Aznar culpa a Zapatero del "lío" del Estatuto, CiU advierte que puede dejarle caer

José María Aznar
José María Aznar |Telemadrid

El ex presidente del Gobierno José María Aznar reponsabiliza a Rodríguez Zapatero del "lío" y de la "chapucera" obra de "albañilería política" realizada con el Estatuto de Cataluña. Zapatero expresaba su satisfacción por el fallo del Constitucional. CiU amenaza a Zapatero con forzar su caída y De la Vega abre la puerta a una reforma legal para salvar las objeciones de Constitucional al Estatut.

Aznar culpa a Zapatero del "lío" y pide el fin de la "irresponsable deriva de inestabilidad" . Aznar se expresado así en la apertura del curso de verano de FAES 2010, a la que ha asistido el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, y en el que ha pronunciado una conferencia monográfica sobre el Estatuto catalán.

El ex presidente ha dicho que la sentencia es "el desenlace de una mala historia" cuyos responsables están en el partido que todavía gobierna en España y en Cataluña, y "en quien dirige ese partido", en alusión a Rodríguez Zapatero. "Hemos padecido el efecto de un proyecto político que ha pretendido -y que va a seguir intentando- convertir un problema de Gobierno en un problema de Estado para encubrir sus propias responsabilidades", ha señalado.

En este sentido, Aznar ha opinado que "lo que ha quebrado no es ningún proceso de llamada construcción nacional sino una obra más bien chapucera de albañilería política para sostener en el poder a quienes ya se han cobrado con largueza los réditos políticos".

Tras asegurar que los socialistas "nos han arrastrado al límite de un Estado constitucionalmente fallido", Aznar ha subrayado que "nada de lo ocurrido hubiera sido posible si el PSOE no hubiera roto los consensos constitucionales básicos y esenciales para la estabilidad del modelo del Estado".

Aznar ha apostado por reforzar el valor normativo de la Constitución y su primacía efectiva sobre el resto del ordenamiento jurídico. "Un Estado puede ser muchas cosas pero, desde luego, no imprevisible", ha sentenciado el ex presidente, para a renglón seguido criticar el "repertorio de despropósitos" que se ha pretendido con el texto catalán, entre los que ha incluido el intento de pretender un "Estado residual".

El presidente de FAES ha subrayado que "es preciso recordar que la convivencia es un juego de límites para todos y, por tanto, hay que asumir que hay límites a la dinámica de exigencia nacionalista", ha manifestado.

RODRIGUEZ ZAPATERO: OBJETIVO CUMPLIDO

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero expresaba este jueves su "satisfacción" porque, según lo que se ha conocido del fallo, el Estatuto es "básicamente constitucional, en su inmensa mayoría".

Zapatero destacó que la sentencia es ante todo, una "garantía" del "máximo autogobierno que Cataluña ha tenido en su historia dentro de la España constitucional".

Demuestra también, a su juicio, que "no había, como algunos decían, ningún riesgo para la unidad de la España constitucional", porque "se ha demostrado que la España constitucional es fuerte e integradora", ya que así lo ha "interpretado" el Constitucional.

De hecho, ha augurado que la sentencia pondrá "fin a todo un proceso de ampliación de la descentralización política" y de "reconocimiento de más identidad de Cataluña dentro de la España constitucional y democrática que optó por el autogobierno".

En este sentido, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el de Cataluña, José Montilla, han acordado mantener una entrevista cuando conozcan "al detalle" la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de esa comunidad que consideró inconstitucionales en todo o en parte 14 artículos, y que reinterpretará otros 27.

Por otra parte, el Gobierno tripartito catalán sigue su "hoja de ruta" en una campaña de insumisión al Constitucional.

MAS ADVIERTE QUE TRAS LA SENTENCIA DEL CONTITUCIONAL PSOE Y PP NO PODRÁN CONTAR CiU

El presidente de CiU, Artur Mas, ha advertido a PSOE y PP de que no podrán contar con CiU para la gobernabilidad de España si ambos consideran que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut pone fin al proceso de descentralización autonómica emprendido en 1978. Mas ha arremetido contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer expresó su satisfacción por el fallo del Tribunal Constitucional, porque "garantiza" el máximo autogobierno de Cataluña. Son, según Mas, "manifestaciones claramente impropias de un presidente del Gobierno que votó en las Cortes el Estatut", ya que "le parece bien una sentencia que altera y en parte desnaturaliza" el texto que él mismo apoyó.

Mas ha avisado a Rodríguez Zapatero de que sea "extremadamente prudente", "mida muy bien sus palabras" y sea muy consciente de su "extrema debilidad", porque CiU, que ya le salvó la cabeza cuando permitió la aprobación de su duro plan de ajuste, podría forzar en cualquier momento la caída del Gobierno: "Que conste que esto no es una amenaza, es una advertencia", ha remachado.

DE LA VEGA ABRE UNA PUERTA A LA REFORMA LEGAL DE LA LEY DEL PODER JUDICIAL PARA SALVAR LAS OBJECIONES DEL CONSTITUCIONAL

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que "hay espacio" para realizar las modificaciones normativas que permitan reforzar la articulación del Estatut tras las sentencia del Constitucional y ha apuntado una posible reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Fernández de la Vega ha pedido "prudencia" hasta que se pueda analizar con detenimiento la sentencia del Alto Tribunal, -que podría conocerse el próximo día 12-, aunque ha avanzado que por lo que se conoce del fallo la parte referida al Poder Judicial tiene posibilidades de desarrollo normativo a través de la Ley orgánica que lo regula.

Dicha reforma se produciría en desarrollo de la propia doctrina del Constitucional para avanzar en la configuración del Poder Judicial en el Estado de las autonomías, ha añadido la vicepresidenta.

Ha afirmado además que comprende que puede haber "sensibilidades diferentes" a la hora de hacer una valoración del fallo del Constitucional y se ha mostrado convencida de que el Gobierno seguirá colaborando y dialogando con CiU para sacar adelante iniciativas en el Congreso de los Diputados.

"¿Se ha acabado algo?, no", ha afirmado la vicepresidenta, quien ha indicado que aquí lo que se ha culminado es el objetivo propuesto por el Gobierno de impulsar las reformas estatutarias, y ahora lo que hay que hacer -ha proseguido- es seguir desarrollando el Estatut porque "hay margen" para ello.

La vicepresidenta se ha referido asimismo, a preguntas de los periodistas, a la anunciada asistencia del presidente catalán, José Montilla, a la manifestación contraria al fallo del próximo 10 de julio, y ha dicho que el Gobierno ha respetado siempre, "desde la discrepancia", en este caso, el derecho a manifestarse.