La CEOE rechaza estar en la ley de transparencia y los sindicatos, que limite su autonomía

Los sindicatos son los primeros que se niegan a someterse totalmente a la ley de transparencia. Todo a pesar del dinero público que reciben anualmente. No son los únicos, los empresarios tampoco ven con buenos ojos esa ley.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), no tienen nada que ocultar. Se van a someter sin problemas a la ley de transparencia.

CCOO y UGT no están tan dispuestas. A pesar de recibir un gran numero subvenciones sus cuentas son totlamente opacas.

Sus representantes en esta comision del Congreso creen que "solo deben informar de la gestión de los recursos públicos y de los programas de financiación pública que gestionan".

Tanto Rodolfo Benito (CCOO) como Frederic Monell (UGT) han advertido que la inclusión de los sindicatos en la Ley de Transparencia que se tramita en el Congreso nunca puede suponer "una injerencia" del Estado en su funcionamiento, de forma que se pueda "limitar la libertad sindical" que consagra la Constitución y su "autonomía organizativa".

LA CEOE, los empresarios coinciden por una vez con los sindicatos. Abogan por una total tranparencia pero sobre los fondos publicos que reciben. Sobre los privados, dicen, basta con que se gestionen de acuerdo a la ley.

LA CEOE ha recordado en un comunicado que de los casi 20 millones de su presupuesto sólo un tercio procede de fondos publicos.