Batasuna admite que todos sus pasos buscan forzar una nueva negociación

La izquierda abertzale admite en un reciente boletín interno, al que ha tenido acceso Europa Press, que todos sus pasos buscan forzar al Gobierno a sentarse en una "mesa de negociación", afirman que se ha culminado la primera fase del "Proceso Democrático" --el proyecto diseñado por ETA que no supone un abandono definitivo de las armas-- y advierten de que no habrá más "movimientos unilaterales", sino que es el momento en el que el Gobierno debe comenzar a "dar pasos".

Aunque durante la presentación de Sortu, la izquierda abertzale quiso escenificar una ruptura con el pasado, este documento reservado, realizado unos días antes, muestra la continuidad de planteamientos, con la utilización del mismo lenguaje y conceptos que ha empleado siempre Batasuna y que también ETA utiliza en sus documentos internos.

Así y tras realizar un análisis del "momento político" y de los pasos dados, con una ETA en tregua y una Batasuna apostando por las vías políticas, pasan a la ofensiva, dejando patente que todos los pasos que han dado están enfocados a sentar al Gobierno en una "mesa de negociación" que busque un "acuerdo democrático" con el fin de solucionar el "conflicto político". Una "negociación" que, recalcan tiene un "punto de partida obligado" y es la legalización de la izquierda abertzale.

"TERMINA LA FASE DE MOVIMIENTOS UNILATERALES"

Por ello, en ese mismo documento, Batasuna también advierte de que "ha terminado la fase de movimientos unilaterales". Así, aseguran que después de que la izquierda abertzale "ha creado un escenario político" a través de movimientos "unilaterales", ahora son el "Gobierno español" y los "agentes políticos" quienes deben hacer "movimientos" para conseguir lo que ellos califican de "normalización política".

Entre los "pasos" que en opinión de Batasuna debe dar ahora el Ejecutivo de Zapatero están: legalizar a la izquierda abertzale para "normalizar" su acción política y colocar la política penitenciaria "a favor del proceso" para solucionar el "conflicto", terminando con la "persecución y anulando la represión". Unos movimientos que la izquierda abertzale considera imperativos y que además urge a realizar: "deben comenzar ahora".

CON LA TREGUA SE CUMPLE LA PRIMERA FASE

El citado boletín interno fue escrito tras la declaración de alto el fuego por parte de la banda terrorista ETA --hecho que se produjo el pasado 10 de enero--, y de ello dejan constancia en su primer punto, en el que se refieren a la decisión de la organización terrorista de declarar un alto el fuego "permanente, general y verificable". Esto supone, según afirman, que "el Proceso Democrático ha cumplido la primera fase".

El "Proceso Democrático" es un proyecto de ETA, recogido en documentos incautados por las Fuerzas de Seguridad a etarras y en los que se explica claramente lo que no es el "Proceso Democrático". Entre otras cosas ETA dice que "no es un proceso de paz" y más gráficamente, advierte de que "no es el proceso para que la izquierda abertzale de el salto del ciclo armado al ciclo político".

Este concepto de "Proceso Democrático" está incluido en los comunicados emitidos por ETA en 2010 y en el último del pasado enero en el que declaraban el alto el fuego y también se recoge en los documentos que ha hecho públicos la izquierda abertzale en los

últimos meses y queda incluido explícitamente, como uno de sus objetivos, en los estatutos que los promotores de Sortu entregaron la semana pasada en el Registro del Ministerio del Interior.

Pues bien, este mismo concepto aparece también en el último Boletín Interno de Batasuna, en el que se dice que con el alto el fuego de ETA queda cumplida la primera fase del "Proceso Democrático". El texto que desarrolla esta afirmación lanza loas a ETA por su decisión al afirmar que la banda está generando una "coyuntura histórica" y que está actuando con "lealtad" para avanzar hacia una "situación de paz" y de "soluciones democráticas".

DICEN QUE SU POSICION CADA VEZ ES MAS SOLIDA

Además, la izquierda abertzale afirma que al igual que ETA ha dado "pasos importantes y decisivos", ellos también han dado "pasos importantísimos" y que, durante estos últimos meses, han logrado recuperar "la credibilidad" de cara a la Comunidad Internacional y a la sociedad después de poner en marcha la reflexión "Zutik Euskal Herria", documento en el que se habla de la apuesta por las vías políticas.

"Por medio de esa ofensiva política hemos conseguido cambiar el panorama político de Euskal Herría", afirman y añaden que, después de una trayectoria de un año que ha resultado "dura y penosa", ahora su "posición política es cada vez más sólida".