Fallece un piloto de la Patrulla Águila tras estrellarse en el Mar Menor

C-101EB Aviojet
C-101EB Aviojet

El comandante gaditano Eduardo Fermín Garvalena Crespo, de 38 años, ha fallecido este jueves tras estrellarse en el Mar Menor el avión de la Patrulla Águila que pilotaba durante un ensayo. Su aeronave un C-101 ha caído al mar cuando participaba en un ensayo de la patrulla acrobática del Ejército del Aire, sin que el piloto hay podido eyectarse de la cabina.

Se da la circunstancia de que Garvalena sustituyó hace dos años en la misma posición de la patrulla acrobática, la Águila 5-Solo, al instructor Francisco Marín, que falleció el pasado agosto tras caerse al mar en un avión del mismo modelo y en una zona cercana a la del accidente de este jueves.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresaba su pesar por el fallecimiento en su cuenta de Twitter.

El avión de la Academia General del Aire ha caído al mar frente a la costa de La Manga, en Murcia, a primera hora de la tarde de este jueves, según ha informado el Ejército del Aire. Tras desplegarse en la zona equipos de rescate, el Ejército del Aire informaba del hallazgo de restos del avión siniestrado frente a las costas de La Manga.

El siniestro ha ocurrido cuando la unidad acrobática estaba realizando un entrenamiento y uno de los reactores ha caído al agua, por causas que se desconocen, a la altura del kilómetro 6,5 de La Manga.

El piloto manejaba el avión ‘Solo’ de la Patrulla Águila, con el que realizaba las maniobras más arriesgadas.

Se trata del tercer accidente de una aeronave de la Academia General del Aire durante los últimos meses. Los dos anteriores tuvieron lugar en el mes de septiembre en sendos accidentes.

El pasado 26 de agosto que le costó la vida al comandante Francisco Marín Núñez y al ocurrido el 18 de septiembre en el que perdieron la vida el comandante instructor Daniel Melero Ordóñez y la alumna alférez Rosa María Almirón Otero.

El avión siniestrado es un Airbus C-101 Aviojet, una aeronave dedicada a la enseñanza de pilotos y el vuelo acrobático que cuenta con más de 40 años de servicio en el Ejército del Aire español.