Bronca entre Sánchez, Casado y Abascal por la reunión de Ábalos con la vicepresidenta venezolana

Bronca entre Sánchez, Casado y Abascal por la reunión de Ábalos con la vicepresidenta venezolana

Primera Sesión de Control en el Congreso de los Diputados y primera bronca entre los líderes de los partidos políticos a cuenta de las preguntas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el encuentro que mantuvo el ministro José Luis Ábalos con la vicepresidenta venezolana, Decly Rodríguez en el Aueropuerto de Barajas.

José Luis Ábalos, en la diana durante la primera sesión de control del Congreso

Por este asunto, le han preguntado al presidente el líder el PP, Pablo Casado, y el de Vox, Santiago Abascal. Casado además, ha sacado a relucir el encuentro que Sánchez mantuvo con Quim Torra para demandarle si piensa “respetar el Estado de Derecho”.

Casado considera que se lo ha saltado en cuestiones como Cataluña, el nombramiento de la fiscal general o el encuentro del ministro José Luis Ábalos con la vicepresidenta venezolana “que ya escandaliza a toda la Unión Europea”.

"Mentir reiteradamente"

"Usted, por mucho que se mire al espejo, no es Kennedy, pero a tiempo está de no seguir los pasos de Maduro; cumpla la ley y hágala cumplir, que no es mucho en democracia", ha espetado Casado al titular del Ejecutivo tras citar una frase del expresidente estadounidense sobre el cumplimiento de la ley.

Pablo Casado, presidente del PP

El líder del PP ha criticado a Sánchez tanto por "mentir reiteradamente" sobre el encuentro de Ábalos y Rodríguez en Barajas, como por rendir "pleitesía y reverencias" a los independentistas.

Para Casado, Sánchez hace depender "la gravedad de un golpe de Estado de lo que necesite de los golpistas" para seguir en la Moncloa.

Sánchez busca acuerdos

Sánchez ha replicado criticando el estilo de oposición de Casado, a quien ha recriminado el "balance lamentable" sobre el conflicto catalán tras siete años de Gobierno del PP, que ha calificado de "fracaso colectivo" liderado por una administración popular.

No obstante Sánchez, ha tendido la mano al líder del PP, para llegar a acuerdos de Estado durante esta legislatura si está dispuesto a "ser valiente" y no se deja arrastrar por quienes quieren llevarle a una "deriva extremista" de ultraderecha. Además ha instado a Casado a que deje "la confrontación y la crispación" y se sume al diálogo y el acuerdo para resolver la crisis catalana y haga una oposición "útil a España y los españoles" no solo en esta cuestión.

Ábalos evitó una crisis

A las preguntas de Abascal sobre el encuentro Ábalos-Rodríguez, Sánchez, ha insistido en que el ministro de Transportes evitó una crisis diplomática, una versión a la que no ha dado crédito el líder de Vox que ha pedido que dimitan del Gobierno los responsables del episodio.

Sánchez ha defendido las relaciones de su Gobierno con Guaidó, el presidente encargado de Venezuela y para demostrarlo, ha recordado unas palabras del dirigente venezolano en las que aseguraba que tenía las "mejores relaciones con España" y que iban a "seguir insistiendo en trabajar con todos".

"Está bastante clara la posición del líder de oposición en Venezuela", ha concluido Sánchez, quien ha acusado al presidente de Vox de "usar" Venezuela y España para hacer "ruido", que es "lo único que saben hacer".

Abascal pide dimisiones

Abascal le ha pedido que asuma responsabilidades por "recibir" a la ministra de una "narcodictadura" e impedir su detención.

Santiago Abascal, líder de Vox

"Esto es muy fácil. Si dio usted la orden, dimita; si la dio su vicepresidente, que es el delegado de Maduro, dimitan ambos; si el señor Ábalos actuó por libre, mejor que se vaya; si la orden se la dio Maduro a todos ustedes, se pueden ir todos juntos”, ha reclamado.

Abascal ha reiterado que Sánchez es un presidente "ilegítimo" que "cabalga sobre el fraude y la mentira a los españoles" y le ha recriminado que pretenda ocultar que "está encamado con los separatistas, con los comunistas y con los proetarras".