Camps afirma, tras declarar por Nóos, que "todo se ha hecho bien"

Carrusel Camps
Carrusel Camps |Telemadrid

El expresident de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha señalado a los periodista tras declarar durante dos horas ante la secretaria del Juzgado Número 3 de Palma por el caso Nóos que "todo se ha hecho bien" y que en la Generalitat se ha trabajado "con honestidad y honorabilidad".

Camps ha calificado de "un trámite más" esta declaración como testigo, durante la que ha respondido por escrito desde su despacho oficial en el Consell Jurídic Consultiu (CJC) a casi un centenar de preguntas, y ha aseverado que está "tranquilo", "satisfecho" y no preocupado, aunque a veces todo esto se hace "un poco largo".

Según ha dicho, la Administración autonómica valenciana es "ejemplar" en su funcionamiento interno, tanto antes, como durante y después de su mandato, de manera que es "imposible pasar un papel de un lado a otro sin que el trámite administrativo sea el que corresponde", igual que ocurre en los organismo públicos de la Generalitat.

"Todo se ha hecho bien", y además "se ha hecho", cosa que no ocurre en otros lugares, ha resaltado Camps, quien ha asegurado que no se siente "engañado por nadie", dado que la Generalitat puso "en línea lo que correspondía".

Respecto a los convenios que firmaron instituciones valencianas con el Instituto Nóos, ha indicado que "las personas que tomaron las decisiones son las que saben exactamente por qué las fueron tomando", y se ha mostrado "convencido de que las tomaron conforme correspondía y porque correspondía".

Camps ha asegurado que con Iñaki Urdangain solo se reunió "en audiencias públicas" y que nunca habló con él de los convenios de instituciones valencianas con el Instituto Nóos, y ha resaltado que ha actuado siempre "en aras del interés general" de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana "y en muchas ocasiones" de España.

Respecto a los Juegos Europeos, sobre los que el Instituto Nóos ofreció preparar la candidatura de Valencia para ser la sede, ha indicado que el año que viene se celebrarán por primera vez, y que si no se celebraron en Valencia fue, "entre otras cosas", porque se "cedió lealmente a la apuesta de Madrid" para la candidatura olímpica de 2016 y 2020, que eran incompatibles.

"Se irán despejando las dudas", ha indicado el expresident, quien ha resaltado que la Administración autonómica que presidió durante años es de una "enorme complejidad", pero cuenta con sistemas de control, auditorías, servicios jurídicos y control de cuentas.

Camps ha respondido a las preguntas que le ha formulado una a una la secretaria judicial -planteadas por el juez instructor de Nóos, la Fiscalía y Manos Limpias- a través de su secretaria, que ha tecleado las respuestas que daba, y ha indicado que no le han sorprendido, aunque algún aspecto lo desconocía.

Ha confesado que "no es plato de buen gusto para nadie" someterse a una declaración judicial y que se le ha hecho "un poco largo" el proceso, igual que le ocurrió en otro asunto que no pretende recordar y que ahora "va a hacer dos años que terminó felizmente", si bien nunca ha estado preocupado "por este ni por los otros temas".

Camps ha declarado dos meses y medio después de la fecha inicial fijada por el juez José Castro, ya que entonces no se le pudo localizar, y lo ha hecho desde su despacho oficial en el CJC, donde ha llegado en su coche dos horas antes del inicio de la declaración y que ha sido custodiado en el exterior por una docena de policías.