Basagoiti cree que Urkullu y Mas "sembrarán el odio a España"

El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, ha acusado al PNV de querer "empujar en el mismo camino de ruptura que está hundiendo a Cataluña", y ha destacado que, si pueden, el líder jeltzale, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "sembrarán el odio a España y reclamarán la independencia". Además, ha acusado a los nacionalistas de "haber visto la crisis como excusa para disolver la España común".

En un acto celebrado en el Puerto Viejo de Algorta, en la localidad de Getxo, en el que han estado presentes los cabezas de lista por Guipúzcoa y Alava, Arantza Quiroga e Iñaki Oyarzabal, junto al resto de candidatos al Parlamento vasco de la formación popular, Basagoiti ha instado a que "todo el mundo se quite la careta y hable claro". Además, ha advertido de que lo que ocurre en Cataluña "puede pasar en el País Vasco".

Basagoiti, que ha remarcado de que las próximas elecciones serán "cruciales para el País Vasco", ha destacado que es necesario convencer a la ciudadanía de que hay "alternativa a la receta vieja de ruptura y división que prescribe el nacionalismo", el de "la basura puerta a puerta y el que se disfraza de moderado, el de batzoki".

LÓPEZ SE PRESENTA COMO DIQUE DE CONTENCIÓN DE LOS INDEPENDENTISTAS

El lehendakari y candidato del PSE-EE a la reelección, Patxi López, ha afirmado que los socialistas son "el dique de contención a nuevos planes Ibarretxes, a propuestas independentistas, a todo lo que suponga fractura de la sociedad y ruptura del país". "Somos la

única garantía para evitar la vuelta atrás, a tiempos de división y enfrentamientos, de seguir viviendo en un país unido", ha aseverado.

Durante su intervención en la clausura de la Conferencia Política que el PSE-EE ha celebrado durante este fin de semana en el Palacio Euskalduna de Bilbao, López ha reclamado "cuatro años más de Gobierno socialista en Euskadi" para asentar la igualdad, "construir la convivencia entre distintos" y para que nunca "pueda volver al pasado".

"Somos imparables, somos imbatibles, y por eso sé que el 21 de octubre podremos ganar", ha señalado, para precisar que en Euskadi, con el PSE-EE, "no habrá ciudadanos de primera y de segunda", todos serán "vascos y vascas por igual", y nadie se sentirá "discriminado por tener un sentimiento de pertenencia distinto de aquel con el que algunos nos pretenden uniformar".

Además, ha señalado que, con los socialistas, no habrá "territorios marginados porque haya quienes piensen que les son hostiles a su causa nacionalista o soberanista" y su intención es que no se utilicen las identidades "para enfrentar, dividir y que estén vascos contra vascos". "Somos la garantía de la tranquilidad y la normalidad", ha asegurado.

URKULLU DICE QUE "MÁS ESTADO VASCO ES POSIBLE"

El presidente del EBB y candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que "ser más Estado vasco es posible" y tener más autogobierno también, y trabajará para que Euskadi tenga "reconocimiento y presencia propia en el mundo". Además, se ha comprometido a liderar un "gran pacto de país" por la paz y contra la crisis.

En un acto político para presentar la lista del PNV por Guipúzcoa para las elecciones autonómicas del 21 de octubre, Urkullu, acompañado de los candidatos jeltzales, ha afirmado que "un gran pacto de país es posible" y el PNV está dispuesto a liderarlo porque "la paz es una oportunidad y un motor para Euskadi, también para salir de la crisis".

Además, se ha comprometido a trabajar para que Euskadi "tenga un reconocimiento y una presencia propia en el mundo". "Tener más autogobierno es posible. Ser más Estado vasco es posible", ha aseverado.

El dirigente jeltzale ha advertido de que "hoy se forja el futuro de mañana" y el tiempo que se pierda "no se recuperará en años". "Necesitamos acuerdos" y también "pactos de país", ha afirmado, para añadir que solo con ellos se logrará salir adelante. "Solo vamos a salir adelante con gobiernos que tengan programa, que afronten la crisis, que pongan en marcha planes ante la crisis, que tengan visión de futuro", ha apuntado.