Bilbao estrena límite de velocidad a 30 kilómetros la hora en el 87 por ciento de sus vías

Bilbao estrena límite de velocidad a 30 kilómetros la hora en el 87 por ciento de sus vías

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, ha dado a conocer que a partir de hoy sábado 30 de junio solo se podrá circular a 30 kilómetros por hora por el 87 por ciento de las vías de la capital vizcaína, mientras que en el 13 por ciento restante se podrá conducir a 50 por hora. En declaraciones a Europa Press Televisión, ha explicado que se trata de "una medida pionera prácticamente en Europa" en una ciudad de las características de Bilbao, de 41,5 kilómetros cuadrados.

Según sus palabras, la determinación de circular a 30 kilómetros por hora, además de cumplir con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible firmado por todos los partidos con representación municipal, obedece a una intención de mejorar "el Vector Salud".

"A 30 por hora, todos los estudios dicen que, a velocidad constante, hay menos partículas en suspensión en el aire, y por lo tanto esas partículas que van a los pulmones tienen una menor repercusión sobre la salud", ha constatado.

Además, se experimenta "una disminución de gases de efecto invernadero" y una reducción de 3 decibelios respecto al ruido que produce el tráfico, que genera cardiopatías en las personas que lo padecen. Y finalmente, ha recordado Gil, aquellas ciudades pequeñas que han tomado esta determinación han reducido los siniestros un 80 por ciento.

"Es verdad que Bilbao no ocupa los primeros puestos en este sentido, si no más bien los de más abajo, pero nos hemos puesto como objetivo llegar a siniestros cero, y eso al final lo tienes que hacer reduciendo la velocidad", ha puntualizado.

Gil ha defendido que en el 13 por ciento de las calles se pueda circular a 50 por hora para proteger el tránsito de mercancías. "Tenemos la obligación de proteger a un sector como el comercial, que evidentemente es la primera industria de la ciudad", ha resaltado.

Por todo ello, considera que se trata de "una muy buena medida", que se toma a principio de verano para ir "entrando". De momento, los agentes de la Policía Municipal van a informar y a multar a los conductores que infrinjan esta normativa

"Con esta campaña queremos cambiarle la mentalidad a la gente. Esto no es ni recaudatorio ni queremos sancionar, no vamos a tomar medidas punitivas, lo que sí le vamos a decir a la gente, es que tiene el verano para ir acostumbrándose a este tránsito. A partir de septiembre, lógicamente aquel que sea reincidente tendrá la correspondiente sanción", ha concluido.

Por su parte, varios bilbaínos entrevistados han dudado de la efectividad de esta medida, y han visto un afán recaudatorio detrás de ella.