Barcelona ultima los preparativos para atender a los inmigrantes del Open Arms

El Ayuntamiento de Barcelona está ultimando los preparativos para atender a los 60 inmigrantes rescatados frente a las costas libias que el próximo miércoles día 4 llegarán a la ciudad a bordo del barco de la ONG Proactiva Open Arms.

Fuentes del consistorio han informado de que, nada más desembarcar, los inmigrantes recibirán las atenciones básicas médicas, de alimentación y de alojamiento.

Posteriormente, técnicos municipales mantendrán entrevistas con cada uno de ellos para conocer el perfil de los inmigrantes, sus necesidades y los recursos y habilidades de que disponen, mientras que los menores no acompañados serán derivados a los servicios de menores de la Generalitat.

El ayuntamiento les brindará apoyo jurídico gratuito a todos aquellos que deseen solicitar asilo político y les facilitará su entrada en el programa estatal que lo gestiona.

Teniendo en cuenta de que algunos de los inmigrantes rescatados no deseaban que su destino final fuera España, el Ayuntamiento de Barcelona les ayudará asimismo a contactar con familiares o conocidos en otros países europeos.

A falta de concretar los últimos preparativos antes de la llegada de los inmigrantes, el dispositivo de acogida habitual del que dispone el consistorio es, en principio, suficiente para acoger a los 60 inmigrantes y no se prevé habilitar más alojamientos de los que ya se disponen, según las mismas fuentes.

Se espera que el barco en el que viajan los inmigrantes llegue al Puerto de Barcelona entre las 10.00 y las 12.00 horas del próximo miércoles.

Las 60 personas fueron rescatadas por el barco de Proactiva Open Arms el pasado viernes en torno a las 11.00 hora local (09.00 GMT) en aguas internacionales frente a Libia, cuando viajaban hacinadas en una balsa neumática.

En total, son ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún , dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.

RECHAZO DE ITALIA Y MALTA

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha cargado contra la ONG. "La nave Open Arms de una ONG española con bandera española se lanzó hacia una barcaza y antes de la intervención de una patrullera libia que estaba en la zona ha embarcado a 50 inmigrantes apresuradamente", ha señalado Salvini.

"Esta nave se encuentra en aguas del servicio de rescate de Libia. El puerto más cercano es Malta. Asociación con bandera italiana: olvídate de llegar a un puerto italiano", ha añadido. "Alto a la mafia del tráfico de seres humanos: menos personas que se van, menos personas que mueren", ha apostillado.

Por su parte, el ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, ha destacado que el rescate tuvo lugar más cerca de la isla italiana de Lampedusa que de las costas de Malta y ha emplazado a Salvini a "dejar de dar información falsa y de implicar a Malta sin motivo".

El eurodiputado socialista Javi López --a bordo del buque de rescate-- ha informado de que hay cuatro menores, entre ellos dos que no están acompañados de adultos, y de que los migrantes son de hasta 14 nacionalidades distintas.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha aplaudido la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"¡Por fin! Gracias al Gobierno y a Pedro Sánchez, porque finalmente han autorizado al barco de Open Arms y a 60 personas rescatadas de la muerte llegar a Barcelona. Bienvenido Open Arms. Barcelona, ciudad refugio", ha escrito la alcaldesa de la capital catalana en su perfil de Twitter.