Báñez justifica los ajustes porque el Gobierno socialista ha dejado "un país en ruina económica y social"

Báñez justifica los ajustes porque el Gobierno socialista ha dejado "un país en ruina económica y social"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha destacado este sábado en un acto en Huelva capital que ni los parados ni los pensionistas "deben tener" con el Gobierno del PP porque ambos colectivos son "una prioridad" para el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy.

En un acto en Huelva acompañada por el presidente del PP-A, Javier Arenas; el senador popular Matías Conde; la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; el presidente del PP de Huelva, Manuel Andrés González; el secretario general del PP, David Toscano, y el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, Báñez ha hecho hincapié en que la situación actual es "difícil".

Asimismo, ha defendido que el Gobierno ha tenido que tomar decisiones que "no pensaba" tras "la mentira" del Gobierno socialista, ante el desfase que se ha producido en el déficit público, que se situará en el ocho por ciento este año y no en seis por ciento inicial que había planteado el Gobierno socialista.

En este sentido, ha hecho hincapié en que el Gobierno de Mariano Rajoy "va a responder a los españoles con contundencia, tras la confianza depositada", algo que, a su juicio, "no es fácil porque el Gobierno socialista ha dejado un país en ruina económica y social" y ha puesto como ejemplo el plan de salida de la crisis, al que ha calificado de "contundente, equitativo y solidario".

La ministra de Empleo ha valorado el paquete de medidas aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, y ha destacado que los más débiles, refiriéndose a los parados y jubilados, "no pagarán la salida de la crisis" y ha puesto en valor la recuperación del Pacto de Toledo.

Entre estas medidas, Fátima Báñez ha hecho hincapié en la prórroga del Plan Prepara, con seis meses más de ayuda mensual de 400 euros a los desempleados, la bajada del IVA, así como las ayudas a los inmigrantes.

Del mismo modo, se ha referido a las medidas que el Gobierno ha tomado y que "no tenía previsto adoptar y que no hubiera adoptado si se hubieran cumplido los compromisos del déficit".

En este punto, ha valorado que el Gobierno "se ve obligado a una subida temporal de determinados impuestos", que ha fijado para los próximos dos años, refiriéndose a esta medida con el término de recargo temporal de solidaridad, considerándola como una medida "excepcional, temporal, equitativa y justa, ya que hay que tener en cuneta la capacidad adquisitiva de los ciudadanos". En concreto, se ha establecido un "gravamen complementario" en el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) y se aumentará el Impuesto de Bienes Inmuebles.

En esta línea, ha asegurado que con este recurso temporal, "las comunidades autónomas y los ayuntamientos tendrán más ingresos, aunque el coste político lo tenga el Gobierno central".

También se ha referido al recorte de gasto público de 8.900 millones de euros, así como de los partidos políticos, no obstante, ha asegurado que "no van a tocar nada de primera necesidad". Así, ha manifestado que el Gobierno central, con Rajoy a la cabeza, "ha cogido el toro por los cuernos con el fin de sacar a España de la crisis", a lo que ha añadido que con estas medidas "se acabarán los excesos y vendrá la estabilidad presupuestaria", indicando además que "ninguna administración gastará más de lo que ingresa".

REFORMA LABORAL

En otro orden de cosas se ha referido a la reforma laboral, con el fin de crear empleo. En este sentido, ha destacado que percibe "una buena disposición" en sindicatos y empresarios de cara a la consecución de un acuerdo para reformar el mercado laboral en los plazos fijados. Todo ello con el fin de poner en marcha políticas necesarias para crear empleo.

En esta línea, ha hecho hincapié en que antes de las elecciones los ciudadanos pedía "cambio y empleo, y tras conseguir el cambio político en España, ahora toca empleo pero con la verdad por delante" porque, ha añadido, "con la mentira no se hacen políticas de futuro".