Aznar rechaza pedir perdón por la corrupción en el PP

Aznar niega que el PP sea un partido corrupto

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha rechazado hoy pedir "perdón" por la corrupción en el PP porque su responsabilidad como jefe del Ejecutivo le alejaba, a su juicio, del conocimiento de la "gestión económica" de su partido.

En su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación irregular del PP y a preguntas del portavoz del PSOE, Rafael Simancas, Aznar ha recordado que "jamás" ha sido imputado ni llamado a declarar por el caso Gürtel.

José María Aznar ha negado hoy de forma tajante que haya existido una caja B en el PP o que haya ordenado pagos ilegales a dirigentes del partido con cargo a esos fondos. En su comparecencia en el Congreso ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP, Aznar ha desmentido, a preguntas del portavoz del PSOE, Rafael Simancas, que autorizara la caja B en su partido. "Mientras usted no demuestre su existencia y no está demostrada su existencia, yo digo que no existe ninguna caja B en el PP, lo afirmo", ha zanjado.

Aznar ha reconocido, eso sí, que ha podido haber "personas" en el partido que han cometido actos ilegales, pero eso no significa que el PP sea una organización delictiva en su conjunto. El expresidente del PP también ha negado que existan pruebas de adjudicaciones ilegales en su partido, más allá de las dos detectadas en la sentencia del caso Gürtel y que afectan a dos municipios de Madrid.

"Decir que yo he ordenado pagos es ir demasiado lejos, incluso para usted", ha avisado Aznar, que ha alertado a Simancas de que por ese camino va "muy mal" porque la "frustración" solo genera "melancolía".En su réplica, Simancas le ha pedido respeto al Congreso y que se deje de "chanzas" y reconozca que ha sido durante 14 años presidente de un partido "sistémicamente corrupto". "No solo hay pruebas sino sentencias", ha subrayado.

"Por esas circunstancias y por estas responsabilidades, no tengo que pedir perdón por nada y no voy a pedir perdón porque usted me lo diga precisamente", ha avisado Aznar, que ha replicado a Simancas que el PSOE sí ha sido condenado por financiación ilegal.El expresidente del Gobierno ha recordado el caso Filesa, los ERE y otros casos que afectan a los socialistas y que, según sus datos, acumulan 370 cargos públicos sujetos a investigación en diferentes juzgados de España.

PREOCUPADO POR LA SALUD DE ZAPLANA

El expresidente ha expresado hoy su "profunda preocupación" por la salud del exministro Eduardo Zaplana, enfermo de leucemia y en prisión preventiva, y ha dicho que espera que "esta situación se pueda solucionar lo más rápidamente posible". Aznar ha recordado a Zaplana durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria de investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.Ha precisado que no pretendía hacer una valoración desde el punto de vista judicial o político, sino simplemente manifestar su "seria preocupación por una persona que, padeciendo una leucemia, está en esas circunstancias" de prisión preventiva.

BRONCA ENTRE AZNAR Y RUFIÁN, CON ACUSACIONES MUTUAS DE "GOLPISMO"

Uno de los momentos más intensos de la comisión ha sido el tenso "rifirrafe" entre el expresidente José María Aznar y el diputado republicano Gabriel Rufián, que se han lanzando acusaciones mutuas de "golpista". Durante la sesión también se han producido alusiones reiteradas a la boda de la hija del exjefe del Ejecutivo en San Lorenzo de El Escorial en el 2002 y a Vito Corleone, el célebre padrino de la obra de Mario Puzo. La guerra de Irak y la situación judicial de algunos exministros del primer gobierno del PP también ha centrado parte del duelo parlamentario.

rufian
rufian

Durante este tenso enfrentamiento parlamentario, el presidente de la comisión de investigación, el canario Pedro Quevedo, ha tomado la palabra en varias ocasiones para pedir que no se siguiera "montando la alharaca". "Guardemos las vísceras en el closet", ha exclamado.

AZNAR A IGLESIAS: "ME PARECE UN PELIGRO PARA LAS LIBERTADES Y LA DEMOCRACIA"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha mostrado hoy su animadversión por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de quien ha dicho que le parece "un peligro para las libertades y la democracia" y no le impresiona su "populismo".

Aznar, que ha comparecido ante la comisión parlamentaria que investiga la supuesta financiación irregular del PP, ha mantenido un agrio intercambio de declaraciones con el líder Podemos."Mi simpatía por usted es perfectamente descriptible: me parece un peligro para las libertades y la democracia en España y lo demuestra todos los días", le ha dicho después de que Iglesias haya puesto en duda que no conociera al empresario Francisco Correa cuando, según ha añadido, éste pagó gastos de la boda de la hija de Aznar.

En opinión del exjefe del Ejecutivo, Iglesias no es "ni un señor fiable ni un señor que respete la verdad" y le ha asegurado que su populismo no le impresiona "ni mucho ni poco". "No me impresiona", ha recalcado.Le ha criticado que se haya metido en "asuntos personales", como la boda de su hija, y le ha deseado que sus dificultades en el terreno familiar se resuelvan de la mejor forma posible.

"Sé que usted, familiarmente, ha pasado por unos momentos muy difíciles y le deseo todo lo mejor, que pueda superar para bien todos estos momentos", ha afirmado. "Yo también le deseo en lo personal lo mejor para usted", le ha contestado Iglesias, para quien la comparecencia de hoy ante la comisión de investigación ha demostrado que Aznar es "el máximo responsable político de la corrupción del PP".

Iglesias le ha recordado en varias ocasiones la obligación de los comparecientes de decir la verdad, a lo que el expresidente del Gobierno ha respondido que al líder de Podemos no le importa "nada" la verdad."Ha dicho que el señor Zaplana está condenado por delitos de blanqueo. Eso es mentira", le ha espetado Aznar, que le ha pedido que "ya que quiere ser una persona respetable tenga el mínimo respeto por las cosas y por las personas".