien Urdangarin hizo uso de su derecho a no contestar a las preguntas que así lo estimó oportuno, "en ningún momento alegó la falta de autenticidad de ningún concreto correo por el que se le preguntó, por lo que se está en el caso de desestimar que los correos aportados por copia impresa hayan sido objeto de alguna adulteración maliciosa que, además, de haberla sido, a buen seguro que habría tenido un contenido mucho más incriminatorio.

Según el juez, a partir de la declaración del exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y de los numerosos correos electrónicos aportados a la causa, y tras escuchar la versión dada por el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, surgen "una serie de indicios" que hacen dudar que la infanta desconociera la aplicación que su esposo diera a su mención como vocal en la junta directiva de Nóos.

LA JUSTICIA ES IGUAL PARA TODOS

La citación como imputada de la infanta Cristina en el caso Nóos es para "despejar" las dudas que pesan sobre ella en relación a la causa porque mantener "la incógnita" desacreditaría la máxima de que "la justicia es igual para todos", según afirma el juez José Castro en su auto.

En un auto de diecinueve folios, el juez José Castro señala que la infanta podría haber incurrido en "un supuesto de cooperación necesaria" o "complicidad" en los delitos que se atribuyen a Urdangarin y Torres en este caso que investiga el presunto desvío de más de 6 millones de euros de fondos públicos al Instituto Nóos, presidido en su día por Iñaki Urdangarin, marido de la infanta.

Los delitos que se imputan a Urdangarin y Torres son falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública.

La intención del juez, según recoge el auto, es despejar la duda de si la infanta conocía el presunto uso que hacía Urdangarin de su presencia como vocal en el Instituto Nóos y de participación en un 50% en la empresa Aizoon SL, para conseguir contratos de entidades públicas y privadas.

En opinión del juez instructor, no citarla sería "un cierre en falso en descrédito de la máxima de que la Justicia es igual para todos", además de una contradicción con la práctica cotidiana de los juzgados y tribunales.

En concreto, los referidos indicios proceden de la declaración de Diego Torres, de los numerosos correos electrónicos aportados a la causa por éste y de la versión ofrecida en sede judicial por el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, también imputado.

Castro considera dudoso que empresas e instituciones se hubieran "aquietado tan pacíficamente" a las proposiciones de Urdangarin y Torres "sin contar con el aparente y consensuado refuerzo de la Casa de S.M. el rey", que "intencionadamente se hacía desprender" de que en la junta directiva de Nóos figurasen los nombres de la infanta y García Revenga.

LA FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN RECURRIRÁ LA IMPUTACION DE LA INFANTA

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá la citación como imputada de la infanta Cristina acordada hoy de oficio por el juez del caso Nóos, José Castro, han informado fuentes del ministerio fiscal.

La Fiscalía Anticorrupción ha tomado esta decisión porque considera que no existen indicios criminales que relacionen a la infanta Cristina con las actividades del Instituto Nóos, que presidió su marido Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres, y por tanto no es partidaria de su citación para el próximo 27 de abril.

El recurso del fiscal Pedro Horrach se corresponde con la postura que la Fiscalía ha mantenido a lo largo de la investigación, en la que siempre se ha mostrado contraria a la imputación de la infanta al considerar que no hay motivos para ello.

La citación como imputada de la infanta Cristina en el caso Nóos puede recurrirse en reforma ante el mismo juez que la ha dictado, José Castro, y a continuación en apelación ante la Audiencia Provincial de Palma, según recoge el auto judicial.

Por tanto, la citación no es firme y podría aplazarse, suspenderse o revocarse. El plazo para presentarse el recurso es de tres días ante el juez del caso, José Castro, y de cinco ante la Audiencia Provincial de Palma, aunque este tipo de trámites se suelen presentar de una vez como recursos de reforma subsidiarios de apelación.

CAYO LARA (IU) SOBRE LA IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA: "MÁS VALE TARDE QUE NUNCA"

"Más vale tarde que nunca". Así reaccionó el coordinador federal de IU, Cayo Lara, al conocer la decisión del juez José Castro de imputar de la infanta Cretina en el 'caso Nóos', en el que está implicado su marido, Iñaki Urdangarin. "Tal vez con esto se podía hacer bueno aquella expresión que dijo el monarca de que todos somos iguales ante la ley", añadió en relación al tradicional discurso de Navidad que el Rey pronunció en diciembre de 2011.

A su juicio, "hace mucha falta" que en España haya jueces que "se crean de verdad" la independencia del poder judicial "y tiren para adelante" con los casos que instruyen, "sea quien sea quien tengan enfrente, en los autos, en los papeles, en los documentos, en las pruebas, en los indicios que se les pone encima de la mesa". "Yo sueño con que tengamos un día ese país" y la decisión del juez Castro "va en esa dirección", agregó el máximo dirigente de Izquierda Unida.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha mostrado su respeto por la decisión del juez José Castro de imputar a la Infanta Cristina en el caso Nóos y ha recordado que en España la Justicia es igual para todos.

El expresidente del Congreso José Bono iba más allá y ha considerado que sería "prudente" que la infanta Cristina renunciara a sus derechos en la línea sucesoria "por el propio bien de la monarquía y de la Corona".

Tanto el Gobierno como el Partido Popular no quieren valorar la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos y se limitan a respetar la decisión adoptada por el juez José Castro.

La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha exigido a la Casa del Rey que cese las actividades de la infanta Cristina y que su defensa no la paguemos todos "con fondos públicos". "Ojalá la Casa del Rey actúe mejor que el PSOE y el PP, y no apele a la presunción de inocencia para hacer como que no pasa nada".

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha reclamado que en un Estado de derecho todos los ciudadanos deben ser tratados con igualdad, por lo que ha pedido que la Corona no tenga "ningún tipo de privilegio asociado".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, reconocía que necesitaba tiempo para asimilar la noticia. "Déjeme primero que asimile esta información, si hay que pronunciarse lo haremos en su momento", se ha limitado a decir Mas tras ser preguntado por la imputación de la infanta Cristina en el curso de la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palau de la Generalitat.