Bono da de plazo al PSOE y al PP hasta el 30 de junio para renovar el Constitucional

El presidente del Congreso, José Bono, ha dado hoy de plazo al PSOE y al PP hasta el 30 de junio para ponerse de acuerdo para renovar a los magistrados del Tribunal Constitucional que corresponden a esta Cámara.

Ha sido muy crítico con la situación de falta de acuerdo entre los grandes partidos para renovar el TC, tres de cuyos magistrados presentaron ayer su dimisión, que finalmente no fue aceptada por el presidente del alto tribunal. "Es la séptima vez que en la Junta de Portavoces les hago ver que en nuestro sueldo está cumplir con nuestra obligación de designar a los magistrados del TC que nos corresponde por mandato", ha subrayado Bono.

Según ha explicado, esta mañana ha propuesto a la Mesa del Congreso abrir el plazo para presentar candidatos, lo que ha sido aceptado por el órgano rector de la Cámara. Preocupado por la "obstinación con la que casi a diario los grandes partidos políticos se dan la espalda", Bono ha considerado que "no es bueno" que los magistrados que han cumplido ya con su mandato no puedan ser renovados.

Así las cosas, ha dejado claro que PSOE y PP deberían ponerse de acuerdo. "Y si no, estamos incumpliendo nuestras obligaciones", ha advertido, antes de hacer notar que "a veces es más fácil criticar a los magistrados que nombrarlos".

TRILLO CONFÍA EN LLEGAR A UN ACUERDO PARA RENOVAR PORQUE ENRIQUE LÓPEZ YA NO ES UN PROBLEMA

En este sentido, el coordinador de Libertades Públicas del Partido Popular, Federico Trillo, confía en poder llegar a un acuerdo con el PSOE antes del 30 de junio para renovar las plazas de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional que tienen agotado su mandato.

Trillo explicó a un grupo de periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados que su formación ha recibido "el mensaje claro" que el vicepresidente y dos vocales del Constitucional han enviado con sus dimisiones a PSOE y PP para que lleguen a un acuerdo.

Explicó que, en las conversaciones que ya ha mantenido con los socialistas para acercar posiciones, todavía no se han puesto sobre la mesa los nombres que propondrá cada partido, aunque espera hacerlo "de aquí al fin de semana".

Trillo no aclaró si el PP mantendrá al ex vocal de Consejo General del Poder Judicial Enrique López, que durante los últimos meses había sido rechazado por el PSOE y que había provocado un bloqueo de las negociaiones ante la insistencia de los populares.

Sin embargo, afirmó que Enrique López ha dejado de ser un problema, sin concretar si piensa así porque el PP no le propondrá esta vez como magistrado para el Constitucional o porque el PSOE le ha prometido que esta vez no vetará su nombramiento.

En su opinión, hay varios factores que pueden facilitar que ahora haya un acuerdo entre los dos grandes partidos para sacar adelante la renovación de los cuatro magistrados que han agotado su mandato: El fallecido Roberto García-Calvo, el vicepresidente Eugeni Gay y los vocales Elisa Pérez Vera y Javier Delgado.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado hoy que su partido considera "imprescindible" la renovación del Tribunal Constitucional (TC), y por ello, "con voluntad sincera de diálogo", quiere llegar a un acuerdo con el PSOE antes del 30 de junio sin "vetos ni bloqueos".

En conferencia de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, y después de escuchar que el presidente de la Cámara, José Bono, fijaba dicho plazo a los dos principales partidos, Sáenz de Santamaría ha pedido a los socialistas, no obstante, que reflexionen por las "descabelladas" declaraciones de ministros como Francisco Caamaño o Ramón Jáuregui. "Descabelladas" porque, como ha explicado, las hicieron los dos ministros después de escuchar directamente la disposición del PP a cambiar la composición del alto tribunal.

A su juicio, es falso que el PP esté esperando a una hipotética gran victoria en las próximas generales para decidirse a renovar el Constitucional, ya que para ello se requiere una mayoría de tres quintos, así que el concurso del otro gran partido siempre se hará imprescindible.

Ya en noviembre Bono comunicó a PSOE y a PP que el Congreso tenía que renovar su cupo de magistrados en el Constitucional, pero las dos mayores fuerzas políticas del país no pudieron ponerse de acuerdo. Los populares, liderados por Federico Trillo como coordinador de Justicia del partido y por Sáenz de Santamaría, ofrecen al juez de la Audiencia Nacional Enrique López como candidato, pero el PSOE no lo considera candidato con méritos suficientes.

EL PSOE ESTÁ DISPUESTO A RENOVAR EL TC 'MAÑANA MISMO' SI EL PP RETIRA A LÓPEZ

El PSOE está dispuesto a acometer la renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional que corresponden al Congreso a partir de "mañana mismo" si el PP cambia su actitud obstruccionista y se aviene a consensuar una propuesta en la que no figure Enrique López.

Según han confirmado fuentes socialistas, el anterior portavoz del Consejo General del Poder Judicial está siendo utilizado por el PP para obstaculizar la renovación del TC, que podría llevarse a cabo de manera inmediata si el principal partido de la oposición tuviera verdadero interés. De acuerdo con la interpretación de estas fuentes, el PP no veta una propuesta concreta, sino el proceso de renovación en general, pues propone siempre a López a sabiendas de que su nombre no va a ser aceptado por el resto de los grupos.

El secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, no ha querido ser tan explícito en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la Junta de Portavoces, pero sí ha dejado claro que el PP es el que está vetando la renovación del TC. Después de la voluntad "sincera" de diálogo ofrecida por la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, Madina ha asegurado que el Gobierno y el PSOE estarían "encantados" si el PP modifica su posición de veto, que hasta ahora imposibilita la renovación.

RUBALCABA : "DOS NO PACTAN SI UNO NO QUIERE"

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado sobre la renovación pendiente del Tribunal Constitucional que debe ser acordada por el PP y el PSOE que "dos no pactan si uno no quiere", aunque ha reconocido que si el que no quiere "pasa a querer" la renovación será "muy fácil".

Rubalcaba se refería hoy así en los pasillos del Congreso a la crisis abierta en el TC después de la dimisión de tres de sus magistrados en protesta por la no renovación del alto tribunal. "Por lo que al Gobierno respecta esta renovación se tenía que haber producido en tiempo y forma, ojalá se hubiera producido en tiempo y forma", ha dicho.