La CUP anuncia que el pleno del lunes es "para declarar la independencia"

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha afirmado este miércoles que el pleno convocado para el lunes que incluye la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, es "para declarar la independencia". "Es un pleno valorar los resultados y para materializar las consecuencias de esos resultados: es decir, para declarar la independencia o para proclamar la república", ha explicado en una rueda de prensa con el diputado 'cupaire' Benet Salellas.

Ha aclarado que la fecha se ha fijado para el lunes a petición de JxSí, porque la CUP lo habría hecho "mucho antes", y ha explicado que los 'cupaires' han exigido al Govern recomponer la Sindicatura Electoral que, según la ley del referéndum, es la encargada de proclamar oficialmente los resultados del 1-O.

El artículo cuatro de la norma --suspendida por el Tribunal Constitucional-- especifica que en caso de ganar el 'sí' en el referéndum "dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados oficiales por la Sindicatura Electoral, celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de independencia de Catalunya, concretar sus efectos e iniciar el proceso constituyente".

Preguntada por si prevén que el lunes se haga una votación en el pleno de los diputados para proclamar la independencia o si bien el Parlament tiene que hacer directamente una proclamación, Boya se ha remitido al redactado de la norma que "lo explica claramente". Salellas ha añadido que "la liturgia concreta en que se producirá" dicha declaración todavía no está cerrada con JxSí y que se conocerá en los próximos días, y ha aclarado que los resultados están legitimados por ellos mismos y por las cargas policiales y los intentos de deslegitimarlos por parte del Estado.

Lo que sí descartan es que se haga una suerte de declaración de independencia en diferido, es decir, declararla el lunes pero supeditar su efectividad a unas elecciones posteriores.

APLICACION DEL 155

Boya ha afirmado que trabajan en el escenario de la aplicación del artículo 155 de la Constitución que establece la intervención de las competencias que el Estado considere en una comunidad autónoma: "Estamos preparados para abordarlo". "Las inhabilitaciones y detenciones son plausibles y pueden pasar, pero en ningún caso parará la declaración de independencia del lunes, que tiene que hacer obligatoriamente este Parlament", ha advertido Boya, y ha avisado de que esas detenciones e inhabilitaciones podrían llegar antes del pleno.

LOS LETRADOS DEL PARLAMENTO CATALÁN AVISAN A FORCADELL

El secretario general del Parlament, Xavier Muro, y el letrado mayor, Antoni Bayona, han avisado este miércoles a la presidenta, Carme Forcadell, y al resto de miembros de la Mesa de que tienen "el deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa" relacionada con una declaración unilateral de independencia (DUI). Lo han hecho en un escrito firmado por ambos y recogido por Europa Press, precisamente el día en el que JxSí y la CUP han fijado para el lunes un pleno específico para que comparezca el presidente de la Generalitat y se aborden las consecuencias de la victoria del 'sí' en el referéndum.

Según el artículo 4 de la ley del referéndum, el Parlament debe declarar la independencia antes de las 48 horas posteriores a la proclamación oficial de los resultados, algo que todavía no se ha hecho pero que se prevé para los próximos días. Los letrados recuerdan que el TC ha notificado en varias ocasiones a Forcadell y al resto de miembros de la Mesa que tienen el deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa relacionada con iniciativas independentistas suspendidas, alertándoles de "eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir" en caso de incumplimiento.

Inician su escrito destacando que "tienen el deber de advertir" de estas consecuencias a los miembros de la Mesa, teniendo en cuenta la posibilidad de que se declare la independencia en el Parlament en los próximos días. Señalan que, además de impedir o paralizar cualquier iniciativa independentista, los miembros de la Mesa también "deben abstenerse de realizar cualquier acción" que suponga desobedecer las indicaciones del TC.

LA IDEPENDENCIA, EN CUESTIÓN DE DÍAS

Carles Puigdemont dijo esta pasada noche a la cadena británica BBC que declarará la independencia "en cuestión de días", y que en la actualidad no hay contactos con el Gobierno.

El presidente catalán agregó que su gobierno "actuará a finales de esta semana o comienzos de la próxima". Puigdemont habló con la BBC momentos antes de que el rey Felipe VI hiciera una declaración institucional en la que acusó a las autoridades autonómicas catalanas de haber actuado con una "deslealtad inadmisible".

El rey de España advirtió de que, ante la situación "de extrema gravedad" en Cataluña, los "legítimos poderes del Estado" deben asegurar "el orden constitucional", la vigencia del Estado de derecho y el autogobierno de esa región, "basado en la Constitución y en su Estatuto de Autonomía".

Felipe VI calificó el comportamiento del Ejecutivo catalán de "deslealtad inadmisible" y "conducta irresponsable" y señaló que "de una manera clara y rotunda, se ha situado totalmente al margen del derecho y de la democracia". Puigdemont, por otra parte, consideró que "sería un error que cambiaría todo" si el Gobierno español interviniera para tomar el control del Ejecutivo regional catalán.

Además, describió como "muy decepcionante" la reacción de la Unión Europea a la actuación de las autoridades policiales durante el referéndum ilegal del domingo pasado en Cataluña convocado por su Gobierno. Asimismo, se mostró en desacuerdo con la declaración del lunes pasado de la Comisión Europea en la que consideró que los sucesos en Cataluña son un asunto interno de España.