Barcelona tributa un emotivo homenaje a la víctimas del 17A en presencia del Rey

Barcelona ha tributado hoy un emotivo homenaje a las víctimas de los atentados del 17A, en una jornada en la que el silencio, el respeto y la música se han impuesto en un sobrio acto en la plaza de Cataluña, presido por los Reyes y con la presencia de los presidentes del Gobierno y de la Generalitat.

Tras semanas de tensión política, el homenaje se ha llevado a cabo con normalidad, con todo el protagonismo centrado en las víctimas y sus familiares, a quienes el Rey y las demás autoridades han saludado uno a uno tras finalizar el acto.

El homenaje ha arrancado con "El cant dels ocells" (El canto de los pájaros), un oficioso himno de la paz compuesto por Pau Casals, que han interpretado quince alumnos violoncelistas de escuelas municipales de Barcelona, al que ha seguido la lectura de un fragmento de un poema de John Donne, "Devociones sobre situaciones inesperadas", leído por ocho jóvenes que profesan distintas religiones en las ocho lenguas de las víctimas del 17A.

La presentadora del acto, la periodista Gemma Nierga, ha tomado la palabra para resaltar que Barcelona es una "ciudad de paz", que hoy se ha volcado en mostrar su solidaridad y acompañar a las víctimas, que estaban en primera fila, por delante de las autoridades.

Además, cincuenta alumnos de las escuelas municipales de música y el conservatorio municipal han interpretado "Imagine", de John Lennon, "Somewhere over the raimbow", de "El Mago de Oz", "Hallelujah", de Leonard Cohen, y "Qualsevol nit pot sortir el sol", de Jaume Sisa, que algunos de los asistentes han tarareado.

"Barcelona os acoge y os quiere acompañar en el dolor. Queridas familias que habéis sufrido tanto y que tanto sufrís, acabamos este acto, pero no dejaremos de acompañaros, porque queremos la paz, pero no queremos la indiferencia", ha afirmado Nierga antes de dar por concluido el acto.

Con los Reyes y las demás autoridades en segunda fila, en el acto no ha habido presencia de símbolos políticos, más allá de algunas banderas españolas, ni gritos partidistas, únicamente algunos tímidos "viva el Rey" cuando ha llegado el monarca.

El acto se ha llevado a cabo en medio de amplias medidas de seguridad, con la plaza de Cataluña blindada por los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona, que han establecido un cordón de vallas para delimitar el perímetro.

Entre las autoridades presentes en el acto figuraban, además de los Reyes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Generalitat, Quim Torra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de Aragón, Javier Lambán -una de las 16 víctimas era de esta comunidad-, así como representantes de los partidos políticos, la justicia, las fuerzas de seguridad y los equipos de emergencia.

Precisamente, Nierga ha asegurado que el acto, además de rendir homenaje a las víctimas, también suponía un reconocimiento a los servicios de emergencia y a los cuerpos de seguridad, por su "esfuerzo" y "dedicación ejemplar" durante la trágica tarde del 17A y los días posteriores.

Nierga también ha afirmado que el acto de hoy era un recuerdo a los ciudadanos que se "esforzaron" en "ayudar, amparar y proteger" a los afectados por "el miedo, el dolor y el desconcierto" del ataque del 17A.

OFRENDA FLORAL EN EL MOSAICO DE JOAN MIRO

Otro epicentro de los homenajes a las víctimas ha sido el mosaico de Joan Miró en las Ramblas -justo en el punto donde Younes Abouyaaqoub finalizó su macabro recorrido con la furgoneta el pasado 17A-, donde las autoridades han depositado ramos de flores a primera hora de la mañana.

Posteriormente, otros ciudadanos y dirigentes de partidos políticos se han sumado a esta iniciativa y también han depositado flores en este mosaico.

PANCARTAS

Grupos de independentistas han colgado a primera hora de la mañana frente al mosaico de Joan Miró en las Ramblas y anoche en un edificio de la plaza de Cataluña pancartas contra la presencia del Rey en Cataluña, ante lo que los Mossos d'Esquadra han asegurado que la competencia para retirarlas es del Ayuntamiento liderado por Ada Colau, ya que no comporta un riesgo de caída inminente.

Pese a que la normalidad se ha impuesto en los actos de homenaje, un grupo de independentistas y otro de monárquicos han protagonizado momentos de tensión en las Ramblas, a la altura de la fuente de Canaletes, al encontrarse de cara al finalizar el acto en plaza de Cataluña, ante lo que los Mossos han creado un cordón de seguridad entre ambos para separarlos, por lo que la situación no ha ido a más