Casado asegura que su comida con exministros no es contra Sáenz de Santamaría

Casado asegura que su comida con exministros no es contra Sáenz de Santamaría

El candidato a presidir el PP Pablo Casado ha asegurado hoy que la comida que mantendrá hoy en Madrid con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y varios exministros del Gobierno de Rajoy "no es contra Sáenz de Santamaría", la otra candidata en este proceso. En una entrevista en la Cadena Ser, Casado ha explicado que es un encuentro planificado "desde hace días" y refleja que prácticamente dos terceras partes de los exministros se sienten identificados con su proyecto, así como la propia secretaria general del partido.

Sobre posibles presiones de Rajoy para que no se celebre este encuentro, Casado ha afirmado que le "consta" que no ha sido así y que, por el contrario, el aún presidente el partido se ha comprometido a mantener la neutralidad "absolutamente exquisita" en este proceso y "lo está cumpliendo".

Además, ha indicado que sus reproches por que la operación diálogo con Cataluña, pilotada por Sáenz de Santamaría, "no fue bien" no se dirigen al Gobierno de Rajoy por quien se ha "partido la cara" como nadie. "Criticarle a él sería criticarme a mí", ha dicho a este respecto, aunque ha reivindicado que él es un político sin la "mochila" que supone la gestión en el Gobierno.

Casado no ha querido confirmar si cuenta con el apoyo del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en esta carrera por liderar el partido, ya que el 'barón' gallego tiene que "hablar por sí mismo". Pero ha subrayado que Feijóo ha recordado que la suma de los votos a su candidatura y los de Cospedal en la primera vuelta en esta comunidad es "nítida". También que ayer más de una decena de cargos del PP gallego le dieron el apoyo, por lo que cree que su proyecto "ha conectado" en Galicia.

SANTAMARÍA AVISA DE QUE SE GANA LAS ELECCIONES OCUPANDO EL CENTRO DEL TABLERO

La candidata a la Presidencia del PP Soraya Sáenz de Santamaría ha advertido hoy de que las elecciones se ganan "ocupando el centro del tablero", ocupando todo el centro derecha y no dirigiendo el partido a "una esquina". Con este argumento ha defendido Sáenz de Santamaría su proyecto para liderar el PP frente al de Pablo Casado, y en una entrevista en Onda Cero ha advertido además de que para ella sería más fácil "integrar" porque no se ha metido "con nadie" en esta campaña, cuando su rival sí lo ha hecho.

La exvicepresidenta del Gobierno ha insistido en que lo que se elige en este congreso extraordinario es "cómo gana" el PP las elecciones y eso es ocupando todo el centroderecha. "Nuestro partido no puede irse a una esquina sino ampliarse y abrirse con los mismos principios y valores que nos sustentan a todos", ha recalcado.

Y ha señalado que en el PP, además de liberales, hay muchas personas que defienden los valores del humanismo cristiano, que apuesta por políticas dirigidas a lograr la igualdad de oportunidades.

Con esta tesis quiere recuperar los tres millones de votantes que el PP ha perdido, y que en su opinión se fueron, sobre todo, por culpa de los casos de corrupción, ante los que el PP, ha dicho, "reaccionó y dio la cara de la mejor manera posible". "Tanto María Dolores de Cospedal como Pablo Casado salieron a lidiar ese asunto" del mismo modo que a ella desde el Gobierno, al igual que a quien la sucedió como portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, les tocó lidiar con otras cuestiones como la crisis económica, el ébola o Cataluña. Por eso, ha subrayado, no va a criticar a sus compañeros, ya que los responsables de la corrupción no son ellos sino los corruptos.

Soraya Sáenz de Santamaría ha insistido en mostrarse optimista sobre sus posibilidades de ganar el sábado y ha considerado que los compromisarios son "sensibles" al hecho de que ella ganó en la primera vuelta con el voto de los afiliados. Una vez más ha señalado que en lugar de contar compromisarios el sábado preferiría que ella y Casado se integraran en una lista única y eso lo va a intentar hasta el final.

DE GRANDES RECUERDA QUE AZNAR RENUNCIÓ A SER PRESIDENTE DE HONOR

El presidente de la comisión organizadora (COC) del XIX Congreso nacional extraordinario del PP, Luis de Grandes, ha recordado este jueves, tras la queja de José María Aznar por no se invitado al cónclave, que el expresidente renunció en 2016 a ser presidente de honor de la formación y ha tratado con un "desdén expreso" al Partido Popular.

De esta forma ha respondido a Aznar, quien aseguró desde Málaga este miércoles que ni es compromisario ni ha tenido "el honor" de ser "invitado" al congreso que elegirá al sucesor de Rajoy. "Yo sólo he sido presidente del PP 14 años, del Gobierno ocho años y diputado 20 años, pero probablemente eso no da derecho a ninguna invitación", ironizó el actual presidente de FAES.

En una entrevista en Antena 3, De Grandes ha afirmado que no quería hacer "un juicio" sobre el expresidente del Gobierno porque es una "figura histórica" y ha sido "muy relevante" en el partido. De hecho, ha subrayado que él mismo fue su portavoz parlamentario en el Congreso durante sus ocho años de gobierno

imo momento.