Casado, dispuesto a acuerdos entre PP y PSOE sobre cuestiones importantes para España

Casado, dispuesto a acuerdos entre PP y PSOE sobre cuestiones importantes para España

En poco más de 24 horas, Pedro Sanchez y PAblo Casado se veran las caras por primera vez en los nuevos roles que han asumido tras salir adelante la moción de censura de hace dos meses. Es una reunión de cortesía, pero en Moncloa, el líder del PP pondrá sobre la mesa cuales son sus líneas rojas, y el presidente del Gobierno planteará acuerdos de Estado.

Así, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pedirá este jueves al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que España "se haga respetar" en la Unión Europea y le propondrá que impulse la "cooperación en origen" y una "coordinación" en la política fronteriza.

Casado ha avanzado que también propondrá al presidente del Gobierno la necesidad de que PP y PSOE, en las cuestiones importantes para España, como política económica o política territorial, dialoguen e intenten mantener posiciones "comunes", siempre "dentro de la responsabilidad".

"Lo que quiero proponer al presidente del Gobierno es que en las cuestiones importantes para España, los dos partidos fundamentales, que somos el PP y el PSOE, podamos hablar y tener posiciones comunes, siempre y cuando sean dentro de la responsabilidad", ha dicho a los periodistas.

Entre esos asuntos fundamentales, Pablo Casado se ha referido al problema de la inmigración y la llegada de inmigrantes a las costas andaluzas, apuntando que planteará al presidente la necesidad de que haya una política "eficaz, sin demagogia y sin buenismos".

Otros asunto que llevará a su reunión con Pedro Sánchez será la política económica y los compromisos internacionales que tiene que cumplir España en la senda de déficit, techo de gasto y política fiscal.

Ha agregado además que exigirá al presidente que "no haya ningún tipo de acercamiento de presos etarras a las cárceles del País Vasco". De otro lado, ha señalado que también quiere hablar con el jefe del Ejecutivo de la política territorial y de que no haya "ninguna cesión" a los independentistas ni se permita "chantaje" por parte de éstos.

La reunión entre el presidente del Gobierno con el líder de la oposición no viene precedida de buenas vibraciones. Ni por parte del Gobierno, con el ministro de Fomento calificando de "regresión" el truinfo de Casado en las primarias, ni del propio Casado, quien tildó la labor de Sámchez de un "desastre en dos meses", anunciando que 2el periodo de gracia se ha acabado vamos a hacer una oposición muy firme".

Por su parte, el presidente del Gobierno ha annciado que ofrecerá acuerdos de Estado al PP y espera que Casado vaya a la reunión "con altura de miras, no con el Gobierno sino con su pais".

El encuentro en Moncloa, este jueves a las cinco.