Bono insta a los socialistas a no introducir ruido en el debate sucesorio

Zapatero decidirá su destino político en el Comité Federal del PSOE el próximo 2 de abril. Hoy todos los medios de comunicación da por seguro que Zapatero no se presentará a la reelacción, lo que ha provocado la división entre los sectores que representan a Rubalcaba y Chacón, lo mejor colocados para la sucesión. Hoy, el presidente del Congreso, José Bono, ha instado a los socialistas a no introducir ruido en el debate sucesorio. "El bien no hace ruido y el ruido no hace bien", dice.

Bono respondía así a una pregunta de los periodistas sobre la posibilidad de que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE haga pública la decisión sobre su candidatura a las próximas elecciones generales en el Comité Federal que los socialistas celebrarán el próximo 2 de abril.

"Si nos aplicásemos esta máxima", insistió, "haríamos menos ruido del que en este momento se produce". Bono se negó a identificar a los que, a su juicio, contribuyen a generar "ruido" dentro de su partido, con el argumento de que "responder esa pregunta sería introducir ruido".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha rechazado pronunciarse sobre el futuro político del presidente del Gobierno, y ha considerado que los socialistas no deben entrar en polémicas, debates o "regates cortos" como ese que no les benefician en nada.

Alonso ha efectuado estas declaraciones después de asistir a la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, que ha acordado celebrar mañana un pleno extraordinario en el que se analizará la petición del Gobierno para autorizar la participación militar de España en una operación internacional contra Libia auspiciada por Naciones Unidas.

"No debemos estar en polémicas, en debates o en regates cortos que no nos benefician para nada", ha contestado Alonso al ser preguntado sobre un hipotético anuncio por parte de Zapatero de que no se presentará como cartel electoral del PSOE en las próximas generales.

Para el portavoz parlamentario del PSOE, el partido, el grupo y el Gobierno socialista "están a gobernar el país, cada uno dentro de sus responsabilidades, a sacar adelante" a España y "a tomar las medidas necesarias contra la crisis que, por cierto, empiezan a dar resultados".

"No me voy a mover de esa respuesta", ha advertido Alonso, quien ha emplazado a sus compañeros de partido a "seguir haciendo" aquello para lo que los ciudadanos les han elegido: "Gobernar el país y sacarlo adelante".

Por su parte, la portavoz del comité electoral del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado este lunes que el sucesor del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se elegirá en un proceso de primarias --en el caso en el que decida no presentarse--, pero no ha querido pronunciarse sobre si tiene que ser antes o después de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22 de mayo.

Valenciano ha asegurado que las primarias darán "mucha más fuerza" al candidato socialista que salga de ese proceso para representar el PSOE en los comicios generales de 2012 y ha apostado por que las personas que se presenten sean lo "suficientemente conocidas" para que la "tarea" de recoger "avales" no sea "tan trabajosa".

CRISTICAS DE RAJOY

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha afirmado que es "profundamente injusto" que el Gobierno central y el PSOE "estén enredados" en la sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero en un momento en el que "en España hay 4,7 millones de personas que quieren trabajar y no pueden, en un momento en que la gente pierde poder adquisitivo y se han congelado las pensiones".

En cualquier caso, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa que ha ofrecido en Pamplona tras reunir a su Comité de Dirección, Mariano Rajoy ha dicho que la decisión de Zapatero "no altera para nada lo que vaya a hacer yo en el futuro" y se ha centrado en que esta última fase de la legislatura "no va a ser útil ni para crear empleo ni para crear certidumbre ni confianza, y con esto que estamos viendo, mucho peor".

Así, ha insistido en que "es injusto lo que está haciendo la gente del Gobierno con los españoles, es injusta su política económica, es injusto lo que estamos viendo todos los días en los medios".

Por otra parte, Mariano Rajoy no ha querido valorar las palabras del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, pidiendo al presidente del PP que trabaje "un poquito más" y a la secretario general de los 'populares' que cobre "un poquito menos".