CIS: La preocupación por el terrorismo y el independentismo se dispara

La preocupación de los españoles por el terrorismo internacional y por la independencia de Cataluña ha alcanzado cotas de récord tras los atentados que tuvieron lugar en agosto en Cataluña y en plena preparación del referéndum independentista del 1 de octubre, según se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de septiembre.

En concreto, la inquietud por el terrorismo internacional ha pasado de un 4,2% en julio a un 15,6% en septiembre, irrumpiendo como el quinto problema nacional por detrás del paro, la corrupción, los problemas económicos y la clase política.

Además, la preocupación por la independencia de Cataluña se ha triplicado en los últimos dos meses, subiendo cinco puntos y se sitúa ya como el noveno problema del país en los cuestionarios del CIS.

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de septiembre, en el que el 7,8 por ciento de los encuestados lo señala como uno de los tres principales problemas del país.

El barómetro del CIS, que se conoce cuatro días después del referéndum ilegal del domingo en Cataluña, fue elaborado entre el 1 y el 10 de septiembre coincidiendo con la aprobación en el Parlament de las leyes que sirven de base para el proceso de independencia.

En la anterior encuesta del CIS, la independencia de Cataluña era una de las tres principales preocupaciones de los ciudadanos para un 2,6 por ciento de los españoles, más del doble que un mes antes, cuando ahora es citado por tres veces más, un 7,8 por ciento.

Junto a la preocupación por la independencia de Cataluña entra en la lista de principales problemas la preocupación por la falta de acuerdo y la inestabilidad política, citados por un 2,7 por ciento, y los nacionalismos en genérico, por un 1 por ciento.

El problema número uno para los españoles sigue siendo el paro -citado por el 69,5 frente al 70,6 por ciento en agosto-, seguido de la corrupción, que continúa su senda descendente y pasa del 45,3 de la anterior sondeo al 38 por ciento.

En tercer lugar se sitúan los problemas de índole económico que suben casi dos puntos hasta el 21,7 por ciento, seguidos de los políticos con un 20,7 -21,8 en agosto-.

Ya en quinto puesto se sitúa el terrorismo internacional con un 15,6, la sanidad (9,7), la educación (8,4), los problemas sociales (7,9) y en noveno lugar, Cataluña con el 7,8 por ciento, por delante de la calidad del empleo con un 7,5.

SÓLO UN 6,2% NO SE SIENTEN ESPAÑOLES

Sólo un 6,2 por ciento de los ciudadanos no se sienten españoles y afirman sentirse únicamente de su lugar de procedencia, según revela el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de septiembre. Además, un 10,6 por ciento de los consultados en esta encuesta aseguran sentirse más de su tierra que españoles.

Son cifras que rebajan el sentimiento de desapego hacia España registrado en la anterior muestra demoscópica del CIS del mes de julio, cuando sólo se sentían de su comunidad el 6,8 por ciento de los encuestados, mientras el 11 por ciento se veían más de su autonomía que españoles.

El porcentaje de quienes se sienten tan españoles como de su lugar de origen no ha variado en estos tres meses, ya que el estudio de septiembre confirma el mismo porcentaje del 53,8 por ciento de ciudadanos que declaran este sentimiento.

Además, un 15,6 por ciento de los encuestados asegura sentirse únicamente españoles (el 15,7 en julio) y el 7,4 por ciento apunta que se ve más español que de su comunidad autónoma (7,1 en el anterior barómetro).

ESTADO AUTONÓMICO, EL PREFERIDO

El CIS ha preguntado también por las fórmulas de organización territorial de España preferidas por los españoles, y según los resultados sólo un 9,6 por ciento aboga por un Estado "en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en Estados independientes".

El porcentaje es parecido al del mes de julio, cuando el 9,9 aceptaba reconocer la facultad de independizarse a las Comunidades Autónomas, y al de los barómetros anteriores, (el 9,1 en junio, el 9,4 en mayo y el mismo resultado en abril).

El muestreo de septiembre revela que una mayoría del 36,8 por ciento apuesta por un Estado con comunidades autónomas "como el actual", cifra inferior a la de julio (40,6 por ciento) pero cercana a la de junio (37,2 por ciento) y a la de la encuesta de mayo (37 por ciento).

Tras este modelo territorial, aunque a gran distancia, el preferido es el que aboga por un único Gobierno central sin autonomías, opción que marca el 18,9 por ciento de los ciudadanos, la cifra más elevada registrada en los últimos meses, ya que en abril pensaba así el 16,9 por ciento, en mayo el 17,1, en junio el 15,2 y en julio el 17,9 por ciento.

Un Estado cuyas comunidades autónomas tengan más autonomía que ahora es la propuesta del 15,8 por ciento de los encuestados, un dato que eleva ligeramente el 15,1 del mes de julio. El porcentaje baja al 10,5 por ciento para quienes piden un Estado donde las comunidades tengan menos autonomía que ahora (el 9,2 por ciento en el anterior muestreo.