Casado será vicesecretario de Comunicación y Moragas, director de la campaña del PP

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy |Archivo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido mantener a María Dolores de Cospedal como secretaria general del PP, cargo en el que a partir de ahora estará acompañada por cinco vicesecretarios.

Rajoy ha anunciado una nueva estructura del partido para afrontar las próximas elecciones generales en la reunión de Comité Ejecutivo Nacional del PP que habían convocado para analizar la estrategia del partido ante esos comicios y llevar a cabo los cambios que había prometido.

Unos cambios que no afectan a la secretaria general, que tampoco incluyen la hipótesis que se venía barajando de crear un puesto de coordinador general y que se limitan a la modificación en el número de vicesecretarías y de los nombres que se situarán al frente de algunas de ellas.

Hasta ahora había tres vicesecretarías, la de Organización (que dirigía Carlos Floriano), la de Estudios y Programas (Esteban González Pons), y la encargada de autonomías y ayuntamientos (Javier Arenas).

Arenas se mantiene al frente de la que dirigía hasta ahora mientras que habrá cambios en las otras dos.

Floriano será sustituido por el actual presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, y González Pons entrega el testigo a Andrea Levy, que ostenta en la actualidad el mismo cargo de vicesecretaria en el PP catalán.

Se crea la vicesecretaría sectorial, que estará a cargo del exalcalde de Vitoria Javier Maroto, y se recupera la vicesecretaría de Comunicación, un puesto que será para el diputado Pablo Casado, que fue el portavoz de la campaña del partido para las elecciones del 24 de mayo.

Rajoy ha agradecido su labor en momentos difíciles a los vicesecretarios que dejan de serlo y ha dicho que mientras que González Pons seguirá siendo el portavoz de los eurodiputados del PP y, como tal, se mantendrá en el comité de dirección del partido, Floriano pasará a asumir una responsabilidad en el comité de dirección del grupo popular en el Congreso.

"Estoy convencido de que su dedicación y experiencia les será de gran utilidad en el futuro a ellos y a nuestro partido", ha añadido.

Además, Rajoy ha avanzado que su jefe de Gabinete en la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, será el jefe de la campaña del PP para las próximas elecciones generales.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que antes de que acabe el mes de septiembre el Ejecutivo presentará en el Parlamento el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado.

PÉRDIDA DE VOTOS POR EL CENTRO Y LA ABSTENCIÓN

El jefe del ejecutivo también ha afirmado hoy que en las últimas elecciones su partido ha perdido voto "claramente" por el centro y, "sobre todo, por la abstención".

Ha hecho este diagnóstico ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde ha expuesto que se ha producido un trasvase desde las bolsas de abstención a las fuerzas de izquierda mientras votantes del PP y algunos del PSOE han optado por abstenerse.

Asimismo, Rajoy ha recalcado que los 'populares' han tenido resultados "malos" en las urnas a pesar de haber ganado, pero han sido "peores" en el reparto del poder institucional.

A modo de ejemplo, ha recordado que el PP ha sido el partido más votado en ocho de las diez ciudades más grandes de España y sólo gobernará dos, mientras que el PSOE no ha sido la fuerza más votada en ninguna de ellas y gobernará tres.

"El PP se ha quedado a un solo escaño de gobernar en Castilla-La Mancha y en ciudades como Madrid, Valencia o Marbella" recalca.

RAJOY SE VA A IMPLICAR "MUCHO MÁS" EN LA VIDA DEL PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciad que va a implicarse "mucho más" en la vida del partido en esta etapa y que tiene el "firme propósito" de presidir las reuniones del Comité de Dirección como hace con las del Consejo de Ministros.

Rajoy se ha pronunciado así ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, a cuyos miembros ha pedido dedicarse "intensamente" a la labor de partido.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que hasta el momento no ha podido dedicar más tiempo a las reuniones de la dirección del partido, pero ahora va a poner todo de su parte "para estar más presente".

"En los próximos meses todos debemos salir más, hablar más, explicarnos y relacionarnos mucho más con todos los españoles, con humildad, con sencillez, pero también con la firme defensa de nuestras convicciones", ha reclamado el líder del PP.

Rajoy ha añadido que no considera "adecuado" abrir un proceso de congresos regionales en toda España, aunque "habrá que ordenar algunas cosas" y ha pedido "colaboración para ello".

"HEMOS PAGADO UN PRECIO MUY ALTO POR EL COMPORTAMIENTO DE ALGUNOS COMPAÑEROS"

Sobre la corrupción asegura: “Hemos pagado un precio muy alto por el comportamiento de algunos que considerábamos compañeros. Esto nos hace muchísimo daño. En el futuro, una de las prioridades de este partido es actuar con rapidez y con contundencia contra la corrupción”.

Hemos pedido muchos esfuerzos a los españoles, pero no quedaba otro remedio. Hemos tenido que tomar decisiones muy difíciles que de no haberlas tomado hubiera sido mucho peor para España.

Rajoy: “El PP hablará más con los españoles con humildad pero con la firme defensa de nuestras convicciones”.

