Campa admite "errores y excesos" en la banca y exige "responsabilidades”

Campa admite  "errores y excesos" en la banca y exige "responsabilidades”
Campa admite "errores y excesos" en la banca y exige "responsabilidades” |Telemadrid

El exsecretario de Estado de Economía José Manuel Campa ha admitido que antes y después de la crisis se han cometido "errores y excesos" por parte de los actores del sector financiero, y además de pedir "limitarlos", ha exigido "responsabilidades concretas" en los protagonizados hasta ahora. "Pero no hay que confundir los errores cometidos con una equivocación en la dirección de la reestructuración financiera, que es y era la correcta", defendió en su comparecencia en la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados para explicar su punto de vista sobre la situación del sistema financiero.

Campa, quien minutos antes de iniciar su comparecencia aseguró a los periodistas que tenía "muchas ganas de informar", solicitó no valorar el "éxito o el fracaso" de la reestructuración financiera en función de instituciones "específicas", como Bankia, sino sobre su capacidad de fortalecer las entidades en general. El exsecretario de Estado de Economía defendió así la "supervisión" del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y limitó el problema financiero hasta la pasada primavera a "actuaciones específicas" y no a un problema" sistémico".

En este sentido, aseguró que este diagnóstico era "válido", y se reforzó para ello en las estimaciones del FMI, para explicar la situación de la banca durante los tres últimos tres años. "El sistema financiero tenía capacidad para absorber el deterioro de los activos", afirmó el 'número dos' de Economía desde mayo de 2009 hasta diciembre de 2011.

Además, instó a proseguir con el saneamiento del sector financiero, aunque se requiera de "mayor consumo" de recursos públicos, para lo que aconsejó no "perder la perspectiva". "El objetivo es la estabilidad del sector, que en su gran mayoría sigue siendo solvente", subrayó.

PROBLEMAS DE GOBERNANZA EN LAS CAJAS

Campa repasó las medidas para solventar la incertidumbre sobre los balances de la banca y apuntó directamente a las cajas: "Tenían problemas de gobernanza que imposibilitaban ampliar capital". Y cuestionó la profesionalidad de los órganos de gestión de algunas entidades. Al respecto, valoró el ajuste de capacidad y número de empleados acometido hasta la fecha, si bien advirtió de que éste debe seguir "en el futuro". También se congratuló del "éxito abrumador" del traspaso de activos gestionados por cajas a bancos.

Campa puso en valor la "mayor transparencia" del sector financiero español en las pruebas de esfuerzo, en las que se exigieron, según recordó, "mayores esfuerzos" y se ofreció mayor "grado de detalle"."Más allá del ruido, estas pruebas han sido positivas para avanzar en la reestructuración", explicó, para después recordar que las inyecciones públicas en la banca han sido en entidades "pequeñas" y "bajas" respecto a la capacidad del FROB, de 99.000 millones de euros.

CRITICAS DE LA OPOSICION POR PREFERENTES Y 'BANCO MALO'

En sus intervenciones, los portavoces de los partidos criticaron la actuación de los responsables políticos sobre la comercialización de participaciones preferentes. El diputado del PSOE Antonio Hurtado hizo hincapié en la nacionalización de entidades y en la necesidad de liquidar algunas de ellas. Además, inquirió a Campa sobre el 'banco malo' que el Gobierno actual aprobará a instancias de Bruselas, sobre lo que la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas lamentó que no se afrontara durante la legislatura del PSOE.

El portavoz de CiU Josep Sánchez Llibre también resaltó el bloqueo de las preferentes, mientras que el portavoz del PP Vicente Martínez Pujalte criticó que el anterior Ejecutivo sólo pensara que Bankia y el resto de entidades nacionalizadas "eran una maravilla". La mayoría de partidos no compartió el diagnóstico del exsecretario de Estado, sobre todo por la transformación de cajas en bancos.

'BANCO BUENO'

Durante el turno de réplica, Campa, quien destacó el "esfuerzo" legislativo para contener la desconfianza en la banca, explicó que un 'banco malo' es una transferencia "directa" de recursos públicos a agentes privados. "Aunque a lo mejor deberíamos llamarlo 'banco bueno', porque todo el mundo está a favor", ironizó. Por último, reafirmó su defensa en la supervisión del Banco de España, al asegurar que son las entidades "las que juegan", y descartó "problemas sustanciales" en el endeudamiento público del Estado.

CAMPA DEFIENDE LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

El exsecretario de Estado de Economía ha defendido la salida a Bolsa de Bankia, al considerar que era un "proyecto atractivo", y ha resaltado que contribuyó a rebajar la prima de riesgo española mientras la de los países "vulnerables" subía. "No hay que minusvalorar el impacto de la salida a Bolsa de Bankia", sentenció Campa en su turno de réplica en la Comisión de Economía en el Congreso, en donde aseguró que la entidad ahora nacionalizada ya tenía "necesidades" de capital "importantes" tras el decreto de febrero de 2011.

En cuanto a las preferentes, el exsecretario de Estado circunscribió sus emisiones a la necesidad de las cajas de seguir creciendo y ante su incapacidad de ampliar capital. "Desde 2008 se dejan de emitir preferentes en red minorista, sólo las emite el FROB", defendió, para después recordar que el Gobierno excluyó las preferentes como capital de calidad y calculó que el saldo vivo ha pasado de 25.000 millones en 2008 a menos de 8.000 millones. "Desde julio de 2009 no se han emitido casi preferentes en mercado minorista, solo se han amortizado", subrayó.