CIS: aumenta ligeramente la preocupación por el paro y la corrupción

Las muertes superan a los nacimientos por primera vez desde 1941
Gente paseando por la calle |Telemadrid

La preocupación de los ciudadanos por el paro y la corrupción volvió a incrementarse ligeramente durante el mes de marzo, según el último barómetro del CIS, en el que el desempleo es el principal problema para un 80,3 por ciento (78,6 en febrero) seguido de la corrupción, con un 50,8 (48,5 hace un mes).

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), elaborada entre el 2 y 10 de marzo, sitúa como tercera preocupación de los españoles los problemas de índole económica, con un 24,9 por ciento, y ya en cuarto lugar, los políticos y los partidos, con un 20 por ciento.

No ha variado el orden de las inquietudes de los españoles en la lista del CIS respecto al mes anterior, ya que en febrero los porcentajes fueron muy similares, salvo la subida inferior a dos puntos que han experimentado tanto el paro como la corrupción.

En el ránking de preocupaciones, el quinto puesto lo ocupa la sanidad, que baja tres décimas respecto a febrero y es mencionada por un 11,8 por ciento, seguida de los problemas de índole social con un 10,4, una décima menos también que hace un mes.

La educación, con un 9,2 por ciento (9,5 el mes pasado), los "recortes", con un 3,9 y los problemas relacionados con la calidad del empleo, con un 3,4 frente al 3,9 de febrero, son los siguientes problemas mas importantes para los ciudadanos.

Por último, y como novedad, aparecen en el puesto noveno los problemas relacionados con la juventud, con un 2,7 por ciento, y empatados en el décimo lugar de la lista se sitúan, los desahucios, el Gobierno y partidos políticos concretos y la crisis de valores, que son mencionados todos ellos por un 2,4 por ciento de los encuestados.

Al igual que en la anterior encuesta, aumenta también levemente el optimismo de los ciudadanos ante la situación económica, aunque un 74,1 por ciento la sigue calificando de "mala o muy mala", frente al 75,6 del mes anterior. De hecho, sólo un 2,5 ven la situación de la economía española como "buena o muy buena" -idéntico porcentaje que en el barómetro de febrero- y un 23 por ciento la ve "regular".

Con la vista puesta en el futuro, crece el porcentaje de los que creen que la situación irá a mejor en un año -29,4 frente al 28 de febrero- y bajan los que consideran que empeorará -13,4-, un punto menos que en el anterior sondeo. Sin embargo, siguen siendo mayoría los que opinan que la situación seguirá "igual" que hasta ahora, con un 43,5 por ciento, frente al 42,7 de febrero.

Unos datos que coinciden también cuando a los españoles se les pregunta por su situación económica personal. Así, un 33 por ciento la califica como "buena o muy buena" frente al 20,8 que la ve como "mala o muy mala", y un 45,7 como "regular". A futuro, un 20,9 creen que su situación mejorará y un 7,3 que irá a peor. La inmensa mayoría -61,1- opinan que seguirá como hasta ahora.

AUMENTAN LOS PARTIDARIOS DE UN ESTADO CENTRALISTA

Los partidarios de un modelo territorial en el que el Estado cuente con un único Gobierno central sin autonomías han aumentado algo más de dos puntos en un mes y se sitúan en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de marzo en el 18,8 por ciento, porcentaje que en febrero fue del 16,6.

Igualmente, en la encuesta realizada entre 2 y el 10 de marzo, se incrementan casi un punto, y pasan del 8,6 de febrero al 9,5, los partidarios de que el Estado reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes.

También suben de forma leve quienes piensan que el sistema debería permanecer sin cambios con un Estado con comunidades autónomas, tal y como está constituido en la actualidad, que representan el 35,4 por ciento frente al 34,8 del mes anterior.

Un 12,6 por ciento de los encuestados (13,2 en febrero) preferiría un Estado en el que las comunidades autónomas tengan mayor autonomía que en la actualidad, mientras que un 11,1 por ciento, porcentaje muy similar al de hace un mes, apuesta por comunidades con menor autogobierno del que tienen en este momento.

Cuando son preguntados por sus sentimientos, la mayoría de los españoles, un 50,9 por ciento, asegura que se siente tan español como de su comunidad autónoma, y un 17,6 por ciento afirma sentirse únicamente español. Por el contrario, son un 12,2 por ciento los que dicen que se sienten más de su autonomía que españoles frente al 5,5 que afirma sentirse más español que de su comunidad.

Un 6,5 por ciento, por último, admite que se siente únicamente de su comunidad autónoma.