Asegura que "no es el momento de congresos extraordinarios" y propone una conferencia política del PP los días 11 y 12 de julio “para dejar claro cuáles son nuestras reformas e iniciativas. Sería la base del programa electoral de las generales que comenzaríamos a redactar al día siguiente de su celebración”.

ACUSA AL PSOE DE SER "ESCLAVO DE SU DEBILIDAD Y DE SUS SOCIOS"

Por otra parte, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha acusadoal PSOE de ser "esclavo de su debilidad y de sus socios", un partido que ha perdido "el barniz de la moderación" y al que le asoma "la pintura vieja" por culpa de sus pactos con partidos extremistas o directamente independentistas.

En su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, en el que ha anunciado cambios en la dirección del partido, Rajoy ha vuelto a arremeter contra el partido de Pedro Sánchez que, a su juicio, ha apostado por la "frivolidad, la marginalidad y el extremismo".

Con cierta dosis de amargura, Rajoy ha reconocido que él creía que compartía con el PSOE "el mismo amor por España" aunque le separaran diferencias sobre "los medios y las prioridades".

"Ahora no", ha lamentado el presidente del Gobierno, que ha denunciado que los socialistas "abracen" a "cualquier grupo marginal" con tal de que no gobierne la lista más votada, siempre y cuando esa lista sea la del PP.

"Son capaces de cualquier cosa con tal de echar al PP", ha denunciado Rajoy, que ha criticado al PSOE por dar "cheques en blanco" sin pensar en las consecuencias.

Dirigiéndose a sus compañeros, ha expresado su pesar porque muchos candidatos que han ganado con claridad no van a poder gobernar en las instituciones a pesar de haber gestionado ayuntamientos y comunidades en situaciones muy difíciles de crisis económica.

"Lo lamento, pero lamento más lo que le puede pasar a esos vecinos", ha alertado Rajoy, que ha emplazado a sus compañeros a defender a sus votantes porque han podido perder el poder, pero no sus principios.

PABLO CASADO, LA INYECCIÓN PARA UNA NUEVA IMAGEN

Abogado y economista, actual diputado por Ávila y expresidente de Nuevas Generaciones de Madrid durante ocho años, se ha convertido en la cara más amable, joven y mediática del PP para propagar su mensaje.

En un partido que tiene pocos jóvenes en su dirección y que está viendo cómo en los últimos días muchos de sus históricos son desalojados del poder y dan un paso atrás, Pablo Casado representa renovación generacional y supone un envite contra otras formaciones repletas de dirigentes noveles.

En muchas de sus declaraciones ha venido defendiendo la mezcla de experiencia y juventud para que el PP mantenga y recupere la confianza de los electores, pero a la hora de opinar sobre cuál es el mejor perfil como candidato del partido para las elecciones generales, no duda: el que representa Mariano Rajoy.

Lo dice alguien que ha trabajado muy de cerca con un referente del PP como José María Aznar porque fue su director de gabinete entre 2009 y 2012.

Su biografía, que le liga también a Esperanza Aguirre ya que fue diputado en la Asamblea de Madrid entre 2007 y 2009, recuerda que completó su formación en Harvard y Georgetown, que está casado y que tiene dos hijos.

Una de las mayores alegrías de su vida después de meses de preocupación fue ver como su hijo Pablo superaba las complicaciones de haber nacido a las 25 semanas de gestación y pesando sólo 700 gramos.

Rajoy entiende que puede ser un acicate para que el PP logre el voto de los jóvenes españoles, esos jóvenes que Casado ha dicho en más de una ocasión que son del Partido Popular aunque no lo sepan porque esta fuerza política representa un proyecto inconformista, reformista y liberal. Un partido en el que Casado parece que puede tener mucho más que decir y decidir en el futuro.

DE LA ESFERA MUNICIPAL A LA SECRETARÍA DE ORGANIZACIÓN DEL PP

El nuevo vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, es un abogado de 45 años que ha desarrollado la mayor parte de su vida política en la Administración Local en Zamora, donde es presidente de la Diputación Provincial desde hace doce años.

Martínez-Maillo, casado y con una hija, comenzó su carrera política en 1999, tras ejercer antes como abogado y ser responsable de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Zamora, cuando entró como concejal en el Ayuntamiento de Zamora y ejerció como edil de Deportes, además de ocupar la viceportavocía del PP.

Al año siguiente, renunció al cargo para ir en la lista al Congreso de los Diputados y conseguir su escaño por la circunscripción de Zamora en la VII Legislatura.

Pero en 2003 regresó a la política municipal para ir de número dos en las listas al Ayuntamiento de Zamora y ser candidato a presidente de la Diputación Provincial, cargo que ocupa desde mayo de ese año.

De forma paralela a su entrada en la Corporación provincial, Martínez-Maillo fue elegido miembro de la comisión ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias en 2003 y al año siguiente accedió a la presidencia del Partido Popular de Zamora.

Tras dos mandatos en los que fue diputado provincial como concejal del Ayuntamiento de Zamora, en las pasadas elecciones municipales decidió cambiar el consistorio de la capital zamorana por el del pueblo del que desciende, Casaseca de las Chanas, un municipio de 380 habitantes del que el pasado día 13 de junio fue nombrado alcalde. Martínez-Maillo forma parte de la directiva nacional del Partido Popular desde el año 2004.