Aznar: "Hay que poner fin al desfalco de soberanía de los nacionalistas"

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, afirmó este lunes en San Sebastián que la tarea más importante que tiene España en estos momentos es "construir, ordenar y poner en marcha una gran política nacional basada en los principios constitucionales", así como "poner fin al desfalco de soberanía nacional que están llevando a cabo los nacionalistas".

Aznar hizo estas declaraciones en la presentación del libro de testimonios de víctimas del terrorismo Cuando la maldad golpea , en el que estuvo arropado por la expresidenta del PP vasco María San Gil; la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza; el presidente de las Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda; y una de las autores del libro, Ana Velasco."España no es, no puede ser, una mera idea ni una opinión entre otras.

No lo es, no puede serlo, porque hay en vigor una Constitución aprobada en referéndum que expresa la palabra de la nación española. España ha de ser una realidad jurídica segura, indudable, previsible, puesto que ésa ha sido la voluntad de los españoles recogida en nuestra Constitución", dijo.

ARREMETE CONTRA LOS PARTIDOS NACIONALISTAS

Aznar adujo que "no existe ningún título jurídico, histórico o político válido que habilite a ignorar, incumplir, suspender o aplazar" la Constitución española y advirtió de que "quien la ignora, la incumple, la suspende o la aplaza está fuera de la ley, actúa contra la voluntad nacional, y debe percibir sin que le quepa la menor duda las consecuencias de sus actos".

En particular, arremetió contra los partidos nacionalistas y pidió "poner fin al desfalco de soberanía nacional que están llevando a cabo" y subrayó que "cuando se ganan las elecciones autonómicas se gana el poder constituido, no un poder constituyente".

"No hay moderación en aceptar la ilegalidad; no hay prudencia en consentir que un poder se ejerza por quien no debe y para lo que no debe; o en que no se ejerza por quien debe y para lo que debe. No hay tolerancia en admitir la ausencia o el vacío del Estado de derecho. No es una virtud del Estado dejarse desafiar cuando se funda en el derecho y sirve a la libertad", añadió.

Aznar manifestó que el Estado de derecho "no puede quedar en suspenso o ser aplicado por cálculo político, porque eso daña la democracia española y expone a sus instituciones a la sospecha".

Al hablar del terrorismo y de las cientos de asesinados por ETA, Aznar defendió que "hacer justicia es hacer que la derrota efectiva del terror sea la culminación de nuestro pacto constitucional" y sentenció que "cualquier iniciativa política destinada a contextualizar, disculpar, disimular o interpretar la cruda realidad de lo que el terrorismo ha hecho no merece más que un rechazo rotundo y ejemplarizante".

Criticó que, en el País Vasco que siempre se ha hablado de normalización, ahora se busca "la normalización del silencio, del olvido, de la confusión" de las miles de víctimas que el terrorismo de ETA ha generado a lo largo de las décadas.

"Si alguna normalización hay pendiente es la de los valores: el valor de la vida; de la libertad; de la ley; de la solidaridad y de la convivencia cívica", sentenció. "Abandonar la violencia no puede ser solo renunciar a su uso, sino que debe ser también el reconocimiento expreso de que nunca debió ser empleada".

ARTUR MAS VE "INTRANSIGENCIA, INTOLERANCIA Y BELIGERANCIA" EN AZNAR

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha lamentado este martes que las palabras del expresidente del Gobierno José María Aznar (PP) están cargadas de "intransigencia, intolerancia y beligerancia" hacia Cataluña y sus aspiraciones democráticas.

En declaraciones a los medios tras la ofrenda floral en la tumba del expresidente catalán Lluís Companys, ha criticado que las declaraciones de Aznar son una demostración que, tras 35 años de democracia, las instituciones del Estado tienen "una mentalidad intolerante" que deberían cambiar.

Mas ha lamentado que desde que Cataluña propuso el Estatut primero, y el pacto fiscal después, solo se ha encontrado con respuestas negativas: "Con el no a todo no se construye nada".

Mas, ha advertido este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que lo que está en juego en Cataluña no es "un cambio de cromos" sino dar una respuesta madura y democrática a las demandas de los catalanes, por lo que ha reclamado poder celebrar la consulta.

Mas respondía así a las palabras del presidente del Gobierno este lunes ante los 'barones' del PP, en las que aseguró que no convertiría la financiación autonómica en un cambio de cromos con Cataluña.

Mas ha recordado que estamos en un "estadio diferente" en la que se debe "canalizar la tensión" votando en una consulta. En este sentido, ha pedido al Estado que "escuche" al pueblo de Cataluña, que respete "la voz mayoritaria del Parlament" y se siente "en una mesa a negociar".

Pese a ello, el presidente catalán sí se ha mostrado abierto a negociar con Rajoy una mejora de la financiación.

Por su parte, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha calificado este martes al expresidente del Gobierno José María Aznar de "experto de la crispación" por sus últimas declaraciones sobre Cataluña y le ha pedido que abandone esta actitud y "contribuya a mejorar el diálogo entre Cataluña y el resto de España".

"Lo que estamos viendo -ha proseguido Navarro- es que el tono de la crispación va aumentado día a día y eso se refleja en la sociedad. Lo que queremos de los responsables del Gobierno de España y del Govern de Cataluña es que se sienten, busquen soluciones y no la crispación".

IGNACIO GONZÁLEZ: FRENTE A LOS NACIONALISMOS "HAY QUE HACER UN DISCURSO MUY RADICAL Y MUY CLARO"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha señalado este martes que "frente a los nacionalismos", hay que hacer un discurso "muy radical y muy claro" basado en que "no tiene cabida" ninguno de sus planteamientos "en el contexto constitucional vigente" en España.

González en declaraciones a RNE sostenía que "hay que dejar claro a los nacionalistas" que con sus planteamientos no pueden llegar "a ninguna parte". "En todo caso, el derecho a la decisión es una decisión del conjunto de los españoles, en donde reside la soberanía nacional, y por tanto, todo lo que sea poner en cuestión eso no puede ser aceptable", ha añadido.

En su opinión, "hay que clarificar eso desde el primero momento" y a partir de ahí "todo lo que tenga encaje en la Constitución" se puede "hablar o "discutir" pero ha insistido en que hay "determinadas rayas que no se pueden pasar".

CAYO LARA: NO HAY QUE TENER MIEDO A QUE LOS CATALANES OPINEN SOBRE SU FUTURO

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha criticado que el debate en Cataluña se esté centrando en "ver quién tiene la bandera más grande" y ha advertido de que así no se resuelven los problemas económicos y sociales. En su opinión "no hay que tener miedo a que los catalanes opinen sobre su futuro en un referéndum".

"La cuestión no es independencia sí o no, ni discutir sobre las migajas, sino que hay que ir al problema de fondo: la desfiscalización de la Hacienda pública, la reforma laboral, las políticas liberales... cuyos responsables son la propia CiU, el PP y el PSOE", ha dicho en una entrevista en Radio Euskadi.

En su opinión, la fórmula del Estado federal que defiende IU puede ser "la solución" a los problemas de "encaje" de Cataluña en España.

Lara ha rechazado las declaraciones del expresidente del Gobierno José María Aznar, que ha asegurado que carece "de credibilidad y ética".