Dos altos cargos de Blanco declaran en el Supremo en el marco de la Operación Campeón

Ex alto cargo de Fomento declara en el Supremo
Ex alto cargo de Fomento declara en el Supremo

El exsecretario de Estado de Transportes Isaías Táboas y el exdirector del gabinete del exministro José Blanco, Javier Hurtado Domínguez, han declarado hoy como testigos durante menos de una hora ante el magistrado del Tribunal Supremo que investiga al extitular de Fomento en la "operación Campeón".

Táboas y Hurtado han sido interrogados en calidad de testigos por el magistrado José Ramón Soriano, que trata de averiguar si Blanco les ordenó hacer alguna gestión en favor del empresario José Antonio Orozco, vicepresidente de Azkar, para montar un negocio en Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

Al término de la comparecencia, el exsecretario de Estado no ha querido hacer declaraciones a los medios de comunicación y se ha limitado a señalar: "Todo lo que tenía que decir lo he dicho ante el juez".

Según el sumario del caso que instruye la juez de Lugo Estela San José, Orozco preguntó el 30 de diciembre de 2010 a Blanco, en una conversación telefónica que fue intervenida, cómo podía entrar en contacto con el alcalde socialista de Sant Boi de Llobregat, Jaume Bosch, ya que estaba interesado en instalar una planta en esa localidad.

En esa conversación, el empresario dice que ya ha firmado el contrato y que el proyecto supondrá la creación de 400 puestos de trabajo, pero que los técnicos de Sant Boi le están "volviendo tarumba".

"¿El alcalde es nuestro?", pregunta Blanco, que después de recibir la confirmación de que Bosch pertenece al PSC se compromete a concertar una cita para Orozco: "Te hago una gestión y te recibe (...) No hay ningún problema".

En la causa obra también el contenido de un mensaje de texto que Orozco envió a Blanco unos días después, el 12 de enero de 2011, en el que el empresario dice que Táboas le ha llamado para confirmarle una cita con el alcalde de Sant Boi.